Fútbol, negocio apasionado |
Portada » Marcas y Empresas » Fútbol, negocio apasionado

Fútbol, negocio apasionado

Por Juliano Oscar Ortiz , 7 Julio, 2014

El fútbol ha perfeccionado en los últimos años un negocio en el que los grandes ganadores siempre son los mismos; las grandes instituciones que dominan las diferentes ligas de Europa.

Según el estudio Football Money League, elaborado por Deloitte, Real Madrid y F.C. Barcelona son los clubes de fútbol con más ingresos del mundo, seguidos por el Bayern Munich, el Paris Saint Germain y los Manchester ingleses.

El líder de esta lista, consiguió durante la temporada pasada una facturación de 518,9 millones de euros, un 1,2% más que la del 2011/12, distribuido de la siguiente forma: 119 millones en concepto de entradas; 188,3 millones por derechos de televisión; y 211,6 millones de publicidad, patrocinios y merchandising.

Los clubes han dejado de ser instituciones deportivas para transformarse en marcas en sí mismas. Los valores asociados a sus nombres representan un agregado que, gracias al marketing y los medios, instalan en el inconsciente colectivo un poder que difícilmente hubiera imaginado sus fundadores. Asimismo, las estrellas personifican héroes en pantaloncitos que despliegan sus artes para alegría y tristeza de millones de aficionados. Los clubes son más poderosos que Adidas, Nike, y otras marcas ligadas desde siempre al deporte.

En Argentina, tanto Boca Juniors como River Plate acumulan los mayores ingresos y están muy distanciados de otros clubes, aunque esta diferencia, en los últimos años, no se traslada al campo de juego. Boca Juniors, el equipo de Maradona y Riquelme, tiene registrados su nombre, el escudo, la frase “la mitad más uno”, y otras denominaciones características del club más popular de Argentina. Bajo la conducción de Mauricio Macri,  hoy Intendente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y candidato a la presidencia, Boca ha demostrado ser una empresa, con las distinciones obvias de un club de futbol.

El futbol, los clubes en sí mismos, constituye un nexo entre las marcas y el público, un negocio vinculante que mueve muchísimo dinero y que desarrolla la cultura como otras opciones humanas.

 

Deje un comentario