¡Es legal!, pero ¿es ético? |
Portada » Social » ¡Es legal!, pero ¿es ético?

¡Es legal!, pero ¿es ético?

Por Agustín Ramírez , 20 abril, 2014

El pasado fin de semana se divulgó la información de que Lucía Figar, consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid, disfruta de un cheque-guardería por más de mil euros; el disfrute de dicha ayuda es legal en base a que su unidad familiar es considerada familia numerosa; ahora bien, ¿es ético disfrutar de esa ayuda cuando esa misma unidad familiar declara unas rentas anuales superiores a los cien mil euros? Es más, la pregunta tiene otra perspectiva, ¿es ético solicitarla y obtenerla, además, cuando es ella misma la que firma la adjudicación de dichas ayudas y firma, asimismo, la eliminación de diez mil becas-comedor? En mi opinión, el disfrute de esta beca-guardería, en sus circunstancias familiares, refleja un interés más cercano a la avaricia y a la prepotencia que un interés por las personas con dificultades económicas y sociales, lo cual no me parece disparatado militando en el partido al que pertenece. Este hecho es una anécdota, tal vez siniestra, que pone de relieve una vieja reflexión: aunque algo sea legal no tiene que ser ético y justo. Al hilo de esta noticia se me vienen a la cabeza más ejemplos relacionados con la pregunta del título del artículo, a saber: En un período en el que los bancos ejecutan desahucios de viviendas a familias que no pueden pagar las hipotecas, ¿cómo debe calificarse que a esas familias se las deje en la calle y que los bancos se queden con las viviendas vacías sin darles ningún uso, salvo el especulativo, y mantengan a las familias, junto al dolor de la expulsión, con la losa del préstamo pendiente de pago por el diferencial entre el préstamo pendiente y el valor del inmueble subastado? Y, más aún, ¿Cómo debe calificarse que los bancos creen sus propias entidades inmobiliarias para que en las subastas los pisos les sean adjudicados por un valor inferior (51%) al que marca la ley (70%) gracias a una rendija legal de la Ley Hipotecaria que el Gobierno no ha tenido el menor interés en taponar; eso sí, proporcionando un doble beneficio a la banca: de una parte, mayor deuda pendiente de cobrar al desalojado y mayor beneficio futuro cuando se produzca la venta del inmueble? El adjetivo póngalo usted, señor lector. Algo semejante al desahucio hipotecario es el problema del corte de suministro energético a familias con problemas económicos; las compañías eléctricas han subido los precios de una manera escandalosa, sus beneficios ascienden a varios miles de millones de euros y son capaces, en un ejercicio de dialéctica hipócrita y amoral, de aplicar a rajatabla los cortes de luz a las familias citadas. Igual me da que el precio se vea incrementado por las numerosas tasas que incorpora el gobierno, o que el incremento se produzca fruto de esas subastas oscuras e ininteligibles que solo conducen a continuas subidas de la luz; sin embargo, nada es suficiente para que su concepto del sacrosanto mercado justifique que las familias se encuentren con la luz cortada. El mercado por encima de la ética. Ese es su camino….y así nos va. Y aprovechando que ayer fue 14 de abril quiero cerras estas líneas con el ejemplo más lacerante y absurdo: ¿alguien, por ser hijo de su padre, debe ser Jefe del Estado, vivir siempre a costa del Estado; es decir, de nosotros los ciudadanos y garantizar esta situación sin límite para sus hijos? ¿Qué otra cosa es la monarquía? Algo tan caduco, incluso, que en la misma Constitución vigente, en su artículo 57.1 da preferencia al varón frente a la mujer. En definitiva, el anacronismo y la discriminación empiezan por la Jefatura del Estado. Y que nadie olvide que el actual Rey fue impuesto por el dictador que ocupó el poder gracias a una victoria militar tras un golpe de estado contra la legalidad vigente.

Una respuesta para ¡Es legal!, pero ¿es ético?

  1. Imma Responder

    20 abril, 2014 a las 5:18 pm

    Quien vota y permite esta basura?
    Yo no!
    Un abrazo

Deje un comentario