La crueldad del fútbol |
Portada » Deportes » La crueldad del fútbol

La crueldad del fútbol

Por Albert Bellera , 21 Abril, 2014
Paulao es consolado por compañeros y rivales.

Paulao es consolado por compañeros y rivales.

 

Paulao decide que no quiere seguir jugando y se borra del partido.

Ayer, domingo 20 de abril el Betis visitaba al Rayo Vallecano con el objetivo de seguir soñando con la salvación, un sueño que se convirtió en pesadilla para su central Paulao. En el minuto 14 de partido el central bético recibió una cesión sencilla de su compañero Perquis y trató de combinar con su portero Adán al primer toque, el balón quedó corto y Rubén Rochina, titular en la delantera del Rayo, lo aprovechó para hacer subir el 1-0 al marcador. En el minuto 27 se produce un centro lateral que Paulao introduce en su propia portería tras un intento de despeje fallido. El jugador, tocado después de su anterior error, se hunde y pide el cambio provocando el asombro de todos los espectadores, incluso de algunos de sus compañeros. El entrenador del conjunto verdiblanco Ramón Calderón atendió su petición, y en el minuto 32 de partido Paulao era sustituido. El jugador no pudo contener las lágrimas una vez en el banquillo, consciente de que había cometido dos errores fatales para el futuro de su equipo en primera división.

Quedan únicamente 4 jornadas de liga y la situación del Real Betis Balompié refleja la impotencia y la desesperación de  un equipo que ya se ve en segunda división. El equipo se encuentra a 10 puntos de la salvación marcada por el Real Valladolid con 32 puntos y un partido más por disputar. A falta de 12 puntos por jugar, con un vestuario desestructurado, y una afición que empieza a volverse en contra de la institución, parece que nos encontramos delante de un caso de descenso como consecuencia de una pésima gestión de la plantilla.

 

Deje un comentario