Portada » Internacional » Las Maras un peligro para México

Las Maras un peligro para México

Por Trixia Valle , 23 abril, 2019

Maras: Un peligro para México al abrir la frontera sur

No es broma: Las mujeres en México estamos en grave peligro. He vivido toda mi vida en la Ciudad de México, tengo 45 años y hemos pasado temporadas feas con robos y secuestros, donde luego volvía la calma y así, cíclicamente las aguas volvían a su cauce, con ayuda de la policía y algunos otros servicios de inteligencia. Sin embargo, desde que la persona que hoy nos gobierna, tomó el cargo hace aproximadamente 150 días, las cosas van de mal en peor y la seguridad de mujeres de todas edades, en especial las jóvenes, está cada vez peor.

Tengo una hija preciosa de 16 años por quien jamás había temido, vivimos en una zona segura, va en colegio religioso que está a menos de 500 metros de casa, conozco a sus amigas y a sus padres desde que tienen 5 años y estoy al pendiente de ella constantemente. Ahora, independientemente de la educación que le hemos dado, su seguridad no sólo depende de su prudencia, sino de que se están llevando mujeres en centros comerciales, afuera de las escuelas, en las calles y tengo TERROR de que mi hija pueda ser llevada por alguien.

Incluso tres planteles de una prestigiada universidad en el Estado de México, colindante con la ciudad, cerraron por semanas sus puertas pues llegaron en varias ocasiones camionetas con varios hombres a robarse a sus alumnas. Todo ello puso de moda el #MeEstánLlevando para que cualquier mujer en peligro ponga su ubicación y un mega chat de motociclistas de la Ciudad de México y colindancias, puedan acudir a su rescate. La sociedad civil se está organizando para poder apoyar en esta ola de violencia a nuestras mujeres, mientras que las autoridades brillan por su ausencia y las decisiones de gobierno van de mal en peor.

Yo no dejo de preguntarme, ¿cómo está sucediendo esto? ¿Qué cambió en 150 días para se desate esta ola de violencia y robo de mujeres que nos pone a todos a temblar? Y de pronto, en uno de los más exclusivos centros comerciales de la Ciudad de México, Artz pedregal, encuentro mi respuesta… Paseando, observando y conspirando, encuentro a 4 integrantes de las organizaciones delictivas de la Mara Salvatrucha, que vienen de Centro América, caminando como si nada, entre nuestras jovencitas en este lugar “supuestamente seguro”. Yo sí les puedo asegurar que, en 45 años, jamás la gente de este tipo, se atrevía a entrar a lugares como este. El hacerlo, representa una clara provocación y una llamada de atención de nuestra seguridad que está en riesgo.

Puedo decir sin temor a equivocarme, que el aumento del robo de mujeres se debe en gran medida a la decisión de Presidente, que lamentablemente tenemos en México, al dar acceso a los migrantes y abrir la frontera sur que siempre había estado muy resguardada por la seguridad de los mexicanos. En el periódico El Estado, este 14 de abril se publica un artículo que reza “Maras, un riesgo con las caravanas migrantes” y las autoridades aseguran que la escoria de los países del sur está intentando cruzar para evitar ser detenidos en sus lugares de origen donde hay cargos en su contra. Aunado a ello, nuestras autoridades y soldados mexicanos están siendo frecuentemente insultados y golpeados por estas caravanas de personas indeseables, que están siendo perseguidas por un fuerte operativo en Guatemala, Honduras y El Salvador y pretenden refugiarse en México ante las políticas pro migrantes del presidente, que parece odiar a nuestro país, poniendo en riesgo todo lo que hemos construido con años de esfuerzo.

Aunado a esta política promigrante, que abre las fronteras a personas temerarias, mal educadas, resentidas y violentas del sur, los programas de apoyo a NUESTROS HERMANOS MEXICANOS MIGRANTES han desaparecido… Ya no existen apoyos para quienes dejaron nuestra tierra para irse a buscar oportunidades en Estados Unidos, y que por alguna razón quieren regresar a México. A ellos se les tendía la mano de vuelta con programas tipo #BienvenidoPaisano que los recibía, como se debe, con los brazos abiertos de regreso a su país, pues esto ya no existe, ahora el apoyo va a las Maras… Y mientras todo esto sucede, México duerme.







Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.