La vuelta atrás de España |
Portada » Columnistas » Luces y sombras de los unicornios » La vuelta atrás de España

La vuelta atrás de España

Por Antonio Rodríguez Jiménez , 21 Marzo, 2014

España vuelve hacia atrás a pasos agigantados. Ya ha dejado de ser el lugar ideal para trabajar cuando se convirtió en el país próspero del ladrillo. Todo aquello se cayó y algunos lograron derribarlo con la esperanza engañosa de solucionarlo algún día. Lo único que anhelaban aquellos profetas de la anti crisis era derribar al Gobierno de Zapatero para erigirse ellos y llevar al país a la situación de desastre en la que está actualmente. Lo lograron, pero dos años después los ánimos de la ciudadanía están por los suelos, de ahí que las marchas por la dignidad sean algo necesario e imprescindible.

            Nunca habíamos visto tanta miseria. Y demasiada paciencia se tiene. Ex ejecutivos en la colas de Cáritas pidiendo comida, familias en las que ni uno solo de sus miembros consigue llevar dinero a su casa para comer, extranjeros que no tienen acceso a los médicos y que sufren las mismas inclemencias o más que los nacionales, profesores en paro, jóvenes licenciados con máster y doctorado que en un porcentaje mínimo consiguen puestos de becarios que duran seis meses y en los que les pagan menos del salario mínimo interprofesional. España se ha convertido en el país de la miseria y la pobreza. El desempleo alcanza al 26% de la población activa, es decir, afecta a seis millones de personas. El Gobierno de Mariano Rajoy sigue amenazando con nuevas reformas fiscales y laborales. De lo que se trata es, llana y simplemente, que se beneficien los ingresos más altos y se empobrezcan aún más los más bajos. Al Sr. Rajoy no le gustaba la España socialista porque había algo de equilibrio, y apuesta por una España desequilibrada y pobre, tercermundista.

Los datos están ahí, basados en informes realizados por diversas asociaciones, que indican que el 60% de los españoles está en una grave situación de extrema pobreza, aumentando ésta en muy pocos años en un 35%. Más de tres millones de españoles viven en una pobreza extrema. De la tan cacareada crisis sólo se recuperan los más ricos a fuerza de bajarles los salarios a los más pobres, por lo que los trabajadores se hunden en su propia miseria. Hay familias enteras que no reciben ni un euro. La política de protección social también se ha reducido considerablemente. ¿Qué hace el Gobierno de Rajoy por España y los españoles?

Estudios realizados por la Banca (BBVA) aportan el curioso dato de que España no empezará a recuperarse hasta el año 2025, mientras que el empleo en EEUU se estabilizará en este mismo año y en la zona de la UE, en 2017. Pero lejos de adoptar una actitud humanitaria o una política más social, el Gobierno sigue actuando contra la población sometiéndola a una férrea pobreza y a una injusticia social sin límites. De ahí que las marchas por la dignidad estén más que justificadas.

Hablar ya de Cultura es algo anecdótico, en el sentido de que se encamina hacia su desaparición, al menos en el sistema cultural que conocemos. Los presupuestos de cultura bajaron considerablemente. La política de proyección cultural fuera de España se redujo drásticamente, cerraron centros del Instituto Cervantes, despidieron a muchas personas y las partidas casi desaparecieron. También dieron orden a sus ayuntamientos de restringir al máximo todo lo relacionado con la cultura, pero lo más grave es que también afectó a la educación.

Y para colmo de posiciones y de intransigencias, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (PP) se permite el lujo de equiparar a los grupos de la dignidad con grupos neonazis griegos. Expresó exactamente que “las mismas cosas que están en manifiesto las encuentro en el programa político de Amanecer Dorado, un grupo neonazi griego”. La interpretación del Sr. Ignacio González es una aberración indigna de un servidor público.

Si mostrar el rechazo a las políticas del Gobierno que condenan a los ciudadanos al paro, a salarios de miseria y de absoluta pobreza, es una expresión neonazi, ¿qué tipo de expresión se merecen los que condenan al pueblo al hambre y sólo se preocupan de abastecer a los que más tienen?.

Los españoles están aprendiendo una gran lección. Pero la Democracia es noble y tiene sus armas. El cambio en las urnas se va a producir. Este Gobierno cainita, que está llevando al país al desastre tiene que salir y la población es la única que puede remediarlo. Mientras tanto hay que hacer frente a las políticas destructivas.

Deje un comentario