La verdad de Rosa |
Portada » Columnistas » La verdad de Rosa

La verdad de Rosa

Por Yolanda Larrea Sánchez , 13 octubre, 2015

 

Rosa Díez ha hablado, y lo ha hecho alto y claro para las cámaras de ‘La Marimorena’ de 13TV. Por fin, la ex Portavoz del Grupo  Parlamentario de UPyD se quitó la mordaza. Y digo mordaza porque en el último año son escasas las intervenciones en las que se ha contado con personas de la formación del partido magenta; Y no ha sido por elección propia. Hemos asistido al aniquilamiento de un partido político. Sin embargo, según se pudo ver durante la entrevista a su cara más visible, no están muertos. Como el animal herido que se vislumbra así mismo víctima de una injusticia, UPyD se revuelve contra los dictámenes del Cuarto Poder.

La causa  se sustentaba, según unos y otros, en las ansias de poder de la vasca, que parecía no querer pactar con Ciudadanos. Según vendían, prefería ser cabeza de ratón antes que cola de león. Siguiendo con la metáfora animal, lo que no contaron estos mismos medios es que Albert Rivera había salido un tanto serpiente: Sibilina en sus deseos, serpenteante y con un plan trazado de antemano. Según la fundadora de Unión Progreso y Democracia, el partido de Rivera nunca quiso en verdad pactar con ellos. Esta cara oculta de los ‘naranjitos’ se atisbó más clara que nunca en un artículo de Rafael Navarro para ‘El Mundo’, donde hablaba de los políticos con padrino. Si la cosa iba de teatro, no podía faltar el más acostumbrado a las tablas. En uno de los pocos soplos de veracidad de periodismo de los últimos meses, Rafael nos descubría los presuntos tejemanejes de un Toni Cantó que decidió morder la mano que tanto le dio de comer. Lejos queda ya aquella imagen de Díez entrando de su brazo a ‘Los Goya’. Toni Cantó, el de “los animales no tienen derechos y muchas de las denuncias de mujeres maltratadas son falsas” demostró no solo lo que ya se sabía, que no era buen político, sino que tampoco era buena persona. Supuestamente, ya en marzo de este año acordó con Albert Rivera hacerse con el poder de UPyD y pasarlo en bloque a Ciudadanos. Si antes hablábamos de aniquilamiento, el actor quiso hacer una tragedia griega la mar de sangrienta. Igual le dieron todas las defensas públicas por sus numerosas meteduras de pata que tanto costaron a su ya antiguo partido. Aun así, se quiso vender como una muestra más del desafecto hacia estos: “Hasta Toni Cantó abandona el barco”.

Sin embargo, si alguien tiene más de ‘7 vidas’ en este oficio llamado política es Rosa Díez. Debió de suponer que su tiempo en 13TV no sería demasiado, y lo aprovechó al máximo. Soltó algunas bombas que dan cuenta de que, el partido que fundó, tiene las ideas claras, y gusten o disgusten, están lejos de la ambivalencia de nuevas fuerzas como Podemos, con mucho mayor apoyo mediático. “Hay que cambiar la Constitución para blindar la igualdad de los españoles” soltaba al ser preguntada por la cuestión soberanista. No le sorprendió la situación puesto que la descentralización de España es tan grande que, lo más lógico, era que los catalanes pretendiesen la independencia, “subvencionada por España“, claro, de otra forma sería inviable, tanto en términos europeos como en el mantenimiento del estado de bienestar de los catalanes. Defendía una reforma de la Constitución muy distinta a la de un Pedro Sánchez que no sabe si viene (con Podemos) o va (con Ciudadanos). Criticó también las actuales problemáticas en Educación. Según ella, 17 sistemas educativos tienen la culpa, y es el Estado quien debería encargarse. Unos sistemas educativos cada vez más tendentes a los ataques de autodeterminación palaciega que a la formación cultural de los jóvenes.

Por otro lado, Rosa destapó la caja de pandora cuando se atrevió a ejemplificar la influencia de los medios periodísticos en la visibilidad de una campaña política. “El director de ‘El País’ me dijo…¿quieres portada? Pacta con Ciudadanos”. La cosa no se quedó ahí. También se atrevió a soltar a los tertulianos que, fuera de los micros y cámaras, sus ‘colegas’ fundamentan la batería de Ciudadanos en la presencia del Ibex 35, que en su momento pareció estar detrás de Podemos. Para cuando aquello hasta Ricardo Martín había pasado de periodista a mimo.

Ciudadanos no es más que el partido de Albert Rivera. Prueba de ello es que, el 10 de septiembre, 17 días antes de las elecciones catalanas, se supo que 7 de cada 10 catalanes no conocían a Inés Arrimadas. En cada acto allí estaba secundándola él. Los resultados ya los conocemos todos. Ellos se dejaron la voz en contra de la corrupción aunque, como en el caso de Andalucía, llegado el momento dio igual el mantenimiento de imputados para llegar a acuerdos de gobierno. Es sorprendente que en la ciudadanía parezca no reconocerse que fue Unión Progreso y Democracia el partido que se posicionó como acusación particular frente a numerosos casos de corrupción, con Bankia a la cabeza, hasta quedarse sin un solo euro. Pesebreros y cortesanos cerraron filas.  “Nuestro mayor problema fue ser libres y autónomos” aseguraba Díez. El sábado Pablo Iglesias habló de poder, de estrategias, de campañas…en definitiva, de ansias de Moncloa. Rosa, en cambio, habló de su verdad; de hacer, ante todo, políticas. Servicio público en manos de Andrés Herzog y su gente que cada día queda más solapado entre inauguraciones de autopistas y coletas recortadas. La falsa humildad a lomos de los poderes fácticos tampoco parece dirimir las problemáticas de un país cuya economía todavía pende de un hilo. Porque una cosa es predicar, y otra, señores, dar trigo.

7 Respuestas a La verdad de Rosa

  1. Pedro Ramos Urarte Responder

    13 octubre, 2015 a las 5:44 pm

    Por fin un artículo de prensa que habla claro y sin tapujos sobre la situación política en España, y cuenta algunas de las cosas que vienen ocurriendo últimamente. La diferencia entre lo que ocurre y lo que nos cuentan, entre hacer política al servicio de la ciudadanía y decir que se va a hacer…

    • Yolanda Larrea Sánchez

      Yolanda Larrea Sánchez Responder

      13 octubre, 2015 a las 6:29 pm

      Gracias por tus palabras, Pedro. En ‘El Cotidiano’ siempre se intenta dar visibilidad a todas las cuestiones políticas, independientemente del partido implicado. A UPyD lo han querido borrar..pero no sabían que toda acción deja su huella. Al final, con tantos intereses partidistas de lo que menos se está hablando es de verdaderas políticas de servicio público. Gracias de nuevo por su interés.

  2. alicia Responder

    13 octubre, 2015 a las 6:18 pm

    Siempre he pensado que es uno de los políticos más honestos de este País y nunca he entendido por qué razón no llegaba a tener el lugar que parecía merecer. Creo que uno de sus errores, quizá el más grande, es no haber sabido rodearse de gente válida, el tal Toni Cantó no me ha parecido que fuera ni buena persona ni buen político. ¡Lástima!

    • Yolanda Larrea Sánchez

      Yolanda Larrea Sánchez Responder

      13 octubre, 2015 a las 6:27 pm

      Hola, Alicia. Gracias por tu interés y, sobre todo, por mostrar tu opinión. Coincido contigo en muchas cosas. Si ves la entrevista a la que me refiero en el artículo (está en YouTube) o cualquier otra de estos días, una se da cuenta de que, estés de acuerdo o no con ella el control que tiene sobre todo asunto de orden público es notorio. Seguramente, con el tiempo se valore más su figura. Y Toni Cantó y sus salidas de tiesto han causado bastante daño a la credibilidad y la simpatía por la formación magenta. Al final, fuego amigo y traición, personal y política.

  3. Iván Maldonado Responder

    13 octubre, 2015 a las 10:21 pm

    Buenas noches. Y muchas gracias por su artículo. Quisiera saber algún día cómo es que pasó completamente desapercibida la intención de los dos partidos “emergentes”, Ciudadanos (bueno, estos llevan unos añicos ya) y Podemos. Aquí se narra, y muy bien, sobre lo pretendido pir el señor Rivera. Pero por qué casi nadie repara en que el señor Iglesias, líder de Podemos, se adelantó en el tiempo en la intención de socabar a UPyD boicoteando un acto de Rosa Díez en la Universidad Complutense, Errejón a la cabeza? (http://m.youtube.com/watch?v=OQ7nSDWJ5s0). La gente no entiende lo que significa ese pequeño detalle? Muchas gracias de nuevo por el artículo.
    Iván Maldonado.

    • Yolanda Larrea Sánchez

      Yolanda Larrea Sánchez Responder

      13 octubre, 2015 a las 11:01 pm

      Buenas noches, Iván. No sé darle una respuesta exacta. Lo que sí creo es que no es nada sorpresivo ese acto viniendo de la formación de la que viene. Seguramente hubiese ocurrido igual con cualquier otro político, con tal de ser reconocido a nivel nacional o representar a un partido de centro, centro-derecha. Evidentemente la figura de Errejón en algo así es clave, y es en el 2010, año en que comienza a fraguarse el descontento social. Un grupo de estudiantes insatisfechos y un profesor-líder que los alienta contra una persona símbolo de lo que para ellos significa el estándar de las instituciones: lejanía, perpetuación en la vida política (sin importar si la gestión es buena o no)… No olvidemos que el partido nace en círculos, en círculos de universidades, guidados por Monedero e Iglesias.
      La verdad es que no había visto el video, y considero que hay otras formas de mostrar tu disconformidad que no boicoteando un acto en el que también se está faltando al respeto a otros compañeros que. como se ve, sí quieren escucharlo. ¿Cuántas de todas esas personas puestas en pie sabían en su momento lo que suponía, por ejemplo, el incremento de la prima de riesgo? Ahí lo dejo. Eso sí, como he dicho, es tan solo mi humilde opinión. Cualquier otra puede ser igual de respetable. Muchas gracias por interesarse en el artículo. Un saludo

  4. LOTUS Responder

    20 diciembre, 2015 a las 10:49 am

    No solamente es un buen artículo, sino que además deja entrever un análisis claro de la realidad española, cada día más mediatizada, lo que paradójicamente anula el juicio crítico de muchos. Yo en su día también quedé ”hipnotizada” por las palabras de un joven que prometía un cambio mucho más civilizado que el del Sansón progre. Sin embargo, los datos nos demuestran que ni Mariano es demonio,ni Rosa bruja, ni tampoco que los ángeles redentores sean morados y naranjas.

    PD: necesitamos más periodistas como la del artículo. Aquí huele a pluma hispanista…(¡Mi Yolus!)

Deje un comentario