El sistema emocional en épocas de crisis |
Portada » Marcas y Empresas » El sistema emocional en épocas de crisis

El sistema emocional en épocas de crisis

Por Juliano Oscar Ortiz , 12 Septiembre, 2014

“No se trata de una personalidad magnética, eso puede ser sólo facilidad de palabra. tampoco de hacer amigos o influir sobre las personas, eso es adulación. El liderazgo es lograr que las miras apunten más alto, que la actuación de la gente alcance el estándar de su potencial y que la construcción de personalidades supere sus limitaciones personales”.
Peter Drucker

En el mundo empresarial las emociones tienen la misma importancia que en cualquier actividad social humana, por lo tanto, es vital que los líderes de hoy se comprometan en generar las condiciones necesarias para que estas competencias fluyan sin obstáculos.
Vemos con mucha expectativa la generación de emprendimientos de diverso tamaño, pero la realidad indica que 7 de cada 10 de esos emprendimientos, no llegan al segundo año de vida.
Miles de empresarios nóveles se embarcan en una rueda que los arrastra a lugares de dudas, incertidumbres y problemas, generalmente iniciados debido a la falta de conocimiento y preparación. Para alivianar estos parámetros es indispensable, al liderar organizaciones o pequeños emprendimientos, un óptimo equilibrio y manejo de las emociones. Ante una complicada red de contextos dinámicos, cambiantes y de momentos globales impredecibles, que nos reportan cada vez más inseguridad, se hace preciso un modelo directivo (y en lo personal, un modelo de aprendizaje) basado en el cuestionamiento constante, con el objetivo de alcanzar niveles de mejora permanente. Como líderes, hemos de comprender que tener miedo no es una tragedia, la tragedia es no superarlo, no traducir en acciones y cuidados esa emoción que en muchas ocasiones paraliza toda actividad y atenta contra la innovación y ek desarrollo.
El liderazgo proactivo necesita liberarse de las cadenas que estructuran los pensamientos y las decisiones, y asumir el compromiso de diseñar respuestas y determinar soluciones en base a una política de ideas creativas y reactivas. Reactivar estas áreas generará escenarios de optimismo y resolución efectiva.

Deje un comentario