‘EMPIRE’ …¡¿Te la vas a perder?! |
Portada » Cultura » ‘EMPIRE’ …¡¿Te la vas a perder?!

‘EMPIRE’ …¡¿Te la vas a perder?!

Por Marisa Arias , 24 febrero, 2015

compo empire

Admito que cuando  vi el primer episodio de ‘Empire’ hará algunas semanas como serie de estreno me sorprendió gratamente. Lo más llamativo que se comprueba es que se recrea la esencia del gheto negro.

Este planteamiento es muy diferente en cuanto a lo que vemos en las series en general por muchas razones: la audiencia norteamericana es elevada, con lo cual eso ya es un aval; está interpretada magistralmente y tiene una trama de esas que enganchan desde el minuto uno, los sentimientos están a flor de piel y, por último, uno tiene delante las composiciones del genial Justin Timberlake, con colaboraciones incluso de Madonna o Katty Perry, que le ponen su toque musical. Pero si hay que ponerle una etiqueta está claro: es un melodrama. Y puede que más de uno se sienta identificado con su música, las relaciones sociales, un hogar roto por separaciones entre cónyuges, el trabajo… u otros muchos motivos.

Pero,  ¿de qué va esta serie o de qué va este imperio?  Es básicamente  un negocio familiar que a través de los muchos contratos musicales mueve mucho dinero y con la relación entre sus miembros surgen intrigas, pasiones, odios, celos, ambición y, en definitiva, poder, que rodean a cada figura del clan tocando un poco la tecla ‘intriga’ en cada uno de sus episodios. Es obligación del patriarca sostener la responsabilidad de que su gran compañía musical discográfica, sacada de la nada y ahora multimillonaria, sea un éxito, pero es casi más esfuerzo o al menos más conflictivo que siga sólida sin él. Mientras, dos de sus hijos se preparan para ser vocalistas y esto casi provoca que se peleen por ser el mejor, y un tercero asesora legal y financieramente a su padre, pero con el mismo fin: quedarse con el ‘imperio’.

‘Empire’  tiene una ambientación fuera de serie. El lujo, los dorados, los trajes, la decoración  o el champán que corre sin medida. En el fondo de todo está la relación rota de la madre y el padre de la familia y que es el hilo conductor. Los personajes están interpretados magistralmente  por Taraji P. Henson como ‘Cookie’, una mujer que sabe lo que quiere y con un fuerte carácter que hará tambalear la estabilidad de la empresa -reconozco que su actuación me enganchó nada más verla saliendo de prisión (¡Coookie es mucha Cookie!)-, y su exmarido  y director de todo ese maremágnum, Lucious Lyon, papel a cargo de Terrence Howard.

Si retrocedemos al pasado (y así fue la primera escena de la serie), las cosas se torcieron y Cookie fue acusada de un delito por el que pasó 17 años en prisión. Cuando vuelve, ya en el presente, quiere ajustar cuentas, reclamar lo que es suyo de una compañía fundada por el matrimonio gracias a un aporte económico de ella, pero proveniente de la droga. En fin, todo un embrollo. A eso le añadimos que a Lucious le han diagnosticado una grave enfermedad sin cura por la que morirá en tres años. Su propósito, preparar a sus extrovertidos hijos, aunque  no a todos, primero para triunfar en la música y luego para que se hagan con el monopolio de la empresa. Tienen que estar  punto  para cuando él lo deje,  pero… ¿ cuál de los tres será el heredero? ¿Llegará la protagonista a quedarse con su pedazo de la tarta? ¡Así arranca este poderoso “imperio”!

Veremos la quinta entrega de esta serie que aterriza de la mano de FOX Life, los miércoles a las 22:00 horas. ¡¿Te la vas a perder?!

Su música en You Tube:

https://www.youtube.com/watch?v=R02mQ-DxixY

 

Deje un comentario