¿Es racional competir vía salarios? |
Portada » Economía » ¿Es racional competir vía salarios?

¿Es racional competir vía salarios?

Por Javier Pérez , 1 febrero, 2014
Por baratos que vendan aquí los helados, no venden más...

Por baratos que vendan aquí los helados, no venden más…

La respuesta inmediata es que sí, que cuanto menos pagues más ganas,que lo más rentable es recibir y que no te den, exigir y que no te exijan, pagar poco y cobrar mucho. No hay nada más racional y más rentable que la ley del embudo o la explotación del vecino, y nada sale más barato que lo que se roba.

Lo que pasa es que todo esto funciona cuatro días, o cuatro minutos, y luego se va todo a hacer puñetas, así que más vale pensar racionalmente, pero con plazo, como poco, de animal peludo y sangre caliente, y no con mentalidad de virus o estreptococo.

Pero los organmismos internacionales no parecen ir en ese sentido: en los últimos tiempos asistimos a una serie de declaraciones del FMI y otros organismos internacionales que no sólo no llegan a la categoría de ideas, sino que parecen haberse despeñado también muy por debajo de lo que solemos llamar ocurrencias. La última de estas bravatas ha sido la recomendación de reducir los salarios un 10% en España, de modo que los empresarios puedan contratar a más trabajadores, lo que haría disminuir el paro y aumentar la recaudación del Estado, verdadero agujero negro que conduce al déficit (entre otras razones, por supuesto).

Semejante afirmación, sacada de los manuales escritos y editados cuando la economía crecía, supone un enorme desconocimiento de lo que son realmente las empresas. Y además de dejar a los trabajadores sin dinero para gastar (que es lo mismo que dejar los almacenes llenos de productos sin vender), tampoco ayudaría gran cosa en la lucha contra el paro. 

¿Y por qué? Por dos razones principales:

-1- Los empresarios no quieren contratar más trabajadores, sino menos, en la medida de lo posible. Cada trabajador es un riesgo añadido, una cara nueva, unas circunstancias personales y, en suma, una complicación más. Por tanto, los trabajadores que se contratan son los MÍNIMOS para sacar adelante una actividad. Antes que trabajadores es mejor comprar máquinas. Esa es la mentalidad.

En general, y según mi experiencia, a los empresarios no les importa pagar bien a sus empleados a cambio de un trabajo bien hecho. Lo que realmente les molesta es que por cada Euro que pagan a sus trabajadores deben pagar otros cincuenta céntimos al Estado en concepto de cotizaciones, retenciones etc. De hecho, esta es la razón por la que se siguen pagando sobresueldos en negro a los trabajadores (no es cosa sólo de los políticos) . Así las cosas, pagar menos  a los trabajadores para que se contrate un mayor número de ellos no funcionará nunca, porque cada nuevo trabajador son nuevas cotizaciones, nuevas indemnizaciones por despido si las cosas van mal, y nuevos problemas. Eso no lo quiere nadie: ni los trabajadores ni la patronal.

-2- Los empresarios no contratan mano de obra porque esté barata. Contratan mano de obra para hacer algo, y si ese algo no se está vendiendo, entonces da igual a qué precio se pueda contratar, porque no interesa. Como resulta que conozco el tema de la formación, he visto a empresarios rechazar trabajo gratis, en forma de prácticas, con la simple y efectiva frase de “no hay tarea”. Cuando se vende poco y hay pocos clientes, da igual a qué precio puedas contratar a más trabajadores: produces ya más que de sobra para llenar el almacén, y abaratar el empleo sólo lleva a que aún vendas menos, pero no a que produzcas más.

Así las cosas, sólo nos queda preguntarnos de dónde salen estos tipos del FMI y compañía.

Dónde han estudiado.

O quién puñetas les paga…

Deje un comentario