La tentación de San Valentín, de Francesc Rovira Llacuna |
Portada » Cultura » La tentación de San Valentín, de Francesc Rovira Llacuna

La tentación de San Valentín, de Francesc Rovira Llacuna

Por José Luis Muñoz , 6 marzo, 2015

LA TENTACIÒN DE SAN VALENTÍNCon la arquitectura de la novela negra se puede incursionar maravillosamente bien en el género de humor, y la hibridación, cuando hay talento, suele ser descacharrante. El vasco Juan Bas, director del festival La Risa de Bilbao, puede ser considerado como uno de los máximos epígonos de esta variante literaria en España.

La tentación de San Valentín tiene los ingredientes precisos para que una novela de este tipo, más humorística que negra, funcione y enganche. La investigación de Marc de Prim, un abogado atípico con coleta, que tiene un canario en su pisito de soltero que atiende al nombre de Pavarotti y dedica  los fines de semana a cabalgar a lomos de una Harley Davidson con sus amigotes Pascual, Alaric e Isabelo, con los que forma el grupo Moteros de la Justicia (todos son abogados, fiscales o jueces) se centra en unos chanchullos urbanísticos en los que la clase política local está bien implicada, es decir, actualidad total, sólo que Francesc Rovira LlacunaLa respuesta está en Orsay y Héroe en la casa de los vientos—no pone nombre a la formación política y deja que lo haga el lector en función de sus fobias.  Tiene la desgracia nuestro héroe de enamorarse de una señora estupenda, Claudina—sencillamente descacharrante la secuencia de la seducción tipo mantis de la mujer imponente al abogado con coleta—, futurible alcaldesa de Cabrera de Mar y novia de Conrado Sautier, un arquitecto director general de urbanismo que suena para ministro. No faltan muertes, como la de la prostituta María Perejil, paródica; párrafos subidos de tono—En lugar de mostrar contrariedad, me clavó de nuevo su mirada verdiazul y me acercó la boca muy despacio. Mis labios se encontraron con los suyos, al mismo tiempo que mi mano fue progresando muslo arriba hasta llegar a palparle sus finas bragas de tacto sedoso—,  ni situaciones rocambolescas que hacen que la novela avance entre las manos del lector a una excelente velocidad de crucero.

Cuida mucho el abogado y profesor de narrativa sabadellense Francesc Rovira Llacuna el lenguaje, construye imágenes tan efectivas como descriptivas—Mis dedos se lanzaron a marcar el móvil de Claudina con la fatalidad del exalcohólico que toma furtivamente la botella a sabiendas de que, con ese gesto, contraviene su voto de abstinencia—, tiene un excelente oído para los diálogos, con los que moldea perfectamente los personajes de su novela coral, hace que la ironía planee siempre por la novela—Con el pequeño tsunami, se me había soltado la goma con la que me sujetaba la coleta y debía parecer el león de la Metro, una vez acabado de asear con la manguera a presión por los cuidadores del zoo—y sabe dotar de un buen ritmo a una narración que, por su tipología, es un poco deudora de las películas de Luis García Berlanga plagadas de conseguidores, trepadores y políticos que buscan el enriquecimiento personal.

Una novela para disfrutar sin complejos, tremendamente divertida y excelentemente bien escrita.

Título: La tentación de San Valentín
Autor: Francesc Rovira Llacuna
Género: humor
Editorial: Ediciones Carena, 2015
ISBN: 978-84-16054-73-2
Páginas: 277
Precio: 17 €

12 Respuestas a La tentación de San Valentín, de Francesc Rovira Llacuna

  1. Pere Responder

    12 junio, 2015 a las 4:35 pm

    Un libro completo. Cualquiera se puede sentir indentificado en múltiples pasajes que discurren a lo largo del libro. Realmente te atrapa. Felicidades!

  2. Lluis Caralt Responder

    13 junio, 2015 a las 6:44 pm

    Un libro apasionante que te atrapa desde el principio. La trama, policíaca, tiene reminiscencias de la mejor Agatha Christie. Personalmente se me ha hecho corto. Un libro de lectura obligada para los amantes de la buena literatura. Felicidades a su autor, Francesc Rovira !

  3. Joaquim Alvarez Responder

    13 junio, 2015 a las 7:52 pm

    Tercer libro de Francesc Rovira, y cada vez mejor¡ La Tentación de San Valentín empieza tranquila pero cada vez va cogiendo más intensidad y las últimas 80 páginas ya las leí de forma impaciente por saber el final de la historia… Muy buena! La recomiendo

  4. Elena ALMEDA Responder

    13 junio, 2015 a las 9:05 pm

    Conozco personalmente a Francesc Rovira. Nos unen las mismas inquietudes literarias, ya que también soy escritora.
    Me invitó a la presentación de su novela “La Tentación de San Valentín” y en ese acto, compré su novela. Ya la he leído, y tardé muy poco en hacerlo, ya que su lectura es amena. Con muchas páginas llenas de sentido del humor e ironía.
    Y entre líneas lo dice muy claro todo.
    En ella se entrelaza el vigente tema de la corrupción, en este caso política y narra sus trifulcas y artimañas, para que el “poder” duerma con ellos siempre. A veces parecen buenos funambulistas, tambalean, pero llegan a conseguir su objetivo para estar en “primera página”. Mezclado con los palpitares del corazón, cuando es zarandeado y no consigue conquistar a su amada. En definitiva un tema que “te pega” a las páginas, hasta que has devorado la última palabra. Me dejó muy buen sabor de… Os aconsejo leerlo.

  5. Climent Vilella Responder

    14 junio, 2015 a las 10:22 am

    “La tentación de San Valentín” es un libro muy interesante. Escrito con agilidad narrativa se lee sin desmayo porque su tema, tratado con mucho sentido del humor, es de rabiosa actualidad.

    “La tentación de San Valentín” és un llibre molt interessant. Escrit amb agilitat narrativa es llegeis sense descans perquè el seu tema, tractat amb molt sentit de l’humor, és de rabiosa actualitat.

  6. Climent Vilella Responder

    14 junio, 2015 a las 10:26 am

    Recomiendo la lectura de la página 169 donde describe el tanga de la difunta. Un párrafo antológico.

    Recomano la lectura de la pàgina 169 on descriu el tanga de la difunta. Un paràgraf antològic.

  7. Jordi Vila Responder

    14 junio, 2015 a las 3:45 pm

    És una novela molt interessant que et té enganxat fins al final. Amb tocs eròtics i una mica d’humor. Felicitats pel llibre!

  8. Cloti Responder

    16 junio, 2015 a las 6:12 am

    Es una novela negra que entremezcla el erotismo y el suspense, contada con un fino humor. Como si el narrador lanzara un sutil guiño para que el lector se la tome con la seriedad que crea conveniente. Una excelente novela que a mí se me ha hecho corta.

  9. Maru Tienda García Responder

    16 junio, 2015 a las 7:28 pm

    He disfrutado y reído tanto leyendo esta novela que os la quiero recomendar.
    Soy una lectora empedernida, pero no soy asidua al género de novela negra.
    Tuve la fortuna de asistir a la presentación del libro. Conocí a Francesc Rovira y José Membrive, desde entonces Amigos.
    Al leerlo, era la voz de su autor la que oía, tan ágil y jovial que me enfrasqué totalmente.
    Lamenté acabarlo, se me hizo corto.
    Por favor, leedlo. No os lo perdáis.
    Besos de colores!

  10. laura Responder

    6 septiembre, 2015 a las 3:53 pm

    Creo que es redonda “La tentación de…” no chirría por ningún lado. Se lee como se escucha una melodía bien creada y orquestada. Es equilibrada, un poco más racional que emocional porque así es Marc…. por eso hay ironía en la narración y no humor explícito. Francesc tiende hilos argumentales, los lanza desordenados y en el lector encuentra la colaboración necesaria para que los lea y enrolle en madejas y así dejarlo todo en su sitio de nuevo.

  11. Mar Montilla Responder

    19 febrero, 2016 a las 12:42 pm

    Si ya disfruté leyendo Héroe en la casa de los vientos, considero que con La tentación de San Valentín Francesc Rovira Llacuna se ha superado a sí mismo, que ya es decir. Engancha desde el principio, con un estilo narrativo impecable, que agiliza su lectura, y se desarrollan una serie de enredos que giran alrededor de Marc de Prim, un simpático abogado nada convencional, motero de fin de semana, que lo mismo da de comer a su canario Pavarotti que se monta en su Harley Davidson enfundado en su chupa de cuero, con la coleta al viento. La tensión sexual flota en el aire cada vez que aparece en escena Claudina, una exnovia por la que aún se siente irresistiblemente atraído. Y mientras resuelve el caso que tiene entre manos se van destapando turbios asuntos vinculados a una red de políticos prevaricadores y corruptos, y la trama se complica con un asesinato inesperado. Derrocha sentido del humor, y el suspense te mantiene en vilo hasta el último capítulo. Me he reído tanto con las ocurrencias del protagonista que, dicho sea de paso, es algo patoso… Excelente. Lo recomiendo sin asomo de duda. Enhorabuena, Francesc.

  12. Monica Ivulich Responder

    9 julio, 2017 a las 11:34 am

    comienzo a leer su novela: en la tapa hay una sugerencia de novela negra. En la contratapa promete tensión y erotismo, con un abogado atípico.Pues sí, tan atípico es el abogado que es incorruptible, lleva coleta, es motero y tiene un canario llamado Pavarotti. Este abogado me fascinó y solo deseaba viajar en su moto y participar en su aventura… No pude dejar el libro hasta las 5 de la mañana en que me obligue a dormir.Es que no leía, estaba en el interior del libro, que más que una lectura fue una especie de visualización donde me interné como lo hizo Alicia a través del espejo… más aún, dormida seguía en las investigaciones y elucubraciones de Marc Prim a través de una trama de corrupción política… muy actual o debo decir muy de siempre.Claro que no falta el erotismo, la muerte de una prostituta de apellido Perejil, la muchacha que ocupa su corazón e imaginación romántica desde seis años atrás (fácilmente se la puede imaginar como a Rita Hayworth en su versión de Gilda) y sus intrépidas maniobras para ganar un caso que, aunque es justo, su manipulación se basa en una mentira con visos de ser descubierta en cualquier momento, añade tensión extra.

Responder a laura Cancelar respuesta