Finaliza el Europeo de atletismo en Zúrich |
Portada » Deportes » Finaliza el Europeo de atletismo en Zúrich

Finaliza el Europeo de atletismo en Zúrich

Por Carlos Toribio , 17 Agosto, 2014

Después de varios días de incesante actividad, finaliza el europeo de atletismo en Zúrich (Suiza). Se acaba un campeonato, donde compiten los mejores atletas del continente, y del que España, normalmente siempre hace un buen papel, consiguiendo varias medallas. En este caso, volverán de Suiza con un botín de seis preseas para la delegación, con unas cuantas posiciones más de finalistas, y con un regusto de regularidad, con opciones a haber conseguido alguna más.

Este europeo al aire libre se disputaba en la ciudad suiza de Zúrich, en el legendario estadio de Letzigrund, una de las catedrales del atletismo mundial, con capacidad para 30.000 espectadores, y que cada temporada acoge la prestigiosa “Weltklasse Zürich”, de la Diamond League de la IAAF. En este estadio se han batido a lo largo de 55 años, un total de 25 récords del mundo, entre ellos el de Isinbayeba en la pértiga. En este europeo del 2014, no se ha podido batir ninguno.

La delegación española, como se ha dicho, consigue un total de seis medallas, que se reparten en dos oros, una plata y tres bronces, que le hacen ocupar la octava posición del medallero, que lidera con holgura el Reino Unido con un total de 23 medallas, muchas de ellas de oro, en segunda posición Francia, en tercera Alemania y en cuarta Rusia, las cuatro grandes potencias del panorama europeo.

La primera medalla española la consiguió el tirador de peso malagueño Borja Vives, con un lanzamiento de 20,86, para conseguir al final del concurso la medalla de plata, detrás del alemán David Storl, doble campeón mundial (marca de 21,41). Este lanzamiento de Vives, lo consiguió en su tercer intento, y se hace así con su primera medalla internacional. Hay que recordar que es el actual campeón de España de la especialidad, y llegaba a Zúrich con la vitola de favorito para las medallas.

La segunda medalla era para Miguel Ángel López, en 20 kilómetros marcha, llegando a la meta en primera posición y haciéndose valedor de la medalla de oro. Este atleta de 26 años, de Murcia, ganaba en una carrera divertida y táctica a los rusos Ivanov (campeón mundial) y Strelkov, en un disputado sprint a cuatro en la recta de meta, por la calles de la ciudad. López, se encuentra instalado en la élite mundial de la marcha desde hace dos temporadas, ya que en los Juegos Olímpicos de Londres, llegó quinto, y en el Mundial de Moscú, fue bronce.

López al llegar a la meta por las calles de la ciudad suiza de Zúrich.

López al llegar a la meta por las calles de la ciudad suiza de Zúrich.

La tercera medalla, y rodeada de cierta polémica, fue el bronce del atleta catalán Ángel Mullera en 3000 obstáculos. La palabra polémica va en relación a que Mullera pasó la línea de meta en cuarta posición, pero tras una reclamación de la delegación, fue ganador del bronce, ya que Mekhissi-Benabbad fue descalificado tras haber ganado la carrera por quitarse la camiseta en la recta del estadio. El tiempo final de Mullera fue de 8:19.16. También tuvo un gran papel el otro atleta español, Sebastián Marcos, que fue cuarto al final.

La cuarta presea la consiguió Indira Terrero, en los 400 metros lisos, con un bronce final que dejó un regusto de gloria a la atleta de origen cubano, ya que nació hace 28 años en La Habana, pero recibió la nacionalidad española en marzo pasado. Tuvo un tiempo de 51.38, batiendo por milésimas a la campeona mundial, la británica Christine Ohuruogu.

La penúltima medalla, llegaría de la mano de Diana Martín en los 3000 obstáculos, con otro bronce. La madrileña realizaría una excelente carrera con marca personal incluida, 9:30.70, dentro de una carrera que ganaría la alemana Antje Möldener-Schmidt. A cuatro vueltas del final, Diana Martín decidió coger la cabeza del grupo y tirar de ellas, y con ello puso el grupo en fila india. Fue dejando pasar atletas, pero resistió el acoso de la recta final de meta para hacerse con esta tercera posición.

Martín logrando su tercera posición y la medalla de bronce.

Martín logrando su tercera posición y la medalla de bronce.

Y la última medalla, la conseguiría la capitana de la delegación española, y posiblemente, la mejor, o una de las mejores atletas de España de todos los tiempos, Ruth Beitia, en su especialidad del salto, con un oro. Beitia consigue revalidar el título de campeona de Europa, a sus 35 años, con un salto de 2,01, mejor marca mundial del año, a un centímetro de su record personal (probó el 2,03 en la final, ella ya sola, pero no pudo con el listón). Se hace así, con su undécima medalla internacional, y comenzaría el concurso en Zúrich con un salto a la primera en la barrera de 1,85. Superaría a la segunda el 1,90, a la primera los saltos de 1,94 y 1,97, a la segunda el de 1,99, y finalmente a la primera su marca final de 2,01.

Beitia volviendo a ser campeona de Europa de salto.

Beitia volviendo a ser campeona de Europa de salto.

Deje un comentario