¿La esperanza de México? |
Portada » Internacional » ¿La esperanza de México?

¿La esperanza de México?

Por Trixia Valle , 31 enero, 2019

Fotografía; Alberto Pérez Mosqueda

Hoy se cumplen 60 días de gobierno bajo el mando de Andrés Manuel López Obrador, quien en campaña se auto nombró a él y a su movimiento como “La esperanza de México”. Bajo un discurso de hegemonía liberal y de completa integración a los pueblos indígenas, una enorme generalidad creyó y sigue creyendo en él, a pesar de los errores. La falta de agudeza por parte de esta mayoría poblacional en México, tras mirar los traspiés que se están cometiendo, preocupa, y preocupa mucho, puesto que sólo se puede llamar a esto: fanatismo.

Además del problema de la gasolina, mencionado anteriormente en mi columna, ahora nos enfrentamos al peor bloqueo ferroviario en la historia, pues desde el 14 de enero en el estado de Michoacán, los maestros de la CNTE sección 18, han tomado las vías del medio de transporte más importante del país, que lleva materia prima a los estados de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, entre otros. De acuerdo al Consejo Coordinador Empresarial, estos actos representan una pérdida de 500 millones de pesos diarios, y mientras esto sucede, en un cinismo sin freno, el gobernador de Michoacán se paseó en la Feria Internacional de Turismo en Madrid para promover su estado del 23 al 27 de enero, en lugar de resolver y negociar con los maestros para exigir que liberen las vías.

Cabe mencionar que en México hay dos sindicatos magisteriales: el SNTE y la CNTE… uno es el correcto y otro es el revoltoso. Pues en este caso Michoacán y sus vías se encuentran atacados por el revoltoso CNTE, que es el mismo sindicato que ha desestabilizado y maltratado Oaxaca sin freno desde hace más de 20 años. Así que es vital para el país que, con fuerza, o con dinero, o con negociaciones, o como sea, quiten a estos manifestantes antes de que la crisis industrial del país se agudice en un punto de crisis económica, que haga que, poco a poco, nuestro dinero valga nada.

Por otro lado, el actual gobierno reinante del Movimiento de Regeneración Nacional, agrupadas en las siglas que forman la palabra MORENA, fue astuto desde su creación, ya que el nombre avoca al color de piel de la mayoría de la gente en México, que es de tez morena, y sólo con este hecho, mira hacia la inclusión. Además, de manera indirecta, hace referencia a la Virgen Morena, nuestra Virgen de Guadalupe, sin que ello signifique el gobierno esté a favor de la religión, esto sólo se usó como estrategia política. Con ello, se podría pensar que la mayoría de los pueblos indígenas estarían en favor de AMLO y de su partido MORENA, sin embargo, esto no es así y por el contrario, el movimiento indígena armado EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), que surgió en Chiapas desde el 1º de enero de 1994, se ha manifestado en contra del gobierno desde el anuncio del Tren Maya.

Las cosas comienzan a estar a punto de ebullición, los empresarios se ven cada vez más preocupados y se anuncia en la primera plana del Financiero, este martes 29 de enero, una posible desaceleración en el país debido al freno en las importaciones. ¿Cuáles son las medidas que se van a tomar? ¿Cuál es la posición del gobierno? Pues la verdad quién sabe… nadie lo sabe a pesar de que Andrés Manuel se levanta todos los días bien tempranito a dar su discurso diario frente a los medios, teniendo de fondo a todo su gabinete y lo único que repite a diario es que se necesita tiempo, que confíen en él, que todo se va a mejorar… lo malo es que no dice cuándo, cómo, dónde y con quién. Queda claro que las buenas intenciones en el gobierno no funcionan, funcionan los hechos y los planes bien ejecutados.

Jamás habíamos tenido un presidente tan sobre expuesto a los medios, con el “fin” de dar confianza y comunicar lo que sucede, pero que al final no dice nada y sólo tiene a su pobre gabinete como muppets amaestrados tras él, jamás participando con un comentario o propuesta. Es como si él fuera el único que decide hoy en México y el único que reporta las mejoras… Quizás no se ha enterado que todos los gobernantes sabios de la historia, se han encargado de tener consejeros y personas de apoyo, porque está claro que Roma no se hizo en un día… y por supuesto que no se hizo con una sola persona.

Así las cosas, mientras México duerme.

Deje un comentario