Feliz día a las mujeres estresadas |
Portada » Columnistas » Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer) » Feliz día a las mujeres estresadas

Feliz día a las mujeres estresadas

Por Sandra Ferrer , 8 Marzo, 2014

madres-trabajadoras

Sí. Ya sé que ese no es el título del día que conmemoramos hoy pero es lo que pensamos muchas mujeres que trabajamos (fuera de casa, además de dentro). En especial las que antes de llegar a la oficina, tienda, fábrica, ya hemos iniciado una jornada previa y por la tarde-noche, continúa. Una jornada de la que no nos libramos ni los fines de semana ni las fiestas de guardar.

Hoy es un día para reflexionar acerca de la realidad de eso que llaman “conciliación laboral”, “conciliación familiar” o algo por el estilo. Unas frasecillas que últimamente se han puesto muy de moda, que quedan muy bien (¿tú concilias? ¡Por supuesto!) cuando se habla de la posibilidad (¿alcanzada?) de llegar a ser madre y trabajar (bueno, ganar un salario).

Sí. Es cierto. Hoy en día existen leyes en favor de la conciliación, alguna que otra ayuda económica (escasa pero bienvenida), guarderías, niñeras, leches de fórmula (con una garantía un tanto cuestionada)… Pero fijaos que todos los elementos que he citado son “ayudas” para delegar en otro nuestro trabajo como madres para poder dedicarnos a nuestro trabajo como profesionales. Curioso que el primero es “gratis” y el segundo no.

Creo que el camino que falta por recorrer nos tiene que llevar a conseguir medidas que nos ayuden a ganar más tiempo para estar con nuestros hijos. Fomentar (de verdad) el teletrabajo, ampliar mucho más la posibilidad de reducir la jornada, que la flexibilidad horaria no quede en papel mojado… y, por supuesto, que las mujeres no ganemos menos por aquello de que, si algún día eres madre…

Más que nada para conseguir que nuestros hijos no crezcan con unas madres estresadas, desquiciadas y desesperadas por conseguir una clonación ideal. Que no es poco. Que nuestros hijos son el futuro (aunque suene redicho) y necesitan crecer con unos pilares básicos para que su salud no sólo física, sino también, y sobretodo, mental, sea lo más sana posible. Y de las madres trabajadoras también.

Para no parecer demasiado pesimista, creo que las mujeres del siglo XXI hemos conseguido muchísimas cosas gracias a mujeres (y también hombres, que los hay) que durante años, décadas, siglos, han luchado por nuestros derechos como mujeres, como trabajadoras y como madres. Y hemos de agradecérselo en días como el de hoy. Pero no quedarnos solamente en la conmemoración, sino tomar su testigo y continuar luchando. Que, si desde algún lugar nos ven, se sientan orgullosas y orgullosos de nosotras.

Feliz día.

Una respuesta para Feliz día a las mujeres estresadas

  1. Pingback: Feliz día a las mujeres estresadas | Sandra Ferrer Valero

Deje un comentario