Las empresas miran el Liderazgo de Francisco |
Portada » Marcas y Empresas » Empresa » Las empresas miran el Liderazgo de Francisco

Las empresas miran el Liderazgo de Francisco

Por Juliano Oscar Ortiz , 21 noviembre, 2014

Muchas son las características que determinan la fisonomía distintiva de una empresa en cuanto a su entorno, y en este caso, hay un buen número de esas particularidades que se asemejan con el estilo del Papa Francisco para gestionar su pontificado.

« El objetivo

Se piensa que los líderes deben encaminarse hacia un objetivo preciso, lo cual es cierto, pero no hay que olvidarse que ese objetivo solo será posible si está compuesto de diez objetivos básicos, que los líderes como Francisco reúnen. Tener un proyecto que invite a ir por todo, ofrecer subir escalones en la empresa, dar libertad a sus colaboradores y allegados, sentir el proyecto en lo más hondo, llegar primero e irse último, adherir en su espíritu el sentimiento de pertenencia y amor por la compañía, celebrar cada éxito, entrar a la empresa con optimismo, analizar y estimular la capacidad de aprendizaje ante los errores, y por último, ser empáticos y solidarios con los compañeros.      

     

 « El entusiasmo

El Papa pide un corazón entusiasta a sus feligreses, es lo mismo que debe transmitir y contagiar un líder. El médico español Gregorio Marañon dijo, “La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual”, y para ello el motivar en forma permanente y decidida, hace que siempre se apunte hacia arriba. Los equipos de trabajo motivados que desbordan entusiasmo, son los que mejor se adaptan a las circunstancias desfavorables y saben aprovecharse de las favorables. Nada se logra sin una dosis de entusiasmo. “Prefiero los errores del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría” escribió Anatole France, pensamiento que va con aquel que dice que el talento no es solo saber, sino también es querer y hacer.    

« El equipo

Francisco eligió colaboradores capaces y de extrema confianza para llevar a cabo los cambios que hace mucho tiempo exigía la sociedad. Como buen líder buscará sacar lo mejor de cada una de las personas que trabajan en su equipo con el fin de obtener el resultado óptimo. Cada logro atribuido a su persona está construido gracias a esos colaboradores que él no esconde ni resta méritos. Es importante significar que su gestión está determinada por ese equipo de gente al que pondera, y en el que cada uno de sus componentes sabe qué hacer y cómo llevarlo a su máximo esfuerzo. Su liderazgo es palpable y auténtico si miramos la gente de experiencia que lo acompaña en su pontificado.

« Los valores

Francisco sabe que el mundo perdió muchos valores, y que la Iglesia no supo, en varios momentos históricos, cómo afrontar esos retos. Hoy, la gente está necesitada de un líder que le haga recordar la necesidad de volver a sentir y pensar como lo que somos, seres humanos. Serenidad, equilibrio, confianza, optimismo, empatía, emoción, son virtudes y propiedades que él traspasa con energía y decisión. Asimismo, las empresas tienen que transformarse y convertirse en tangibles humanos, ser estructuras emocionales adaptables para encarar retos a largo plazo. En diferentes partes del planeta, las crisis económicas y políticas afectan a las organizaciones dejándolas a merced de mercados que fagocitan su capacidad de supervivencia. La humildad y el sacrificio, son herramientas que las empresas deben utilizar para meterse en el barro y salir adelante.

Las empresas inteligentes tienen la posibilidad de extraer de Francisco las cualidades que lo convirtieron en un líder mundial, su humilde carisma excede su altísimo cargo y lo posiciona como un referente indudable. A ese objetivo deben dirigirse las compañías para sobresalir, transformar su capital humano y ganar en rentabilidad.

Deje un comentario