Los menores de 25 años tienen una presencia casi nula entre la población ocupada |
Portada » Economía » Los menores de 25 años tienen una presencia casi nula entre la población ocupada

Los menores de 25 años tienen una presencia casi nula entre la población ocupada

Por José Julián Martín , 1 febrero, 2015

jóvenesLos jóvenes menores de 25 años tienen una presencia casi nula entre la población ocupada, particularmente en regiones, como Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia o el País Vasco, donde sólo 3 ó 4 de cada 100 ocupados son menores de 25 años, según concluye el observatorio laboral de Fedea  correspondiente al cuarto trimestre de 2014.

Con respecto a la dimensión regional, se detecta una leve recuperación de los niveles de ocupación aunque persisten notables disparidades entre las diferentes Comunidades.

La industria pierde presencia en la composición del empleo total excepto en Navarra aunque en el último año se aprecia una leve recuperación de este sector. La Rioja, seguida muy de cerca de Navarra, destacan como las regiones más industrializadas en términos de empleo. La  modalidad de jornada parcial avanza notablemente en estos años de recesión, y a finales de 2014 16 de cada 100 ocupados trabajan bajo esta modalidad. Destacan por su mayor incidencia regiones como País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Andalucía, donde la proporción supera el 18%, mientras que en otras, como Madrid, no se alcanza el 15%.

La mitad Sur destaca por la enorme proporción de parados sobre la población Adulta: Entre 14 y 18 de cada 100 personas adultas se encuentran paradas en regiones como Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, el doble de lo que sucede en otras regiones como el País Vasco o Navarra. En el último año casi todas las regiones presentan una situación más favorable, lo cual constata la mejoría en nuestro mercado laboral.

La incidencia del paro de larga duración se dispara tras estos años de recesión, aunque las diferencias regionales son notables. Destacan regiones, como Aragón y Baleares, donde la incidencia del paro de larga duración ha disminuido de modo apreciable, mientras que otras, como Cantabria y el País Vasco, destacan por un aumento notable de su incidencia.

Se aprecia una gran disparidad en las transiciones laborales entre distintas regiones:Andalucía o la  Comunidad Valenciana muestran tasas de creación de empleo que superan el 10%, mientras que otras, como Asturias, Castilla-León, Madrid o Cataluña no alcanzan el 6%. Gran disparidad también en la destrucción de empleo: Islas Baleares, Extremadura o Andalucía destruyen más del doble de empleo en cada trimestre que el País Vasco.

La Industria y la Agricultura presentan una dinámica favorable en cuanto a creación neta de empleo, al contrario de lo que sucede con Servicios y Construcción, que destruyen empleo neto, aunque con menor intensidad que hace exactamente un año.

Deje un comentario