Lo que aprendí del tiempo con Javier Olivares. |
Portada » Historias Cotidianas » Lo que aprendí del tiempo con Javier Olivares.

Lo que aprendí del tiempo con Javier Olivares.

Por Eva María Torres de los Santos , 10 octubre, 2016

javier-olivaresHay chicas que sueñan con ser como Beyoncé mientras que yo sueño con ser como Javier Olivares. Más que nada porque en mi cuerpo, hace años que las grasas se tomaron muy a pecho aquello de que ancha es Castilla, así que curvas yo ya tengo. Y porque, bailar como la diva, te debe de dar, por lo menos, lumbago crónico. Y está la Seguridad Social en España como para coquetear con ella.

No. Yo no quiero dominar el escenario sino el tiempo. El de fuera y el de dentro. En el que se vive y sobre el que se escribe.

Hace unos días, en la  página de Facebook de la Delegación de Juventud de mi pueblo me encontré con un cartel que anunciaba un encuentro con Javier Olivares y en el que se leía: «Todo lo que quisiste saber y ahora puedes preguntar sobre el Ministerio del Tiempo». O lo que es lo mismo, se avisaba que el guionista creador de la serie, Javier Olivares,  dedicaría parte de la tarde del sábado aguantar estoicamente todas las preguntas min-histéricas que le quisiéramos hacer, así fueran del tipo: ¿Cuándo salen las oposiciones para ser funcionario del Ministerio del Tiempo?

Tuve claro que no me perdería ese evento. No porque sea fan de la serie, tampoco porque sea Licenciada en Historia y ni siquiera porque sea escritora, bueno, esto último lo pretendo, que no es poco. Sino porque con Javier Olivares me ocurrió un día lo que con Philip Roth hace unos años. Cuando leí “El lamento de Portnoy” de Philip Roth sentí envidia, muchísima envidia que pronto se tornó en admiración, pues sabía que nunca había leído nada igual, nunca me había encontrado con una técnica literaria así y yo quería escribir de esa forma, con mi sello, pero con esa maestría. Me volvió a ocurrir lo mismo al ver primer capítulo de El Ministerio del Tiempo, sentí envidia, ¿por qué nunca se me había ocurrido a mí una idea así? Sabía que estaba ante un producto diferente y ante una idea rompedora que a mí no me encajaba ni en TVE, sinceramente.

Ayer, sábado 8 de octubre, acudí al encuentro acompañada por dos amigas, que no querían perder la oportunidad de hacerle preguntas al creador de una serie que nos tiene tan enganchadas.

De riguroso negro, como es habitual en él y como si jugara a ser el esbozo de un personaje que aún está por dibujar, Javier Olivares llegó a tiempo y lo detuvo. Me di cuenta…

Puedes seguir leyendo esta crónica en EVAdeTE, ESCRITURA CREATIVA.

Deje un comentario