Portada » Economía » Las kellys pasan a la economía sumergida tras el aumento del salario mínimo

Las kellys pasan a la economía sumergida tras el aumento del salario mínimo

Por Luis Duato , 28 diciembre, 2019

A comienzos del año 2019 se decretó que el sueldo mínimo quedaría en 900 euros al mes. Aunque la intención era mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, los resultados han sido muy diferentes y no todo el mundo se está beneficiando como se esperaría. Las más afectadas son las pequeñas y medianas empresas.

Dentro de este grupo se encuentran “las que limpian” hoteles, o empleadas del hogar mejor conocidas como “Las Kellys”.

Con este aumento salarial muchas de ellas pasaron a una economía sumergida, donde deben trabajar menos horas, pero con mayor carga de trabajo. Otras con menos suerte han sido despedidas y sin derecho a ser recontratadas. Algunos expertos ya habían predicho estas consecuencias.

(…) muchas de ellas pasaron a la economía sumergida. Otras con menos suerte han sido despedidas y sin derecho a ser recontratadas.

«Muchas de estas camareras ganan entre 1,5 y 2 euros por habitación y con este sueldo tan mísero se les hace imposible higienizar correctamente las habitaciones«, según apuntan desde ABC Limpieza y, añaden: «es fácil que su trabajo quede muy por debajo de los 750 euros mensuales en contraste con lo que cuesta alquilar una habitación en un hotel de lujo«.

Por ejemplo, en Barcelona el Hotel Vela tiene un coste aproximado de 315 euros la noche. En el Hotel The Serras la habitación doble tiene un coste de unos 740 euros.

Esto muestra el gran desequilibrio que existe entre los salarios de las Kellys y los beneficios del sector hotelero, que facturó aproximadamente 17.000 millones de euros el ejercicio anterior.

El principal objetivo de las Kellys es pasar al convenio del sector hotelero y dejar de estar sujetas a las empresas multiservicios, ya que estas solo les ofrecen contratos por horas y a veces sin descanso semanal. Por tal motivo estas trabajadoras se han visto en la obligación de salir a marchar para reclamar sus derechos.

Una de las cosas que piden es la derogación de la reforma del Estatuto de los Trabajadores impulsada por el anterior gobierno. Además, mientras luchan por sus derechos exigen la jubilación anticipada, el reconocimiento de las enfermedades laborales y más horas de descanso semanales.

Una de las cosas que piden es la derogación de la reforma del Estatuto de los Trabajadores impulsada por el anterior gobierno.

También han organizado campañas vía Twitter donde hacen una llamada de atención al turista para que no se hospede en hoteles externalizados, pues la cantidad de estrellas ya no es garantía y la higiene es muy superficial. La asociación anhela una “ley” que prohíba la externalización de la limpieza.

Han sido muchos los ministros y dirigentes políticos que se han reunido con la asociación kellys, pero sin ningún éxito aparente.

La limpieza en un hotel es fundamental para atraer a los clientes. Así es que, sin la dura labor de estas mujeres, el turismo en España se vería gravemente afectado. Son casi imprescindibles para el sector hotelero pero lamentablemente no se les está dando el reconocimiento salarial debido.

Mantener las habitaciones y el resto de la casa limpios no es solo cuestión de fregar pisos, es prácticamente un arte. En cualquier caso, se merecen tanto como otro trabajo una regulación que les permita realizar su labor en unas condiciones adecuadas.

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.