Entrevista a Óscar M. Prieto por “40” |
Portada » Cultura » Entrevista a Óscar M. Prieto por “40”

Entrevista a Óscar M. Prieto por “40”

Por Redacción , 29 Marzo, 2017

El escritor leonés Oscar M. Prieto, publica su sexta novela: “40” (Eolas Ediciones). Un título rotundo y breve como la prosa que anima la historia que se narra. Después de “Berlín Vintage”, novela que ha sido definida como una catedral, el autor da una nueva vuelta de tuerca en los planteamientos narrativos, pero continuando con el mismo motivo que anima a los protagonistas de sus novelas, que no es otro que la búsqueda de sentido. Con un estilo ágil y un entramado bien montado, 40 es la celebración de un cumpleaños. Una novela que, sin duda, hará cosquillas y pupa a muchos de sus lectores, porque en muchos de sus pasajes y pasadizos se sentirán identificados. Un mosaico de la vida cuando se llega a los 40. Hablamos con él.

.- Parece que se trata de una fiesta de cumpleaños ¿es así?

Se trata más bien de celebrar la vida. Yo nací el día de la fiesta de mi pueblo, el día del Cristo y siempre he vivido los cumpleaños muy intensamente. Es algo maravilloso. En la novela hay un cumpleaños y una gran fiesta. La fiesta que todos deberíamos dar cada día si nos diéramos cuenta de que lo que significa lograr vivir un día más.

.- ¿Después de los 40, también son divertidos los cumpleaños?

Francamente, gozosos, incluso, diría yo. Por una sencilla razón. Porque uno ya es consciente de que el tiempo no vuelve, si lo dejas escapar lo has perdido para siempre. Por eso hay que vivir más intensamente cada instante y, por supuesto, cada cumpleaños. Si te paras a pensar hay mucha gente que no ha llegado a cumplir 40, por eso creo que es un motivo de celebración. Citaré algunos ejemplos famosos: Tutankamon, Alejandro Magno, Jesucristo, Mozart, Caravaggio, Rimbaud, Janis Joplin,… ninguno lo tenemos asegurado, así que: que nos quiten lo bailao.

.- Cosmo, el protagonista de “40” también ha estado a punto de no cumplirlos.

Cosmo es un bon vivant, sin embargo está un poco aburrido de la vida. Está a punto de no cumplir los 39, pero sobrevive o, mejor diría, comienza a vivir, consciente de la vida. Se da cuenta del auténtico valor de cada día y de lo miserable que es desperdiciarlos. Paradójicamente, son unos sicarios, quienes le devuelven la vida, en lugar de quitársela.

.- De alguna manera ¿se podría decir que 40 es una novela que habla del cambio?

Sí, es una forma de verlo. A Cosmo no le gustaba el cambio, cambiar de vida, llevaba viviendo igual los últimos 20 años de su vida, un poco Peter Pan. Pero el cambio es inherente a la realidad. Todo fluye, todo cambia, decía Heráclito. Como somos miedosos a veces nos gustaría que las cosas no cambiaran, eso que ahora llaman la “zona de confort”, pero es imposible detener el movimiento. Cosmo, por suerte para él y creo que para los lectores, cambia a tiempo.

.- También tiene mucha presencia en la novela el destino. ¿Está de acuerdo?

No podría negarlo. El destino está presente en la novela, como tema y como actor. No quiero descubrirle más al lector. Pero el destino se puede ver de distintas maneras, las dos extremas son aquella que habla del destino como algo impuesto y ajeno al ser humano, juegos de dioses que se entretienen con nosotros, y la otra que comprende al destino como algo propio e irrenunciable de cada ser humano, que cada uno va trazando con su hacer, cada día, con cada decisión, siendo consecuente. Yo me quedo con esta última.

.- Cambio y destino, ¿no le parece algo contradictorio?

¿Por qué contradictorio? Voy a responder con una cita de Viktor Frankl: “El destino no se puede cambiar; de lo contrario no sería destino. El hombre, sin embargo, sí que puede cambiar, de lo contrario ya no sería hombre”.

Tenemos la capacidad de cambiar nuestra vida. Cambiando nosotros. Cambiando nuestra actitud, recuperamos el dominio sobre lo que nos sucede y que no depende de nosotros.

.- Vuelve a jugar en la novela con los saltos en el tiempo ¿por qué?

Porque me gusta. Porque no creo que en la vida, pese a las apariencias, todo suceda linealmente. Al menos no lo comprendemos así y al final, la realidad es nuestra percepción de la realidad. Cuantas veces ocurre que lo que sucede tiene causas en un momento muy anterior, casi olvidado o que lo que sucedió ya sólo podemos comprenderlo mucho tiempo después. Por eso me gustan los saltos en el tiempo en las novelas, porque también las novelas pueden ser un ejercicio para comprender la vida.

.- ¿40 es una novela optimista, entonces?

Así la veo yo, así la escribí, con ese ánimo y con esa intención. En unos años tan duros como los que hemos pasado, era fácil caer por la vertiente del pesimismo, precisamente por ello, porque lo creía más necesario que nunca, decidí hacer de mi novela un cántico, un canto a la vida.

Oscar M. Prieto nació en Benavides de Órbigo (León) en el 73. Filosofía, Derecho e Historia son los tres pilares de su formación. Ha sido profesor de Filosofía Política. Entre sus novelas se encuentran: Berlín Vintage –seleccionada para el “Prix du livre eurpèen” 2015-, Love is a game, Las horas se ríen de mí, El tercer Sacramento y Palabras de carne y hueso. Columnista los miércoles y creador de un universo libérrimo: Patacosmia. Aprende de árboles y flores en su Aleph particular y se inicia con su padre en los misterios de cultivar y ver crecer un huerto. En los últimos años hace camino con piedras del río. No se le conocen antecedentes penales, pero esto, sin duda, es debido a que el pensamiento no delinque.

(La presentación de la novela en Madrid será el jueves 30 de marzo en La Casa Encendida a las 19:00: http://www.lacasaencendida.es/literatura/encuentro-oscar-m-prieto-7216)

Presentaciones: Valladolid, 6 de abril, El Café de Amable; Salamanca, 7 de abril; Gijón, 10 de abril, Librería La Buena Letra; Oviedo, 11 de abril, Librería Santa Teresa, Huesca, 21 de abril, Librería Santos Ochoa; Orense, Ferrol, Coruña, Málaga…

Una respuesta para Entrevista a Óscar M. Prieto por “40”

  1. Pingback: Óscar M. Prieto regresa a Madrid con su nueva novela, “40” | Culturamas, la revista de información cultural

Deje un comentario