Los escándalos del “Tío Terry” |
Portada » Social » Los escándalos del “Tío Terry”

Los escándalos del “Tío Terry”

Por Redacción , 23 abril, 2014

Hablar de Terry Richardson puede parecer hasta redundante para quien esté al tanto del mundo de la moda y de las celebridades en boga. Se trata, ni más ni menos, de la mente maestra detrás de controvertidos y a la vez celebrados photoshots de famosos como Lady Gaga, Milley Cyrus, Kate Moss, así como otros mucho más “formales” en los que aparecen retratados desde el reciente ganador del Oscar Jared Leto, el campeón de la NBA LeBron James, la actriz y socialité Chloë Sevigny o el Presidente Barack Obama.

Terry y Miles

Sin embargo, detrás de ese rostro e imagen que puede evocar a un eterno adolescente que ya casi alcanza el medio siglo de vida se encuentra también una faceta oscura, no tan oculta, que navega entre la polémica y lo reprobable. Una faceta en la que las fantasías sexuales y el fetichismo son llevadas al extremo. No son pocos los que señalan las excentricidades que ponen en duda el profesionalismo de Richardson en su labor fotográfica. No es un secreto que es un “pervertido desvergonzado”, dio a conocer Vocativ, que en días pasados realizó un recuento de sus escándalos más sonados en la última década. “El tóxico lujurioso se hizo de un nombre por sí mismo fotografiando mujeres bastante jóvenes en la década de los noventa, y el tío raro favorito del mundo de la moda todavía sigue con sus viejos trucos, pervirtiendo a cualquier joven aficionada dispuesta a quitarse la ropa. Sólo, que ahora paga mucho más dinero para hacerlo”

terry vergara

No obstante, la turbia reputación que lo precede no ha sido un obstáculo para que se alce en la actualidad como una de las celebridades con más hype, apareciendo constantemente rodeado de actores de cine y televisión, músicos, cantantes y modelos que básicamente ven como un must en su historial una sesión fotográfica llevada de la mano de Richardson.

El libro publicado por Taschen, célebre por realizar ediciones de otros artistas polémicos, coloca al mismo nivel de Nobuyoshi Araki, Helmut Newton o Robert Mapplethorpe, al neoyorquino de 48 años de edad, quien aprovechó el publicitado apadrinamiento de la editorial alemana, para publicar sin restricciones lo mismo modelos desnudas que a su pene o ambos. Ante la aparente mezcla de displicencia y cooperación mostrada por parte de las modelos que retrata pocos pondrían en duda el carácter abusivo del fotógrafo. Si acaso son los fetiches y extrema sexualidad en el trabajo de éste los que no se ponen en duda; pero el hecho de que este aspecto sea tan franco lo hace, si acaso, tan prohibido como cualquier material gráfico “para adultos” que no pueda solucionarse fácilmente con la etiqueta de precaución apropiada. No obstante, se trata mucho más que de un ejercicio fotográfico consensual.

terry leto

Un llamado al veto El ejemplo de esto se dio hace unos días, las modelos Sarah Ziff y Alice Shoemaker de Alliance Models, una organización libre de lucro dedicada a luchar por los derechos de las modelos dieron a conocer a HuffPost Live el lado oscuro de la moda, siendo Terry uno de los temas que tocaron al respecto. En la entrevista, fue Ziff quien hizo una invitación a nunca trabajar con Richardson de nuevo, argumentando que éste “le pedirá (a la modelo) que se quite la ropa en el casting, y en algunos casos, le de favores sexuales”. Una acusación nada nueva en la carrera del fotógrafo, quien ha sido señalado incluso de excentricidades tales como haberle pedido a una modelo de 19 su tampón para prepararse un té. “Toma las muchachas que son jóvenes, las manipula para quitarse la ropa y toma fotos de ellas de las que van a avergonzarse. Ellas se siente temerosas de decir que no, porque su agencia las reservó para el trabajo y son demasiado jóvenes para valerse por sí mismas…”, dijo en 2010 la modelo Rie Rasmussen, quien confrontó a Richardson en Paris, durante un evento de modas. “Le dije: lo que haces es completamente degradante para las mujeres. Espero que sepas que sólo te tiras chicas porque tienes una cámara, un montón de contactos de la moda y tienes tus imágenes en Vogue”, dijo Rasmusen New York Post.

El blog feminista Jezebel hace especial énfasis al señalar que es evidente que Richardson se aprovecha de la dinámica de poder desigual que existe entre la modelo joven, inexperta y desconocida, y el establecido e influyente fotógrafo de moda representado por él, con el fin de obligar a las recién llegadas a la industria a realizar algo que no quieren hacer.

terry obama

Ante la negativa de Cohen, Richardson decidió reemplazarla por una modelo que estuviera dispuesta a realizar lo que pedía para sus tomas. El escándalo más reciente fue destapado hace apenas unos días, cuando Charlotte Waters publicó una confesión anónima en Reddit sobre su experiencia de trabajo con Richardson. El caso de la joven se convirtió en uno de los más sonados en esta red y, finalmente, ella reveló su identidad para dar los detalles en torno a este episodio de su vida.

Hace cinco años, la entonces estudiante de arte de 19 años de edad, modeló por primera y última vez para Richardson, una experiencia que ha pasado el último lustro tratando de olvidar. “Es difícil no mirar hacia atrás estas cosas y ver que yo era el sueño de un violador”, dijo a Vocativ. Waters había tenido experiencia como modelo de desnudos para conocidos artistas como Richard Kern y Ron English, pero nada la preparó para lo que pasó en marzo de 2009. Así, una hora después de su llegada al estudio del fotógrafo, este había pasado su lengua por sus nalgas desnudas, le pidió que le tocara sus genitales, e incluso se vino en el ojo de ella.

terry y miles 2

Waters, ahora de 24 años y trabajando como auxiliar de enfermería en Los Angeles, admite que recordar este episodio no ha sido fácil. “Es asqueroso y me hace temblar”, dice. Sin embargo, agrega que se atrevió a contar su historia es por el bien de todas las chicas que pueden caer presa de Richardson en el futuro. Ha sido más de una década de escándalos para este fotógrafo criado en Hollywood, que comenzó su carrera a los 18 años después de tomar parte de varias bandas de punk en Los Ángeles.

Fue hasta finales de la década de los 90 cuando Terry irrumpió en la escena de la moda luego de que se mudara a Nueva York y convenciera a la revista Vibe de que lo dejaran tomar una serie de fotos junto a su padre. Aunque la colaboración fue un fracaso, las fotos tomadas en solitario por Richardson significaron el comienzo de una carrera que ahora es una de las más sólidas en el mundo de la moda, polémica aparte.Desde entonces, el “Tío Terry” ha estado produciendo campañas para algunas de las marcas más famosas de moda como H&M y Diesel, así como para los más renombrados diseñadores como Yves Saint Laurent, Jimmy Choo y Tom Ford. En 2007, Richardson ganó el León de plata en el Festival de la publicité international in Cannes, y en 2010 produjo el emblemático calendario Pirelli, todo lo cual ha contribuido a que poco a poco se convirtiera en uno de los fotógrafos más solicitados por celebridades como Lindsey Wixon, Crystal Renn, James Franco, Karl Lagerfeld, Lara Stone.

terry y moss

Lo cierto es que en la cámara de Richardson se hace una mezcla bastante heterogénea en la que desfilan lo mismo, top models, histriones premiados, presidentes y actrices porno. Un democrático ejemplo, no sólo de la cultura contemporánea estadounidense, sino de nuestros tiempos. Las críticas, por otra parte, están presentes todo el tiempo, sin importar los verdaderos motivos del fotógrafo o su discurso estético, el cual se antoja vacuo o simplón en el mejor de los casos. Está claro que Terry disfruta y asume su papel como escandalizador de la cultura pop, mientras que su trabajo responde a un mero frenesí y/o al dinero que hay de por medio en cada sesión.

Todo parece depender del cliente y, en estos momentos, son los más poderosos los que acuden con él, abrigándolo con su presencia, para que siga haciendo de las suyas. ¿Se trata pues de un oportunista o simplemente de un artista cuya obra refleja con descaro a una sociedad hipersexualizada y ausente de barreras morales? Lo cierto es que en los últimos 15 años, Richardson ha tenido a bien el don de la ubicuidad y ha hecho de esto su virtud apareciendo en el lugar indicado, en el momento oportuno y con las compañías correctas. Mientras tanto sus detractores sólo esperan que el tiempo, como siempre ocurre, se encargue de arrancar los velos y mostrar lo que se oculta verdaderamente detrás de esa sonrisa y sus pulgares alzados.

Deje un comentario