Jornada histórica para el Liverpool al grito de ”Justice for the 96” |
Portada » Deportes » Jornada histórica para el Liverpool al grito de ”Justice for the 96”

Jornada histórica para el Liverpool al grito de ”Justice for the 96”

Por Albert Bellera , 13 abril, 2014
Mosaico, en el partido ante el Manchester City, recordando las víctimas de Hillsborough.

Mosaico en el partido ante el Manchester City recordando las víctimas de Hillsborough.

 

Este fin de semana se ha disputado la Jornada 34 de la Premier League inglesa, jornada que ha servido para recordar a las víctimas de la tragedia de Hillsborough en la que murieron 96 personas, 96 aficionados del Liverpool. Todos los partidos de la jornada han comenzado con 7 minutos de retraso respecto al horario habitual, 6 son los minutos que tardó en detener el partido el árbitro de aquella semifinal de Copa de Inglaterra entre el Liverpool y el Nottingham Forest. Después de los 6 minutos simbólicos se ha dedicado un séptimo minuto, en silencio, a todas aquellas personas que desaparecieron 25 años atrás.

Este no ha sido el único motivo por el cual se habla de una jornada importante en la historia del Liverpool. Después del siempre emotivo ”You’ll never walk alone”, y de un espectacular mosaico acompañado del ya mencionado minuto de silencio, el club de Merseyside ha ganado 3-2 al Manchester City, que le perseguía en la clasificación a 4 puntos de distancia con 2 partidos menos. Así pues, el Liverpool depende ahora de si mismo para hacerse con el título de liga después del último conseguido 24 años atrás, el 28 de abril de 1990.

Tragedia de Hillsborough 

El trágico suceso ocurrió el sábado 15 de abril de 1989 en el estadio de Hillsborough en Sheffield (Inglaterra). En los 80 el fútbol en Inglaterra era pasión de masas y el hooliganismo estaba en pleno auge, eran frecuentes las masificaciones en encuentros de fútbol y las avalanchas de aficionados en los estadios.

El 15 de abril de 1989 los aficionados del Liverpool salían hacia Sheffield, donde iba a tener lugar la semifinal de la copa de Inglaterra. No existía una autopista directa, los aficionados debían tomar la carretera M62 y posteriormente la M61, este factor fue determinante ya que la carretera estaba en obras e incluso se produjo un accidente. Estos hechos provocaron atascos y los aficionados del Liverpool llegaban con retraso al partido. Al acercarse al estadio, los coches eran detenidos por la policía para ser registrados, hecho que empeoraba la situación ya que la gente llegaba muy poco escalonada por culpa de los retrasos. Los aficionados se amontonaban alrededor del estadio, y los seguidores del Liverpool, mucho más numerosos, tenían asignado el fondo más pequeño del estadio, Leppings Lane con capacidad para 14.600 espectadores. La grada era tradicional y estaba dividida en 3 jaulas separadas por vallas para que la gente se pudiera distribuir. A media hora del partido había mucha gente fuera con muy poco tiempo para entrar, pero el problema era que ya había muchas personas dentro llenando las jaulas de Leppings Lane. Era imposible moverse, la gente se estaba poniendo nerviosa, y la policía también, debían sacar a todos los aficionados de la calle para evitar disturbios en un estadio incrustado en plena ciudad, fue entonces cuando se produjo la decisión crítica. Abrieron las puertas del acceso C del estadio de Hillsborough, y los seguidores del Liverpool entraron en masa a través de un túnel que se estrechaba en el interior del estadio, una trampa mortal.

Después de detener el partido, se produjo otra decisión por parte de la policía con terribles consecuencias, no dejaron entrar 46 ambulancias que estaban listas para atender a los afectados, porque la policía seguía pensando que se encontraban ante un problema de hooliganismo. Tuvieron que ser los propios aficionados, los que ayudaran a salvar vidas aquella tarde de abril.

Tras el desastre, los altos cargos del gobierno y las autoridades tuvieron que culpar a los aficionados para tapar sus propios errores, un hecho que aún hoy mantiene la herida abierta en los familiares de las víctimas.

En 1990 Lord Justice Taylor publicó un informe en el que se sentaron las bases del fútbol inglés actual, con gradas íntegras de asientos, sin vallas, y con un control de accesos mucho más minucioso. Se determinó también, que fue un error policial lo que provocó el desastre, pero no se establecieron responsables, se hablaba de muertes accidentales por asfixia.

Los 300.000 documentos de la investigación íntegra de la tragedia fueron archivados por el gobierno de Margaret Thatcher, tras 23 años de silencio fueron sacados a la luz en 2012, un momento esperado durante mucho tiempo por los miles de afectados.

El 12 de septiembre de 2012 una comisión de investigación independiente publicó una resolución que indicaba que la policía fue la más directa responsable del trágico suceso. El primer ministro de Inglaterra David Cameron ofreció sus disculpas a la cámara de los comunes. Muchas de las familias sintieron finalmente que se hizo justicia, pero aún quedan muchos detalles por aclarar. Desde aquí solo podemos acompañar su lucha al grito de ”Justice for the 96”.

Deje un comentario