La tercera jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid apostó por el espectáculo |
Portada » Mujer » Moda » La tercera jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid apostó por el espectáculo

La tercera jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid apostó por el espectáculo

Por Paloma Aparicio , 17 febrero, 2014

El alicantino Juan Vidal, que consiguió el premio L’Oreal a la mejor colección la pasada edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, abrió este domingo la tercera jornada de la pasarela madrileña derrochando glamour y presentando a una mujer elegante, fuerte y, sobre todo, amante de la libertad. Para ello, recurrió a faldas midi y mini, blusas de seda estampada y abrigos “oversize” en luminosos naranjas, granates o morados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Moisés Nieto apostó por el binonio blanco-negro y por el color gris para vestir a una mujer eminentemente urbana. La geometría, la superposición de prendas, los escotes pronunciados y la combinación de tejidos fueron las principales propuestas del modisto ubetense.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El espectáculo llegó de nuevo a la MBFWM de la mano de la firma Andrés Sardá, que, bajo el acertado nombre de “Carpe Diem”, mostró un exquisito conjunto de prendas inspiradas en la vitalidad de la mujer. Tules, aplicaciones de pedrería, encajes y juegos de transparencias potenciaron su sensualidad gracias a una magistral puesta en escena, con la modelo Bimba Bosé y su novio Charlie Centa comandando la mesa de mezclas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La diseñadora Ana Locking nos trasladó a tierras americanas con una colección actual, rica en tejidos e inmersa en una variedad cromática inspirada en los paisajes estadounidenses. El verde de Yosemite, el aguamarina de Maine o el naranja de Arizona se materializaron en pantalones largos, abrigos, ponchos, faldas de tubo y vestidos, cargados de plumas, lazos, y lentejuelas y perfectamente acompañados de sombreros y, como no podía ser de otra manera, de botas de cowboy.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los incondicionales Victorio & Lucchino inauguraron los desfiles de la tarde con una contundente apuesta por la sobriedad. Bajo el predominio absoluto de la falda en sus múltiples formas, el desfile de los sevillanos ofreció volúmenes marcados, juegos de texturas, motivos florales, rayas diplomáticas y una paleta cromática dominada por el negro y los tonos tierra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El bilbaíno Ion Fiz propuso un interesante viaje por la meseta central española apoyado por la espectacularidad de la puesta en escena. El joven diseñador se decantó para el día por tejidos cálidos como la lana, la alpaca o el mohair, por las líneas depuradas y por colores que evocaban paisajes campestres, como el ocre o el verde caza, mientras que el negro se convirtió en el protagonista indiscutible de la noche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Agatha Ruiz de la Prada se encargó de cerrar la tercera jornada de la cita madrileña con una efectiva promoción de la marca sobre la pasarela y el regreso de los estampados clásicos mezclados entre sí. Nubes, flores, corazones y estrellas se integraron en “leggings”, faldas y abrigos “oversize” de amplios volúmenes y variados tejidos, como la felpa, el neopreno o el raso. Sin olvidarnos, por supuesto, de su particular gama de colores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

Deje un comentario