Fallece Lauren Bacall a los 89 años |
Portada » Gente » Fallece Lauren Bacall a los 89 años

Fallece Lauren Bacall a los 89 años

Por María J. Pérez , 13 Agosto, 2014

lauren-bacall-reuters--644x362-630x354x80xX-1A pesar de sus 89 años, Betty Joan Perske, conocida por Lauren Bacall, seguía conservando esa belleza que cautivó al cine de Hollywood en su época dorada y que ayer martes nos dejaba víctima de un derrame cerebral en su domicilio neoyorquino.

Como todas las estrellas que se precien, su trampolín a la fama le vino de la mano de un gran director de cine. En este caso de Howard Hawks, quien la vio en la portada de Harper´s Bazaar, una prestigiosa revista de moda, y que tres años después la contrataría para rodar “Tener o no tener” con el que fuera su marido, Humphrey Bogart.

Con Bogart repitió en cartel varias veces, como en El sueño eterno de 1946, La senda tenebrosa en 1947 y Cayo Largo en 1948. La legendaria pareja se casó cuando Lauren contaba apenas 19 años y Humphrey 45, permaneciendo juntos hasta la muerte del actor en 1957. El matrimonio tuvo dos hijos: el productor de noticias Stephen Bogart y Leslie Bogart.

Cuatro años después de enviudar, y de anunciar compromiso con Frank Sinatra, fue Jason Robards, actor y bebedor empedernido, con quien contrajo matrimonio la actriz, desde 1961 hasta su divorcio en 1969. Fruto de su unión nació un varón, también actor, Sam Robards.

De sangre judía polaca y rumana, sus interpretaciones en más de 40 películas la hicieron acreedora de múltiples premios, entre ellos un premio del Sindicato de Actores, un Globo de Oro y dos Tony. Por su carrera profesional, recibió el Óscar honorífico, así como el César Honorífico y el Premio Donostia.

“¡Qué vida!”, exclamaba la intérprete en 1993 cuando recibió el premio Cecil B. DeMille a toda una trayectoria en los Globos de Oro. Y así quedó patente en sus dos autobiografías, Lauren Bacall By Myself (1978) y Now (1994), a la que añadió una versión actualizada en 2005 y que la define como un mito del cine clásico.

Obras maestras del cine como la comedia Cómo casarse con un millonario de 1953 con Marilyn Monroe o Escrito en el viento de 1956, bajo la dirección de Douglas Sirk junto a Rock Hudson, Dorothy Malone y Robert Stack corroboran su veteranía.

A partir de los 70 espació sus trabajos participando en varios films como en “Asesinato en el Orient Express”, con Ingrid Bergman entre otras muchas estrellas, Misery (1990) con James Caan y Kathy Bates, Prêt-à-porter de Robert Altman o Diamonds (1999).

De mirada felina y con una peculiar voz, Lauren Bacall, “la flaca”, como se la conocía en Hollywood, no perdió esa sensualidad y elegancia que le caracterizó durante toda su vida, hasta en sus últimas intervenciones en Dogville o Manderlay de Lars Von Trier, en Eve, un cortometraje dirigido por Natalie Portman, o en su última cinta The Walker, una interesante intriga de Paul Schrader.

 

Deje un comentario