Portada » Internacional » Felices fiestas

Felices fiestas

Por Jose Cartañá , 15 diciembre, 2019

Se acercan las fiestas navideñas. Es un buen momento para reunirse con la familia. Comer, beber y hacer algún regalo que otro. Sin tener en cuenta de dónde proviene buena parte del cacao y el café que consumimos sobretodo estos días. El continente africano, diezmado por las guerras civiles internas y por la “colonización” de la que todavía es prisionero, es una de las zonas con mayores recursos naturales del cuál expoliamos. No sólo cacao y café. También petróleo y minerales como uranio, diamantes, platino y coltán.

Según Juan Carlos López, como publicaba en la web xataka.com a finales de octubre del año pasado (y actualizaba este pasado mes de octubre) el coltán es el mineral más valioso para las empresas de electrónica. Se necesita para las baterías y condensadores de los smartphones, tablets, ordenadores portátiles, televisores y otros muchos dispositivos electrónicos que usamos en el día a día. Pero pocos países cuentan con reservas de este mineral.

López apunta que desafortunadamente, la extracción no solo del coltán, sino también del cobalto, el estaño, el níquel y el tungsteno por parte de las grandes corporaciones occidentales y asiáticas en las minas de la República Democrática del Congo se lleva a cabo casi siempre en unas condiciones infrahumanas. En esta época nuestros pequeños reciben regalos por doquier y tal vez algo de carbón. Pero en la R.D. Congo es habitual ver a niños realizando un trabajo que apenas pueden soportar los adultos (como comenta López, según UNICEF hay al menos 40.000 menores en las minas de mineral del Congo).

A finales de noviembre en el diario La Vanguardia, Isabelle Ramdoo – asociada sénior del foro intergubernamental sobre minería, minerales y metales para el desarrollo sostenible (Suiza) – explicaba que la población africana es de un 17% de la población mundial, pero tan sólo consume un 4% de la energía producida. El continente genera unos elevados ingresos debido a la explotación de sus recursos, sin embargo, como apunta Ramdoo, según el Banco Mundial un 40% de la población africana sigue viviendo en condiciones de pobreza extrema. Existe una corrupción y crisis políticas vinculadas al deseo de controlar las riquezas por parte de las elites gobernantes, políticas y empresariales. Las materias primas son la base misma del desarrollo de nuestra sociedad: fundamentos del consumo alimentario, industrial y energético.

Mientras que no existe frontera para obtener recursos primarios de África, si hay una puerta cerrada para esas personas que huyen de guerras y pobreza. Aparte de Siria, que actualmente es el primer país de origen de personas refugiadas, también provienen principalmente de Afganistán, Birmania, Irak y Palestina; y por lo que respecta a África; de Somalia, R.D. Congo, Sudán y Sudán del Sur.

Como presenta el diario El Periódico, Open Arms ha salvado ya más de 15.000 vidas en el mar Mediterráneo. Desde la Fundación “La Caixa” se han invertido 100.000 euros e Italia ha proporcionado un puerto a 62 refugiados el pasado mes de noviembre. Se ha dado un pequeño impulso para el rescate de personas que se encuentran a la deriva en el mar pero seguirá siendo una ayuda insuficiente hasta que los gobiernos no asuman un papel esencial para acoger a los refugiados y sobre todo, hasta que no dejen de explotar a estos “nuevos esclavos” en la extracción de los recursos de sus propios países.

Felices fiestas.

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.