Entrevistando a una no, a La Otra. |
Portada » Agenda Cultural » Entrevistando a una no, a La Otra.

Entrevistando a una no, a La Otra.

Por Paula Campo , 21 enero, 2016

Hoy os traigo una entrevista con una de las nuevas promesas culturales de nuestro país: La Otra. Son muchos los jóvenes que la escuchan y la siguen puesto que no sólo tiene letras que a todos nos llegan sino que además pasan a ser un referente para la nueva ola feminista que está resurgiendo en España. Su último álbum “Pa fuera y pa dentro”, que salió en 2014 ha sabido combinar política y arte con responsabilidad y gusto, lo que lo convierte en un disco maduro y cuidado. La Otra nos anima a todos y a todas a que sigamos en esta dura batalla que vivimos para abrir un espacio donde podamos compartir nuestros proyectos y sentirnos acompañados. Ella ya ha empezado y, al ritmo de su guitarra, nosotros la bailamos.

La Otra en concierto

¿Tienes algún proyecto en mente?

Me llamaron de un festival de cantautores bastante conocido llamado Barnasants, la entrada cuesta diez euros evidentemente si lo hacía tenía que ser algo especial porque aparte de que me apetecía, yo suelo tocar gratis, así que decidí ir en trío. Después de este concierto, me gustaría organizar una gira por las ciudades más importantes del sur. También decidí hacer otra por México en verano porque conozco gente ahí, me escuchan bastante, mi padre se fue a vivir ahí cuando era pequeña… aunque eso está por ver porque lo voy a montar por mi cuenta. Y aunque también tenía la idea de irme a Chile, no sé si será posible teniendo solo dos meses libres, me parecería poco dedicarle solo uno a cada país.

También he empezado a preparar mi nuevo álbum, aunque ya se verá si lo publico el próximo año o cuándo con otro crowfunding a lo mejor. La verdad es que soy una planeadora compulsiva, jaja así que intento disfrutar de las cosas tal como vienen y no agobiarme.

Ya que mencionas la palabra “álbum” ¿Tuviste que descartar canciones de tu último disco?

Tuve que descartar muchas, sí. Porque mi idea en un principio era sacar un álbum de veinte canciones porque habían pasado cuatro años desde el último que saqué pero no pude grabarlas todas porque faltaba dinero y tiempo.

Seguro que esto lo has contado mil veces pero ¿con qué intención diriges tu último disco?

Contar lo que para mí ha sido y es la vida. “Pa fuera” es la idea del cambio en la vida pública y política, y “pa dentro” lo es en la vida individual, aunque también es colectivo, ¿no? A veces pasa que hablas con tus amigas y os dais cuenta de que os pasa lo misma a todas, que no a todos. Para mí todo es político, pero esta segunda parte es más íntima, más emocional. Porque para cambiar hay que cambiar cómo sentimos: nos han inculcado el deseo y las expectativas. Y aunque en este disco fue una intención, ahora mismo sí que siento que estoy más metida en esta batalla.

Muchas de nosotras nos damos cuenta de que vivimos en una sociedad en la que somos menos por algún hecho en concreto ¿Ha habido algún momento de tu vida que fuera un punto de inflexión para empezar a apoyar el feminismo?

Obviamente cuando era pequeña no lo era porque nadie me habló de feminismo, pero yo creo que intuitivamente siempre lo he sido, porque sí que me di cuenta de que el sistema estaba montado de manera que me genera dolor. Me acuerdo de que cuando a mis amigas y a mí nos llamaban guarras yo me preguntaba ¿por qué las tías somos guarras?, o darme cuenta de que para ser visible siendo mujer había que estar buena. Aunque últimamente estoy pasando por otro punto de inflexión, porque al igual que el feminismo me ha salvado muchas veces, también siendo que me ha condenado. Ya no sólo tengo que encajar dentro del estereotipo mainstream de qué es una mujer perfecta, sino que además también hay estándares para ser la feminista perfecta. Hay normas en todas partes. Ahí fuera están las que son una puta mierda con respecto de qué es ser mujer y para tener voz, pero en ambientes militantes también está todo lo que se supone que hay que ser. Y esto tiene sentido si te ayuda, si al final es una losa pesada e insana, sigue siendo otra puta mierda.

Lo cual me levanta una duda, ¿alguna vez te han criticado por no ser suficientemente radical?

No por norma general. Quizás más en ambientes anarquistas, aunque yo no soy anarquista. Sólo tomo de él lo que me interesa, sobre todo en mi organización personal. Me sirve mucho la lucha contra el poder,  pero más allá de eso nada.

¿Crees que con el internet y la democratización del arte hay que tener un sentimiento de responsabilidad de cara a lo que se publica?

Es que creo que cuando una piensa lo que van a pensar de ella los demás en realidad es lo que ella piensa de sí misma. No es realista preocuparse por lo que piensan los demás y exigir el cambio. Es básicamente, seguir en la batalla, y poder permitirme cagarla y no estar todo el día cargando mi estandarte. Creo que ése es el camino: decir lo que no hay que decir. No creo que fingir que no existe esa parte de nosotras que no nos gusta sea positivo.

Con respecto de la responsabilidad yo sí creo que la hay. Yo no puedo decir cualquier mierda del amor. Primero por mí, porque no creo que me haga bien y segundo, porque es absurdo. No lo voy a cantar al sufrimiento por amor sin más, pero si a mí el amor me duele, le voy a cantar. Creo que no hay que caer en errores comunes como naturalizar relaciones o roles que no son naturales y que pienso que son una mierda, como el amor romántico. Intento buscar un punto en el que pueda hablar desde mí y que me sirva, pero desde una postura responsable.

¿Cuáles crees que son los motivos de que te estés haciendo tan conocida en ambientes estudiantiles, jóvenes, militantes?

Está la opción repelente dPa fuera y pa dentroe decir que porque soy la bomba, jajaja, pero no. Creo que hay una manera más emotiva de entenderlo y otra más fría y racional. La primera es decir que a lo mejor lo que hablo, lo hablo de verdad y eso a la gente le llega. Y por otro lado, no hay mucha gente que haga lo que yo hago, en realidad. A todos nos gusta escuchar música política que nos hable de aquello con lo que nos identificamos, pero no hay casi referentes musicales feministas, mujeres hablando de política o como respuesta cultural a un espacio que se ha abierto con gente con nuevas ideas. Y eso unido a que me preocupo un poco por el sonido, aunque es ahora cuando estoy empezando a aprender música, es algo que se agradece.

Y hablando de esto, ¿consideras que lo tuyo es más fama o popularidad?

Creo que es una mezcla, porque en América Latina me escuchan bastante y nunca he ido ahí; pero también es verdad que considero la música una militancia y en este sentido me gusta tocar en campañas para sacar pasta para financiar proyectos políticos. Aunque intento compaginarlo con dar conciertos por mi cuenta.

¿Qué es lo que te hizo votar a Podemos (que lo leímos en tu página de Facebook) y qué piensas de la situación política de España actual, tras los resultados electorales?

Aunque no seguí a muerte las encuestas, me sorprendieron mucho los resultados de Ciudadanos, esperaba que tuvieran más éxito. Mi visión personal es que lo importante para cambiar el sistema es que haya gente que lo cambie día a día. Yo vengo de no creer en absoluto en las instituciones aunque ahora mismo estoy dudando. No sé si todo está montado para tener un margen muy escaso. Yo quiero pensar que lo hay, aunque esté todavía por ver.  A mí lo que me ha hecho votar a Podemos ha sido que he conocido gente en asambleas y colectivos que me parecen muy válidos y merecedores de mi confianza que ahora están ahí dentro. Además de que evidentemente el PP nos está jodiendo la vida, a mí no me da igual que esté el PP o que esté el PSOE. Yo noto que hay más policía, o el tema del aborto sí que me afecta, o veo a gente que no puede ir al hospital porque lo han privatizado. Por ir a votar no cambia gran cosa, hay que estar ahí todos los días intentando hacer cosas con tu gente, proyectos, cambiar la sociedad a pie de calle, que es como se hace al final. Hay que generar redes y vínculos más allá de las urnas, y si se tiene que liar en la calle, se lía.

Para acabar ¿nos haces una recomendación musical, cinematográfica y literaria?

Mi serie favorita es The Wire, y me parece la mejor del mundo a pesar de haber visto pocas. El último libro que me léi fue Cachorros de nadie de Enrique Martinez Guerrera que es un educador muy crítico con las instituciones educativas estatales y cómo se tratan a las niñas y los niños, y me moló y tocó, la verdad. Y para acabar, estoy muy Siembra, jaja, un clasicote. Y también estoy escuchando mucho Jodida pero contenta de Buika, y “Muerdo” me gusta mucho, además tenemos alguna colaboración pendiente.

¿Te ha gustado pero quieres saber más? ¡Estás de suerte! Esta solo es una parte de la entrevista completa, si quieres leerla al completo entra en mi blog (no recomendado para gente a quien le gusta la edulcoración).

Deje un comentario