Invencible, de Angeline Jolie |
Portada » Cultura » Cine » Invencible, de Angeline Jolie

Invencible, de Angeline Jolie

Por José Luis Muñoz , 13 enero, 2015

InvencibleWilliam Nicholson, guionista de Gladiator, Richard LaGravenese, de El rey pescador, y los hermanos Coen, aunque no haya rastros de sarcasmo, ironía o una pizca del humor de los geniales cineastas judíos en la película, son los responsables del libreto cinematográfico sobre el que Angelina Jolie edifica su solvente y canónica epopeya humana en tiempos de guerra que entretiene y, en algunos momentos, emociona.

La vida de Louis Zamperini (Jack O’Connell), un corredor olímpico que, tras un aparatoso accidente de aviación y más de un mes sobreviviendo en una balsa en el Pacífico, es apresado por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, le sirve a Angelina Jolie para dibujar una historia de resistencia humana extrema de la que el protagonista sale victorioso gracias a su extraordinario tesón por sobrevivir.

Acertados flash-backs, justo antes de momentos tensos (un bombardeo y el contraataque japonés; el amerizaje forzoso), ilustran la infancia nada fácil de ese spaguetti, como cruelmente lo llaman sus compañeros de escuela por su origen italiano, y su redención juvenil gracias al deporte que lo lleva a las famosas olimpiadas de Berlín de 1936 en las que Adolf Hitler tuvo que tragarse que un tan Jesse Owens, afroamericano, batiera a sus atletas arios. La película de Angelina Jolie se organiza a través dos grandes tramos narrativos: la supervivencia en una frágil balsa en el mar del protagonista con dos compañeros de infortunio, Russell Allen Philips (Domhnall Gleeson) y John Fitzgerald (Garret Hedlund), bien narrada aunque falle algún efecto especial (la tempestad, por ejemplo), y la estancia de Louis Zamperini en el campo de concentración japonés en donde sufrirá incontables castigos físicos a cargo del sádico cabo Kenawata (interpretado por el cantante Takamasha Ishihara cuyo aspecto andrógino proporciona a esa relación entre enemigos una pátina sexual un poco al estilo que establecía Nagisha Oshima entre David Bowie y Ryuichi Sakamoto en Feliz Navidad, Mr. Lawrence).

Huyendo de los tópicos del cine de prisioneros, no hay rebeliones, ni planes de fuga, ni grandes muestras de heroicidad más allá de la resistencia sobrehumana del protagonista, en la película de Angelina Jolie, la tercera de su filmografía como directora de cine tras el documental Un lugar en el tiempo y el largometraje En tierra de sangre y miel y que ya prepara nueva película con su marido Brad Pitt y ella misma de protagonistas; la hermosa y comprometida actriz sacrifica la épica bélica en aras de la verdad histórica pero demuestra tener un indudable músculo cinematográfico (el amerizaje del avión, por ejemplo) en esta película eminentemente masculina que falla en sus interpretaciones algo anodinas, en el caso de los actores estadounidenses, e hiperbólicas, en el de los japoneses, especialmente en la caracterización del villano jefe de campo.

Louis Zamperini, cuyo sueño era correr en las olimpiadas de Japón que no se celebraron por la guerra, lo cumplió al llevar la antorcha en el país nipón a los 88 años, pero no pudo ver el biopic con el que Angeline Jolie inmortalizó su vida en celuloide: murió el año pasado.

Título original: Unbroken
País: EE.UU
Año de producción: 2014
Género: biopic
Duración: 137 minutos
Director: Angelina Jolie
Estreno en España: 25/12/2014

Deje un comentario