Historias de oficina 3. Capítulo 1 |
Portada » Sin categoría » Historias de oficina 3. Capítulo 1

Historias de oficina 3. Capítulo 1

Por Sonia Aldama , 13 octubre, 2014

globo-mundo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

…Y SEGUIMOS CONOCIENDO MUNDO

 

EN ALGUN LUGAR DEL MUNDO (I)

 

El jet en el que viajaban nuestros amigos se balanceó ligeramente hacia la izquierda, después hacia la derecha y empezó a caer en picado.

  • ¡¡¡Dios mío, qué pasa!!! – dijo Belén a la vez que cogía una bolsa de plástico para vomitar – ¡¡¡ Me estoy poniendo malísima, por qué se mueve tanto el bicho este!!!
  • Voy a ver si es que el piloto nos ha salido graciosillo – comentó Sofía levantándose de su asiento.

Al entrar en la cabina notó cierto olor a perfume barato que le era familiar. Sus ojos no podían creer lo que estaban viendo; una mujercilla con unos rizos peculiares estaba saliendo, con un paracaídas a la espalda, por la ventanilla izquierda del avión. Justo en ese momento, miró a Sofía a los ojos y gritó:

  • ¡¡Mi venganza ha sido terrible, no saldréis ni uno vivo de ésta!! – Saltó por la ventanilla y tiró de la anilla del paracaídas.

Sofía se quedó helada sin saber que hacer. Casi sin pensarlo se sentó en el asiento del piloto y cogiendo los mandos del jet intentó enderezarlo. Mientras tanto los demás observaban por la ventanilla, boquiabiertos, cómo una persona descendía en paracaídas.

  • Huuuummmmm… Voy a ver qué pasa, que todo esto es muy raro.. – murmuró Juan Carlos levantándose del asiento y dirigiéndose hacia la cabina.
  • Te acompaño – comentó Irma – Así le echo un ojo al piloto.
  • ¡Uy! Qué curiosidad tengo, voy con vosotros- decía Josefa Fernanda -Chicos … ¡Uy! ¿Con qué me he tropezado? …Esperadme … y este botijo ¿qué hará aquí?

Al entrar en la cabina vieron a Sofía, más roja que un tomate, intentando hacerse con el dominio del avión.

  • Pero ¿¿¡¡¡¿QUÉ HA PASADO AQUÍ????!!!!??? – preguntó Juan Carlos.
  • La Caponati… ha saltado… matarnos – intentaba explicar Sofía mientras toqueteaba todos los botones del cuadro de mandos.
  • ¡Uy! Qué chula la cabina de este jet. Mi papá tenía uno muy parecido ¿me dejas probar de copiloto? – rogó Josefa Fernanda mirando a Sofía.

Sofía le cedió los mandos y explicó a sus compañeros todo lo que había ocurrido mientras ellos la miraban incrédulos. No podían creer que la Caponati hubiese salido de la cárcel y crease un plan tan magistral para eliminarlos a todos de una vez. Dejaron a Josefa Fernanda al mando de la situación y salieron a contarle lo ocurrido a sus compañeros.

  • Menos mal que por lo menos este trasto ya se ha estabilizado, porque casi me muero – comentaba Belén a la vez que se secaba el sudor de la frente con un clinex – Por cierto ¿hacia dónde nos dirigimos?
  • Voy a ver – contestó el Alipio – que yo de mapas sé bastante, con eso de que soy Ingeniero de Canales, Caminos y Puertos…

En la cabina:

  • ¿Qué tal? ¿Hacia dónde vamos? – preguntaba el Alipio mientras miraba a su alrededor – ¿Hay por aquí algún mapa?
  • ¡Uy! No sé, yo voy todo recto y cuando me digáis, aterrizo… – explicaba Josefa Fernanda con una sonrisilla en la boca.
  • Es que ya llevamos mucho tiempo de vuelo – dijo el Alipio mirando por la ventanilla – Yo creo que casi podríamos aterrizar por aquí; que me suena a mí que esto es España y ¡olé! … Por cierto, ¿dónde habré dejado el botijo que compré como souvenir en Hawai?

De pronto se oyó una voz en off en todo el avión:

  • Os habla la piloto Josefa Fernanda. Por favor, abróchense los cinturones que vamos a aterrizar. Espero que el viaje haya sido de su agrado.

Tras varias maniobras un poco forzadas, el avión tomó tierra en un descampado lleno de rastrojos y espigas. Al abrir la puerta se divisaba a lo lejos un cartel publicitario. Salieron corriendo hacia él. Todos leyeron el anuncio y se miraron unos a otros soltando una carcajada y diciendo:

  • ¿Conque entendías de mapas, eh? ¿Conque ya estábamos en España?

El rótulo decía: PONGA UN CANGURO EN SU VIDA. VISITE NUESTRO GRAN ZOO AUSTRALIANO.

 

Belona de España

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.