La alargada sombra de Béla Guttmann |
Portada » Deportes » La alargada sombra de Béla Guttmann

La alargada sombra de Béla Guttmann

Por Albert Bellera , 16 mayo, 2014
Guttmann en una foto de archivo

Guttmann en una foto de archivo

Béla Guttmann nació en Budapest, Austria-Hungría, el 13 de marzo de 1900, y murió en Viena en 1981 .Béla desarrollo su carrera futbolística como jugador en Hungría, Austria y sobretodo en Estados Unidos, donde jugó durante 6 años hasta en 5 equipos diferentes. Posteriormente Guttmann reapareció como entrenador en 1933, un año más tarde de retirarse como jugador, y llegó a entrenar equipos de la talla de Benfica, Milan y Oporto.

Cuando Guttmann llegó al Benfica lo hizo procedente del Oporto, su máximo rival, realizó una drástica limpieza de plantilla, hasta 20 futbolistas tuvieron que dejar el club por petición de Guttmann. Recién llegado, Béla demostró su fuerte carácter y empezó a moldear la plantilla a su gusto, apostando por africanos pertenecientes a las colonias portuguesas, entre esos jugadores se encontraba un tal Eusebio. Como buen estudioso del fútbol, Guttmann se adueñó de la formación 4-2-4 y estampó su sello en ella.

En su palmarés como entrenador destacan sobre todo las 2 copas de Europa ganadas con el Benfica en 1961 y 1962, eran años en los que el conjunto portugués acariciaba el cielo, y además, veían como nacía una estrella mundial llamada Eusebio. Se preveían grandes éxitos a nivel europeo en un futuro a corto plazo, tenían un entrenador ganador, una joven estrella fiel a los colores, y un proyecto deportivo sólido.

La maldición de Guttmann

Béla Guttmann, después de haber ganado dos trofeos europeos de forma consecutiva, pidió un aumento de sueldo, algo lógico vistos los méritos mostrados los años previos. Los directivos del club, con Antonio Carlos Cabral al frente, no aceptaron su petición, y tras tensarse las relaciones entre ambas partes, el Benfica terminó despidiendo al mejor entrenador de su historia. El día de su despedida Guttmann pronunció unas palabras que quedarían para la historia del fútbol:“Nunca, ni en cien años, el Benfica volverá a ganar un título en Europa sin mí. Me voy”.

Han pasado 52 años desde entonces y las palabras de Béla Guttmann siguen pesando sobre el escudo del club portugués, desde que fueron pronunciadas el Benfica ha perdido 8 finales europeas (5 de copa de europa y 3 de copa de la uefa), la última el pasado 14 de mayo frente al Sevilla de Unai Emery. Por culpa de la maldición o no, el Benfica lleva 52 años sin ganar un título europeo, una estatua en honor al mítico técnico Austro-Húngaro, y una dedicatoria al ya fallecido Eusebio, no fueron suficientes para que las Águilas de Portugal volvieran a reinar en Europa. Por este motivo, cada vez que el Benfica pierde una final europea o es eliminado de ella, se dice que la sombra de Béla Guttmann sobrevuela el estadio.

Deje un comentario