Judit González, donde el cine se rinde a la belleza |
Portada » Columnistas » De este blog no viviré » Judit González, donde el cine se rinde a la belleza

Judit González, donde el cine se rinde a la belleza

Por Fermín Caballero Bojart , 1 febrero, 2015
Judit González (Foto:Ana Ramírez)

Judit González (Foto:Ana Ramírez)

Como arena de playa esperando a orillas del Atlántico el baño salado del azul, me alcanza el reflejo de los iris marinos de Judit. En ellos aprecio una piel moteada, inocente, amarrada al muelle áureo de su cutis perfilado por rasgos celtas. Casi esteparios. Camina a media ola entre el talento femenino de una directora de cine de nova escuela y una galega convencida de sí misma y sus posibilidades. Al llegar me rescata con su voz de un naufragio de candidez y ternura para sobrevivir a su currículum.

Dos licenciaturas, dos másteres y cuatro lenguas que confluyen como ríos al atardecer bajo el foco de un escenario imaginado por primera vez a los cinco años tras una cámara. Nacía la cineasta Xudit Casas y no podía ser de otra forma. Singladura que la llevó a surcar las líneas del lenguaje audiovisual y detenerse en medio de los sargazos. La nave, anclada en la universidad, para trazar el nuevo y definitivo rumbo, a través del teatro, hacia el oficio para el que ha sido llamada: El arte de filmar, de ver la realidad con el catalejo de un viejo lobo de mar.

Con Sobre a morte do Bieito (2009), su opera prima, llama a la puerta de los festivales del cortometraje. Reconocimiento internacional que impulsa de nuevo su trayectoria hacia Tercera oportunidad (2012), un corto tremendo que rasga las vestiduras de todo cinéfilo viviente. Y embarcados en este viaje de ultramar nos miramos, frente a frente, y apostamos por hablar de nuevos horizontes que la convertirán en la modelo Judit González.

Antes de morir dicen que vemos nuestra vida, fotograma a fotograma, en lo que dura un chupito de orujo. ¿Con que momentos te quedas de los vividos hasta ahora? Como buena directora de cine me tengo que quedar con todo lo vivido, lo malo y lo bueno, es la experiencia personal lo que hace al o a la cineasta, la que hace que mire el mundo desde un prisma personal que después se plasmará en una obra cinematográfica con una forma única. Cada persona es única y la mejor película que existe es la propia vida.

Esta parece fácil. ¿Hermanos Coen o Polanski? Pues, Lars von Trier.

Con esta me la juego: ¿Qué le falta a Galicia para impulsar la industria cinematográfica? Dinero. La industria cinematográfica, en general, requiere de ingentes inversiones de dinero y el mercado actual hace que la inversión siempre sea de riesgo. Yo, personalmente, creo en la cultura compartida y en el concepto de comunidad y, en esto último, creo que en Galicia ya se está gestando, aunque lento. Me gustaría que permitieran elegir en qué proyectos culturales quiero que se invierta el dinero de mis impuestos, por ejemplo. Otro problema, es el “trabajar por amor al arte”, algo que tenemos que aprender a no hacer. Desconozco cuántos directores de cine viven realmente solo de hacer cine dentro de la industria, pero creo que escasean. Falta respeto hacia la profesión, pero el respeto tiene que empezar por nosotros mismos, los y las profesionales de este sector.

Seguimos con cine. Acuñaron el concepto “miedo escénico” cuando los equipos europeos visitaban el Bernabéu. ¿En que confía el cineasta? En su mirada, que es lo que hace al o a la cineasta. El miedo escénico es la carencia de confiar en uno mismo, ser tu propio enemigo. Lo mejor es pensar en qué es lo peor que te podría pasar y, generalmente, te das cuenta que no pasaría nada, o por lo menos, nada peligroso. El miedo solamente paraliza y yo, aunque sea por simple curiosidad, acabo siendo muy valiente.

La quinta a doble o nada: ¿Será el siglo XXI, de una vez, el siglo de las igualdades? ¿Enderezará el cine del siglo XXI al hombre del XX? Ojalá. El cine, o mejor dicho, el arte del cine, que no es lo mismo, siempre puede ser un catalizador, porque eso es el arte, la manifestación de la expresión de la humanidad. El arte de verdad nunca te deja indiferente, es provocador, te hace ir más allá y ayuda a que ciertos valores éticos (y necesarios) se vayan asentando en la sociedad.

Mujeres al poder. ¿Cuando y porqué? El poder corrompe, independientemente del género. Lo suyo sería hablar de respeto hacia la mujer, hacia sus opiniones, igualmente válida que la de cualquier “hombre blanco”. Hace unos años leí un artículo que decía que la igualdad llegaría en unos 500 años. Algo desolador, pero soy optimista. Últimamente, gracias a Internet, estoy viendo muchas más noticias feministas (no confundir feminismo con el término hembrismo, por favor). Las mujeres nos estamos empezando a soltar en Internet y eso se está reflejando en los contenidos, seguro que pronto habrá estudios que cercioren este tema. Un ejemplo es la moda para “tallas grandes” y el auge que está teniendo. Las mujeres estamos demandando lo que queremos y no lo que siempre nos han dicho que queremos. Nos estamos quitando el miedo a decir lo que pensamos.

¿Te resulta sencillo conjugar talento y explosividad? No acabo de entender la pregunta, porque nunca me he considerado “explosiva”. Pero si hablamos de talento como algo mental y, explosividad como el físico, a veces me resultaba frustrante ver que hay gente que se acerca a ti por tu físico, y no por tu talento, que era en lo que he estado volcada toda mi vida, mi gran pasión. Para ser directora de cine no hace falta ser “mona”, así que de alguna forma me incomodaba. Ahora, he decidido verlo desde un punto de vista positivo, como un valor añadido que no perjudica mi carrera, si no que la puede beneficiar, ya que puedes conocer mi talento a raíz de fijarte en mi físico.

Cambio de aires. Un truco para salir guapa en un día de lluvia. Evitar coger frío, sin salud no hay belleza, no hay nada. El mejor truco es que si una persona se siente guapa, lo va a transmitir y va a atraer por la energía y la actitud que desprende. Seguridad en una misma o en uno mismo, ese es el gran truco.

Un diseñador, una modelo, un estilo. En cuanto a diseño, citar a Érase que se era, de Alba Vázquez & Raquel Sousa y, también a Borja Varela, nuevas y jóvenes promesas ourensanas. Una modelo… ¡pues yo misma! Dicen que tengo rasgos celtas y, eso, como gallega, me encanta y hace que me sienta muy orgullosa. Y, sobre el estilo, pues el que cada persona considere para sus propios gustos y comodidad.

Sobre zapatos. ¿Qué consejo le darías a tu mejor amiga el día de nochevieja? Mis mejores amigas no me preguntarían por zapatos. De hecho, soy yo la que les suelo preguntar a ellas por consejos de estilismo, cuando tengo un evento, rueda de prensa o me van a fotografiar para algún medio. En mi caso personal y por mi altura, no uso frecuentemente tacón, pero sí me gusta poner tacones en ciertas ocasiones, y la verdad, no solo por una cuestión de estética. Para una directora de cine que trabaja siempre con perspectivas, cambiar el punto de vista, ver el mundo unos cuantos centímetros más arriba es algo realmente curioso.

Algo personal. ¿Por qué una mujer con talla grande se lanza a la pasarela?A raíz de editar “Enséñame, pero bonito”, un documental sobre educación alternativa y libre me puse a pensar en qué cualidades podría tener además de las que ya conocía. Nunca he sido consciente de mi potencial físico, pero un día, por curiosidad y debido al auge de noticias sobre tallas grandes, empecé a investigar los requisitos físicos y, cuál fue mi sorpresa, que parecía cumplir con ellos. Lo consulté con gente de confianza y me animaron a intentarlo. Pero para intentarlo le he tenido que plantar cara al pánico que tenía a ponerme delante de las cámaras (¡Yo, que siempre estoy con una cámara en la mano!). Envíe unas fotos a una agencia e inmediatamente se pusieron en contacto conmigo. Fue todo demasiado rápido y nadie nace aprendido. Así que pude confirmar que tengo las medidas y requisitos pero tengo que aprender la profesión, que es igual de dura que las demás. Estoy estudiando y practicando y creo que estoy cerca de vencer mi miedo. Sé que si lo consigo tengo una puerta entreabierta en el mundo de la moda y, si no, vencer este miedo me va a ayudar muchísimo en mi vida diaria, tanto personal como laboral. Mi timidez ha sido una pesadilla, que ha hecho que todo lo que he conseguido en mi vida me costase un esfuerzo sobrehumano. Y como ya la estoy soltando, ya veo que me hace la vida muchísimo más fácil.

Sobre trabajo. ¿Arxuína Producciones nace como fruto de…? De la experiencia, llevo más de la mitad de mi vida dedicada al lenguaje audiovisual, un lenguaje que me apasiona y que entiendo muy bien en todas sus vertientes. Y, por el camino, me ha acompañado mucha gente y muy profesional, ya que una cosa que caracteriza al audiovisual es que es un trabajo en equipo. Así que es otra de las cosas que había que intentar en la vida, otro reto más. Acabamos de hacer un año ahora y, aunque los inicios son muy duros, personalmente me ha llamado la atención el número de clientes que se han interesado en nuestro trabajo.

Con sinceridad. Consejo para futuros emprendedores. En el caso de las productoras audiovisuales que realizan, como Arxuína Producciones, desde videoclips a vídeos corporativos para empresas… son productos que mucha gente desconoce su coste real económico y esfuerzo a diferencia de otras profesiones, así que un gran consejo es que hay clientes que no merecen la pena. Porque te hacen perder dinero y tiempo. Un cliente que no respeta tu trabajo solo te perjudica, evítalo. Y sí, hay clientes maravillosos, así que paciencia.

En algún momento tenemos que acabar. Diez sitios bonitos que visitar sí o sí. ¿Con quién? Creo que cada lugar tiene su propio encanto, y debido a que estoy afincada en Madrid desde hace años, voy a ser subjetiva y tiro para casa. Como buena gallega, a pie de Portugal, algo tiene la tierra que de forma irracional no dejas de pensar en ella:

  • Celanova, mi añorada cuna. Y todos los pueblos vecinos y su gente, que también merecen mi atención y respeto.
  • Vilanova das Infantas, un pueblo medieval con mucha historia y, con mucho atractivo, mi padre le llama el “Combarro” de interior.
  • Ribeira del Sil, un sitio donde perderse es un placer, ver el atardecer desde el campanario de Rocas y su silencio… no tiene precio.
  • Xurés/Gerês, parque natural lleno de sorpresas. Una de ellas, son las pozas de aguas calientes (y frías), aunque llueva o nieve siempre podemos ponernos a remojo, sobre todo, si es alguna escondida que no conozca mucha gente.
  • Sintra, un enclave mágico para visitar.
  • Lisboa, viví un año allí y para mí es uno de los lugares más románticos que conozco (y he decir que estuve en París…).
  • Allariz, uno de los pueblos con más encanto de Ourense, sin olvidar Ribadavia u O Carballiño. Este último me recuerda al arquitecto Antonio Palacios (Palacio de Telecomunicaciones de Madrid), así que visitar cualquiera de sus obras es algo que me agrada.
  • Compostela, esta la tenía que decir sí o sí. Estuve viviendo un año y, pese a la lluvia, me gustaría repetir experiencia. También me gustaría probar a vivir en Ourense ciudad, por curiosidad.
  • Y, por último, decir que hay tantos sitios a los que viajar, visitar a amistades a lo largo del planeta y conocer otras culturas (y gastronomías). Pero es bueno valorar lo que tenemos cerca, porque así la palabra viajar es mucho más extensa.
Judit González (Foto: Ana Ramírez).

Judit González, treintañera, directora de cine, fotógrafa desde los cinco, gallega de corazón y aspirante a modelo de tallas del tamaño de su talento. Merecedora del Silver Remi en el Houston International Film Festival (“Sobre a morte do Bieito”). Obtuvo con “Tercera Oportunidad”, aclamado por la crítica, el reconocimiento del Premio del Público del Festival de Elche con un brillante segundo premio. “Mención de Fotografía” en el Festival Internacional de Cine de Bangalore (India), “Certificado de Excelencia” en el World Auteur Shorts Film Festival’13. Fundadora de Arxuína Producciones. (Foto: Ana Ramírez).

 

 

Deje un comentario