El premio Sociedad del Conocimiento se otorga a un joven médico que descubre un tratamiento para una enfermedad olvidada |
Portada » Ciencia y Tecnología » El premio Sociedad del Conocimiento se otorga a un joven médico que descubre un tratamiento para una enfermedad olvidada

El premio Sociedad del Conocimiento se otorga a un joven médico que descubre un tratamiento para una enfermedad olvidada

Por Laura Ávila , 7 Diciembre, 2015

Imagen-Premio-Sociedad-del-Conocimiento-JPEG2

Emprender es una palabra que ha recobrado una importancia transcendental en los últimos años. Muchos cursos y programas se imparten actualmente en diferentes centros de formación para estimular a los jóvenes y «no tan jóvenes» a desarrollar un negocio rentable y alcanzar el éxito. Sin embargo, emprender también significa desarrollar actividades que entrañan gran dificultad y que llevan a la consecución de fines solidarios y beneficiosos para toda la sociedad. Este es el caso de Oriol Mitjà, un joven médico especialista en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas, cuyas investigaciones se han centrado en la eliminación de las denominadas Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD). Con apenas 29 años, este joven investigador dejó todas las comodidades que le brindaba desarrollar su trabajo en Barcelona, donde nació, o en Londres, donde cursó un máster sobre este tipo de dolencias, y se dirigió a la lejana isla de Lihir, en Papúa Nueva Guinea, para prestar su ayuda a los enfermos. Este sitio se encuentra perdido en el medio del Pacífico y cuenta con tan solo 18 000 habitantes. En dicha isla todavía persisten enfermedades olvidadas como el pian, erradicada en los países desarrollados, que tiene consecuencias muy graves y que afecta a más de medio millón de personas, especialmente niños, en países con escasos recursos y con alarmantes niveles de pobreza extrema. Oriol Mitjà, junto a otros colaboradores y médicos como Quique Bassat, también del Instituto de Salud Global de Barcelona, han descubierto un nuevo tratamiento que sustituye los pinchazos de penicilina por una sola pastilla de un antibiótico denominado azitromicina, fácil de suministrar y que puede acabar definitivamente con esta enfermedad. Este hecho es más significativo al comprobar que, actualmente, muy pocos medicamentos nuevos son diseñados para enfermedades olvidadas como esta. La iniciativa mencionada y unos trabajos tan meritorios y admirables no han pasado desapercibidos para la Fundación Gestión del Conocimiento, dedicada a promover la sociedad del conocimiento y canalizar «el saber» y «el saber hacer» hacia la consecución de los mejores fines, lema fundamental de esta entidad. En la I Conferencia celebrada por esta Fundación en el Teatro Centro Cultural Pilar Miró de Madrid, se otorgó el Premio Sociedad del Conocimiento a Oriol Mitjà como reconocimiento a su labor, premio de gran importancia que se concede a aquellas personas que, a nivel internacional, emplean sus conocimientos y esfuerzos para el desarrollo de una sociedad más sabia, racional, responsable y comprometida con el bienestar de las personas y con el progreso social. En palabras del presidente de esta Fundación, Ángel de Mora-Losana, trabajos como los de Oriol Mitjá, Quique Bassat y todos los colaboradores que han participado en esta extraordinaria misión, son un ejemplo a seguir por el resto de la sociedad. En la entrega de este premio señaló de forma muy emotiva la importancia de las acciones de investigadores, médicos, misioneros y voluntarios que se desplazan a lugares remotos con precarias condiciones de vida para ofrecerles, a través de su conocimiento y su labor, una ayuda indispensable y de enorme valía. Son estas personas, muchas veces anónimas, a las que apenas se dedican muestras de gratitud o reconocimientos públicos, las que constituyen el cimiento principal para el progreso social de cualquier país. Son ellos los que alcanzan verdaderamente el éxito cuando emprenden, porque reflejan, a través de sus ideas y acciones, lo mejor del ser humano: su generosidad y bondad al prestar toda su ayuda a las personas que más lo necesitan. Al final de la Conferencia, a la que asistieron numerosos expertos e innovadores dentro del campo educativo, también se otorgó el Premio Gestión del Conocimiento a Domingo Valhondo por sus avanzados proyectos y trabajos como director en la compañía Repsol dentro del ámbito de mejora en la adquisición, intercambio y potenciación de conocimientos.

Fuente: Nota de prensa ofrecida por nota de  Fundación Gestión del Conocimiento 

Deje un comentario