Lágrimas de sangre en Gaza |
Portada » Columnistas » Lágrimas de sangre en Gaza

Lágrimas de sangre en Gaza

Por José Luis Muñoz , 4 Agosto, 2014

GAZALa operación Filo Protector suena bastante mejor que Plomo Fundido. Suena. Pero todo lo que venga de Israel y caiga sobre Palestina es más plomo fundido que otra cosa. El asesinato de tres israelíes, seguido de la quema en vivo de un muchacho palestino y el lanzamiento de cohetes Qassam por parte de Hamas ha precedido a la enésima invasión del Tzáhal en la Franja de Gaza. Mientras los rudimentarios cohetes Qassam lanzados por los milicianos de Hamás son interceptados por el escudo antimisiles de Israel, nada detiene el bombardeo inmisericorde por tierra, mar y aire del ejército más poderoso de la zona y uno de los más modernos del mundo. Israel, con la tecnología punta que le suministra Estados Unidos, masacra poblaciones de la Franja de Gaza y a sus pobladores. No estamos hablando de ninguna guerra, puesto que no se están enfrentando dos ejércitos, sino de una masacre en toda regla. Israel, un estado que tiene patente de corso, se salta todas las convenciones internacionales y castiga sin tregua a la ya diezmada población palestina de ese esmirriado territorio, encajonado entre un muro ciclópeo y el mar, que no tiene escapatoria posible y agoniza entre sus ruinas. El dolor nos golpea a diario. De entre la ruina y destrucción constante se extraen cuerpos calcinados. Los objetivos son hospitales, escuelas, ambulancias, viviendas. El espectáculo después de la limpieza es dantesco. Parece que Gaza haya sido sacudida por un terremoto y el gobierno de Netanyahu afirma que seguirá con su ofensiva hasta destruir todos los túneles a través de los cuales los milicianos de Hamás atacan a los puestos militares israelíes.

Una amiga muy sensibilizada por el tema del Holocausto que acaba de regresar de Auschwitz me dice que ya no puede llorar por esos seis millones de judíos que fueron exterminados hace 73 años. Se preguntaba, mientras recorría los hornos crematorios en los que fueron incinerados tantos seres humanos, qué pasaba por la mente de los grupos de judíos, muchos de ellos israelitas, que paseaban en silencio por ese lugar siniestro. ¿Eran conscientes de que ellos se estaban convirtiendo en los nuevos nazis, que estaban reproduciendo con los palestinos lo que los carniceros del Tercer Reich habían hecho con sus ancestros? Improbable. Para buena parte de la población de Israel que aplaude esta sanguinaria intervención militar en la Franja de Gaza los palestinos no son de los suyos, los palestinos han dejado de ser seres humanos, son el enemigo, todos, hombres, mujeres y niños y, por lo tanto, pueden ser exterminados. Parecido proceso de deshumanización al que fueron sometidos los judíos víctimas de la Shoa a quienes los nazis, cruel ironía, llamaban con desprecio musulmanes. Por esa razón los elegantes oficiales de las SS, los que iban vestidos con uniformes de Hugo Boss y conducían Wolkswagen, podían estar acariciando las cabezas de sus hijos arios y minutos más tarde estrellar contra un muro a un niño judío que acababa de desembarcar de los trenes de la muerte.

No nos engañemos. Buena parte de Alemania era cómplice de esa siniestra matanza o miraba hacia otro lado, o sencillamente se cubría las fosas nasales para no oler el insoportable hedor a carne quemada que brotaba de esos hornos crematorios que trabajaban a destajo. No nos engañemos. Buena parte del mundo aplaude lo que está haciendo Israel en la Franja de Gaza, cierra los ojos ante los 400 niños asesinados por esos nuevos Herodes y justifica la matanza con argumentos tan canallescos como absurdos. Hace dos días un parlamentario europeo holandés vino a decir lo que piensan muchos de los que aplauden esta masacre espantosa: que Hamás utiliza a la población como escudo humano. El argumento que utilizan últimamente los asesinos en serie uniformados de toda ralea. Cargan la culpa sobre la víctima.

No hay peor terrorismo que el que estamos viendo. Las bombas caen sin cesar hasta no dejar piedra sobre piedra. De nuevo La Biblia, el Antiguo Testamento, y ese deseo de venganza, de aplicar el ojo por ojo, diente por diente, al que es tan dado el estado de Israel y el pueblo elegido. Barbarie impune sabiendo que no van a tener ningún tribunal que les juzgue porque estamos en un mundo absurdo e injusto con doble vara de medir. Terrorismo de un ejército que no hace otra cosa que alimentar el terrorismo de los movimientos radicales islámicos que se inmolarán en los próximos años por la yihad. Quizá sea eso lo que busquen. La inestabilidad de la zona, además del negocio que toda masacre conlleva.

Y la Comunidad Internacional, esa pomposa entelequia, calla, quizá porque estamos de vacaciones y finales de julio y principios de agosto sea una buena época para cometer esta clase de crímenes. La ONU condena con su tibieza habitual la conducta de Israel. La ONU condena la destrucción de sus escuelas en la Franja de Gaza porque no le queda más remedio. Pero Israel sigue con su operación, hasta que el trabajo esté terminado, ayudado por EE.UU., del que es su avanzadilla en Oriente Medio. Israel es la base norteamericana más importante del mundo.

¿Y la llamada izquierda? ¿Dónde está? ¿Qué está haciendo? ¿Se fue también de vacaciones? Se han convocado algunas manifestaciones, pocas, a las que ha asistido menos gente. Ha habido algunas intervenciones parlamentarias discretas. Podemos, hace unos días, en el Parlamento Europeo, pidió sin éxito una condena. América Latina nos toma la delantera. Venezuela, Cuba, El Salvador y Bolivia han  roto sus relaciones con Israel. Evo Morales va más allá: Israel es un estado terrorista. Brasil, Perú, Ecuador y Chile llaman a consulta a sus embajadores.

¿Qué está haciendo la izquierda en España ante esta masacre evitable? Poca cosa. ¿Por qué no se está exigiendo ya la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel? ¿Por qué no se retira el embajador español en Tel Aviv? ¿Por qué no se llama al boicot de todos los productos que lleguen de Israel? ¿Por qué no se pide a los turistas que no viajen a ese país mientras siga gobernado por delincuentes que conculcan todas las leyes del mundo civilizado? ¿Por qué no se paraliza todo el comercio con ese estado terrorista? ¿A qué están esperando para recoger millones de firmas indignadas que obliguen al gobierno a tomar una postura de clara condena hacia lo que está sucediendo?

El mundo está de vacaciones mientras Gaza llora lágrimas de sangre, una vez más, la enésima, que no será la última.

6 Respuestas a Lágrimas de sangre en Gaza

  1. Galicia en el país de las maravillas Responder

    4 Agosto, 2014 a las 12:34 pm

    Su amiga ‘muy sensibilizada’ debería profundizar más en lo que le cuentan del sitio que visitó. No es casualidad que negar el hecho y la cifra que se da por oficial e irrebatible esté perseguido penalmente en bastantes países europeos, que no en América, en Asia ni en África. ¿Curioso, no?

    Aunque la colaboradora de este diario, Bendahan, saltará, los lectores debemos saber discernir y calibrar qué esta sucediendo en Palestina, a la vez que ponemos en su sitio a los manipuladores de la Historia; la de entonces y la actual.

    Demasiadas contemplaciones y bulas se les concede al pueblo elegido, cuya maniobra propagandística de depredadores de quién ose poner en duda la gran patraña, les permite llevar a cabo todo tipo de fechorías por todo el planeta. Ya saben: que si liga anti difamación por aquí, que si asociación de amistad por allí…

    Y, mal que le pese a los miembros de esa comunidad, algo sucede cuando todas las civilizacioones, culturas y sistemas ideológicos se los saca de encima.

    ¿O es que, además de la brutalidad ejercida en la franja de Gaza, no están siempre detrás de todo lo que corrompe, diluye, enfrenta, expolia y daña a los que no son cómo ellos?

    Últimos casos: los socios de Pujol padre y Pujol Hijo; o el especulador que hundió el Banco de Inglaterra, Soros; o el buitre carroñero artífice actual de la suspensión de pagos argentina (default), el usurero Paul Singer.

    ¿Seguimos?

  2. pablo Responder

    4 Agosto, 2014 a las 2:15 pm

    Es increible el último comentario, y el señor Muñoz deberia responder, no creo que él desee que se use la opinión de un articulista para dejar testimonio de un racismo feroz. Osea que la persecucion de los homesexuales se legitimiza por que esta extendida en el mundo musulman por ejemplo, o el maltrato de la mujer, o la persecución de los cristianos que se esta produciendo en varios lugares sin que parezca importar a nadie…
    No.

    Descaradamente se esta usando varios planos historicos para seguir hablando de lo mismo. y no me parece que tengan la misma idea del mundo este señor de Galicia que el articulista.

    Justificar el exterminio le convierte en un delincuente.

    Por otro lado, las víctimas merecen mas respeto del que uds hacen, usan a las victimas para sacar de paseo un odio renovado y me parece perverso.

    No a Hamas. Él es el responsable de tanta victima en Gaza. La política de Guerra de Israel es debatible, se va a investigar cada caso como sucede siempre. pero no entender la amenza que supone vivir bajo misiles, los tuneles que quieren exterminar al otro, resulta sospechoso. ¿quien es la víctima?

    Por cierto a mi en particular me cabe en el sufrimiento unos y otros, no como a esa señora tan sensible que debe descartar a unos para mirar a los otros.
    ¿Es que no se dan cuenta? que clase de delirio esta afectando a la razón.

    Una señor llama negro al presidente de EEUU y puta a su mujer por defender a unas niñas nigerianas, negras si, y qué. no se dan cuenta de esta sin razón.
    No hay que odiar a unos para amar a los otros. no lo dice la biblia pero si mi corazón, joder.

    • Galicia en el país de las maravillas Responder

      4 Agosto, 2014 a las 7:14 pm

      Pablo. No me intimide. En ningún momento apelo a nada racista. Aludo a un hecho más que comprobado en relación a cómo se maneja y manipula a la opinión pública. Partiendo de que el enemigo de mi enemigo no es mi amigo; y el amigo de mi amigo no tiene porqué serlo mío, como librepensador (¿sabe lo que significa?) puedo opinar libremente y decir lo que considere oportuno.

      Usted deje de coaccionarme y de forzar al Sr. Muñoz a que me responda. Lo hará si le place. O ¿es que hasta ahí son capaces de llegar los defensores de una única verdad impuesta mediante persuasión propagandística y chantaje emocional para generar sentido de culpabilidad a la Humanidad?

      Respéteme y deje de mentir. Yo no he mentado ni por un momento nada relacionado contra los homosexuales; no se me ocurriría empatizar con Hamas ni nada que se la parezca, ni acepto que alguien ataque a Obama y a su mujer por haber defendido públicamente a las niñas cristianas nigerianas.

      No se confunda. Los tiempos del dominio absoluto de unos sobre el resto se está acabando. Va usted con el paso cambiado.

  3. pablo Responder

    5 Agosto, 2014 a las 10:44 am

    Apelar a la razón lo llama coacción.

    Se siente intimidado, ¿por que? ha usado una columna para decir:

    “Y, mal que le pese a los miembros de esa comunidad, algo sucede cuando todas las civilizacioones, culturas y sistemas ideológicos se los saca de encima.”

    Claro que algo sucede cuando eso pasa, y por eso pongo ejemplo de otras victimas, mujeres por ejemplo. nadie culpa a la mujer de ser atacada. Al menos en el undo civilizado.

    Si hay algun culpable de las expulsiones o de las persecuciones ideológicas son los pensamientos intolerantes, y sobre todo la pasivdad.

    Sobre el tema del articulo, sobre Gaza que de eso se hablaba, quien debe responder ahora es Hamas y la ONU. Israel se ha retirado. Hay un drama humani, hay dolor y tragedia. pero Hamas no se hace cargo de su pueblo. ataca sin importarle las consecuencias, como se llama a eso.
    me voyu de vacaciones así que lamento mucho interrumpir esta conversación. Creo que además no comprende bien el español…

  4. Yolanda Vicens Responder

    7 Agosto, 2014 a las 5:26 pm

    El ataque verbal entre ustedes, no soluciona nada ni para unos ni para otros, ni para los colectivos que han nombrado, sin venir nada a cuento del artículo que escrito por el Sr. Muñoz.
    Es una lástima, que a pesar de ser un artículo donde nadie ha tratado de hacer comparación alguna, donde tan solo se ha tratado de sensibilizar un poco a la población, un artiículo donde el Sr. Muñoz, tan solo ha compartido las sensaciones vivídas de una amiga, durante su visita al campo de concentración de Auschwitz y ha compartido dichas emociones incluyendo las suyas propias, ustedes tan solo tengan fuerza para increparse el uno al otro.

    Felices vacaciones a ambos!!.

  5. José Luis Muñoz

    José Luis Muñoz Responder

    10 Agosto, 2014 a las 12:48 am

    Creo que en mi artículo queda muy clara mi posición. El Holocausto, sin la menor duda, es el crimen más espantoso que se ha cometido. Lo paradójico es que el estado que se nutrió con los hijos de sus supervivientes esté actuando como sus verdugos de antaño. Israel tiene patente de corso, patente que le da EE.UU, para saltarse la legalidad internacional y hacer oídos sordos a todas las condenas. Tan criminales me parecen Hamás como el estado de Israel que lleva practicando desde su misma constitución el terrorismo. No hay asesinos buenos y asesinos malos. Los asesinos son todos malos. Y al margen de consideraciones políticas, de reivindicaciones históricas, lo que me horroriza es la muerte incesante de civiles, entre ellos más de 400 niños, y la indiferencia de la Comunidad Internacional,

Deje un comentario