Historias de Oficina. Capítulo 10 |
Portada » Formación y Empleo » Historias de Oficina. Capítulo 10

Historias de Oficina. Capítulo 10

Por Sonia Aldama , 11 Mayo, 2014

th

 

A LAS 9.10 HORAS EN LA PUERTA DE LA OFICINA (X)

 

–          Tía, llegas 10 minutos tarde, nos jugamos nuestro futuro y tú llegando tarde – le recriminó Irma a Belén.

–          Ya lo sé, se me ha hecho un poco tarde, pero es que hoy he tenido una corazonada, necesitaba echar nuestra primi a las 9.03, he soñado con el 903 y seguro que es una señal – se justificó Belén – Por cierto, Juan Carlos, como siempre me debes dos semanas.

–          Venga, venga, dejaos de rollos y vamos al asunto – comentó Sofía.

Una vez en el ascensor, Juan Carlos no dejaba de moverse a pesar de que había un poster con el siguiente eslogan: “NO MOVERSE, PELIGRO DE PARADA”, y como en anteriores ocasiones, se quedaron atascados entre el octavo y noveno piso. Las tres le echaron miradas asesinas, ya era la sexta vez que les ocurría lo mismo.

–          Ummmmmm, estoy muy nervioso. Ummmmmm… ¿A qué se dedicara el Caponati? ¿drogas, tabaco, …? Ummmmmmmm.

–          Tenemos que averiguarlo, en cuanto salga la seguimos, yo puedo organizar con mis colegas del foro sindical de ayuda a la nutria europea el seguimiento, están acostumbrados a esperar y observar. Me acuerdo cuando mi novio Jorge, estuvo toda la noche observando el ritual de apareo… – empezó a decir Sofía.

–          Irma, dale a la campana que esto no se mueve y ya llevamos más de tres días fichando tarde. Por cierto, ¿qué decías del ritual de apareo? – añadió Belén con sonrisita maliciosa.

En ese momento el ascensor empezó de nuevo a funcionar hasta llegar a su destino, el decimotercer piso. Todos salieron atropelladamente para fichar y empezaron su jornada laboral, con la mente puesta en el seguimiento de Angustias.

 

Por Belona de España y Bego Hill

Deje un comentario