Fondue artesanal de quesos |
Portada » Cocina Cotidiana » Fondue artesanal de quesos

Fondue artesanal de quesos

Por Anna Genovés , 13 Noviembre, 2015

0Hace años, mi tía abuela me enseñó esta receta a base de queso y muy fácil de cocinar. Sabía que era una ratita que siempre se lo agradecería. Como no tenía un recipiente para fondues, lo hacía todo muy artesanal. Además, siempre me decía lo mismo: «Anuska, recuerda que puedes utilizar el queso que más te apetezca: siempre te saldrá sabrosísima». Y tenía razón. Por lo general, utilizo una mezcla de dos o tres variedades de queso, y, hasta ahora, me he chupado los dedos con todas.

Hoy, haremos esta fondue artesanal de quesos, con emmental, gruyere y de cabra semicurado. Vamos, lo que he pillado en la nevera.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 hogaza de pan redondo de ½ kg
  • 125 gr de queso enmental
  • 125 gr de gruyere
  • 125 gr de cabra semicurado
  • 3 cebollitas francesas
  • 150 gr de mahonesa suave
  • Pimienta negra molida
  • Orégano picado1

Preparación

  • Picamos las cebollitas francesas lo más pequeño posible y las vertemos en una fuente grande.
  • Rayamos los quesos y los volcamos junto a las cebollitas rayadas.
  • Añadimos la mahonesa.
  • Sazonamos la mezcla con un poco de pimienta negra y removemos hasta homogeneizar.
  • Cortamos la parte superior del pan y lo vaciamos por completo. La miga puede servirnos para hacer sopas de ajo, salmorejo, pan amb tomaca…
  • Una vez tengamos el pan listo y totalmente vacío, lo rellenamos con el amasijo de queso, cebollitas y mahonesa. Lo cerramos con la corteza que hemos trinchado y lo envolvemos en papel de aluminio para que no se queme.
  • Lo horneamos, aproximadamente durante una hora, a 180◦. Si es un horno con mucha potencia o nuevo, retíralo un poco antes y mira cómo esta. Si te parece que le falta un puntito, siempre estás a tiempo de volver a meterlo, echándole un ojo y sin envolver. Sea como fuere, ¡mucho cuidado al desenvolver porque quema!
  • Por último, antes de servir, cortamos la corteza superior del pan y sazonamos la fondue de quesos con orégano.

Nada mejor para acompañar esta exquisita fondue artesanal de quesos que un blanco fresquito de la zona del Valais, de esos que ayudan a digerir las comidas copiosas… pero con lo que pican, mejor tomarla con una cervecita ligera. Otra posibilidad es beber un té frío: casan de maravilla, y es ideal para abstemios o menores de edad.

2

Os dejos una tabla una tabla de quesos para que sepáis cuántas calorías tienen. ¡Ojito que están riquísimos! Pero, si te pasas, el colesterol se puede poner por las nubes y la grasita, también. Os lo dice una ratoncita.

¡Buen provecho y feliz finde! 😉

Presentación1

Deje un comentario