La lluvia de estrellas Camelopardálidas se prevé para la madrugada de este sábado |
Portada » Ciencia y Tecnología » La lluvia de estrellas Camelopardálidas se prevé para la madrugada de este sábado

La lluvia de estrellas Camelopardálidas se prevé para la madrugada de este sábado

Por Lucía Berruga Sánchez , 23 mayo, 2014
Lluvia de Perseidas

Lluvia de Perseidas

Esta madrugada del 23 al 24 de mayo habrá muchas posibilidades de ver una lluvia de estrellas que ha sido bautizada como lluvia de Camelopardálidas, que, según ha pronosticado la NASA, podrían provocar un espectáculo mayor que la lluvia de Perseidas de agosto.

La posibilidad proviene de que se produzcan o no diversos factores y modelos teóricos que, de sucederse, llevarían al estallido de una actividad meteórica con origen en la constelación boreal Camelopardalis (Jirafa), de ahí su nombre, y el causante sería el Cometa 209/LINEAR, de 600 metros de diámetro y que posee un periodo orbital alrededor del sol de unos cinco años.

Los modelos teóricos de los que depende se basan en conocer la posición y evolución de los enjambres así como cuándo y cómo fueron expulsados por el cometa. Estos modelos funcionan muy bien para cometas bien estudiados, pero en este caso la lluvia de estrellas depende de un cometa que no está bien determinado, por tanto, “la incertidumbre en su posición y densidad de estos enjambres es alta y son demasiados parámetros libres para poder asegurar si realmente se producirá la lluvia de estrellas y qué actividad tendrá“, ha señalado Serra-Ricart,astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)

Dicho cometa fue descubierto en el año 2004 por el proyecto Lincoln Near-Earth Asteroid Research (LINEAR).

Durante sus paseos cósmicos la roca helada va perdiendo material volátil hasta el punto de convertirse, próximamente, en un núcleo muerto y sin actividad; pero la cuestión es que, la acumulación de estos fragmentos podrían provocar que esta noche de madrugada una espectacular lluvia de estrellas, con fragmentos grandes y brillantes, incluso más que Venus y que se podrán contemplar desde la Tierra, cuando la roca se encuentre a unos 8 millones de kilómetros de la misma.

Quienes quieran observar el posible fenómeno desde España dispondrán de toda la madrugada para hacerlo, especialmente en sus últimas horas. Sin embargo el punto cumbre para verlo desde nuestro país, aunque todavía no está bien determinado, se estima para las 8 de la mañana, hora peninsular española, por lo que con casi completa seguridad no habrá mucho que ver.

Los más afortunados serán los habitantes de Norteamérica ya que la lluvia será completamente visible desde América del Norte. Para todos los demás, el observatorio estadounidense Slooh retransmitirá el fenómeno -de producirse- en streaming.

 

Deje un comentario