Hoy puede ser una noche que pase a la historia. |
Portada » Deportes » Hoy puede ser una noche que pase a la historia.

Hoy puede ser una noche que pase a la historia.

Por Alberto Sebastian Martinez-Cava , 13 abril, 2016

Esta noche, mejor dicho, esta madrugada, puede pasar a la historia del mundo del baloncesto.

¿Y por qué? Porque hoy es la noche en la que ocurrirá uno de los hechos más tristes que ha vivido el mundo el basket desde hace mucho tiempo y porque también se puede batir el récord a nivel de club que todo equipo quiere batir.

Como siempre, primero la mala noticia.

Esta noche se retira ese gran jugador que ha inspirado a mucha gente para seguir el baloncesto e incluso para jugarlo. Se retira ese jugador capaz de anotar 81 puntos en un partido, capaz de batir el récord de triples, el récord de anotación de los Lakers, una de las franquicias con más anillos en su palmarés. Se retira ese jugador capaz de meter 63 puntos en el Madison Square Garden y salir aplaudido por la afición rival, ese jugador capaz de crearse un nombre en todas las canchas por las que pasa y que su rival más directo, Boston Celtics (como si del Madrid y del Barsa estuviéramos hablando para los más futboleros) le regale un trozo del parquet de su cancha donde ha recibido críticas y admiración por igual.

Esta noche se retira ese jugador que se llevó a Pau Gasol para convertirle en “su hermano”, se va de las canchas el hombre que fue drafteado por Hornets pero demostró que su sangre esta teñida por los colores oro y morado y que durante 20 años solo ha jugado para un equipo, algo que se merece destacar porque en el baloncesto actual no pasa normalmente.

Se va de las canchas ese jugador que copió y perfeccionó los movimientos del que fue el mejor jugador de la historia, Jordan, y que ahora es este mágico jugador el que cuando visita la cancha del equipo que posee (Hornets) le dedica un video agradeciéndole todo lo que ha hecho por el deporte de figuras como Magic, Bird o Pippen entre otros.

Señoras y señores, esta noche se retira Kobe Bryant.

Pero no todo van a ser lágrimas esta noche. También tenemos que estar espectantes de algo bueno.

Esta noche no solo se retira Kobe, no.

Esta noche el mítico equipo de Jordan, Pippen y Rodman, esos Bulls de la temporada 95-96, pueden verse superados por un equipo que hace tan solo dos años no era ni un candidato al anillo.
Esos Bulls pueden ver como ese récord de victorias a lo largo de una temporada se queda en un segundo lugar debido a que los Warriors de Curry, Thompson y Barnes han realizado una temporada histórica cuanto menos. Están actualmente en 72 victorias frente a 9 derrotas y hoy, a no ser que el equipo de Marc Gasol, los Memphis Grizzlies, se lo impidan, estaremos ante un equipo que consiga la cifra de 73 victorias. En el caso de que no lo consigan estaremos antes ese equipo que consiguió igualar a los Bulls del 96 de Jordan, queramos admitirlo o no, hoy se alcanza un récord y muy probablemente se supere.

Permítanme que para terminar deje recalcado que sí habría sido posible mejorar esta noche si el destino no fuera cruel en algunos momento porque si hay algo que se va a echar en falta cuando estemos frente a la televisión son esos comentarios de Andrés Montes, uno de los mejores comentaristas, por no decir el mejor, que ha narrado eventos deportivos haciéndolos siempre más especiales.

Disfruten de esta noche histórica porque, amigos, a veces, “la vida puede ser maravillosa”.

Deje un comentario