El precio de las urgencias |
Portada » Social » El precio de las urgencias

El precio de las urgencias

Por Natalia Méndez , 26 julio, 2014

 

urgencias_colapsadas_hospital_clinicoQuieren cobrar entre 15 y 25€por acudir a Urgencias, para evitar (siempre según esta cúpula de ladrones y estafadores) que los hospitales se colasen por motivos que podrían subsanarse en centros de salud.

Ahora os voy a contar una historia. Esta mañana mi madre ha ido a rehabilitación en un centro de salud madrileño y a una señora mayor haciendo sus ejercicios se le ha salido el hombro. En el centro de salud no había ningún traumatólogo ni nadie que supiese que hacer; no tenían cabestrillos con los que asegurarle el brazo; estaban escasos de sábanas con las que improvisar una retención para el hueso…y han tenido que llamar al hospital más cercano (12 de Octubre) para que enviasen una ambulancia y trasladasen a la mujer, ambulancia que no quería acudir porque al tratarse de un hombro la mujer, a su entender, podía acercarse al hospital caminando.

Quieren cerrar muchos de los ambulatorios, y para conseguirlo siguen la técnica de la <<pescadilla que se muerde la cola>>: no tienen apenas servicios buscando que los pacientes tenga que acudir a otros centros, y como no hay pacientes no tienen mucha variedad de servicios. Pero cuando nos ocurra algo ¿es a estos ambulatorios a los que tenemos que acudir?

Y eso por no tener en cuenta ese nivel de vida tan irrisorio y penoso que tenemos más de la mitad de los españoles; el sueldo nos lo bajan, los puestos de trabajo brillan por su ausencia y los productos no hacen más que subir. Derechos fundamentales como la educación y la sanidad, poco a poco y ante la pasividad y mirada atenta de muchos, nos los están robando (¡si levantasen la cabeza todos nuestros abuelos que se llevaron más palos que un burro para conseguirlos se volvían a morir del asco!)

Señores políticos y calaña del sector, las urgencias no están abarrotadas porque nos aburramos o vayamos a disfrutar del aire acondicionado en las tardes calurosas de julio, es que al cobrar por los medicamentos hay muchos que no se los pueden permitir y sus dolencias se agravan; las colas de pacientes no están ahípor el número descontrolado de personas que necesitan cuidados, sino por el número ínfimo de personal que están dejando en los hospitales los pobres no dan a basto y el número de solicitantes supera al de profesionales médicos; las listas de espera para operaciones y pruebas no son resultado de caprichos, sino de falta de maquinaria porque el dinero hay que gastarlo en renovar los smartphones de los políticos con dinero público.

Pero sí, adelante, cobren por las urgencias. Que sumando los jóvenes que se ven obligados a emigrar, las familias que reducen el número de hijos que tienen por el nivel de vida y las escasas ayudas y la sanidad tan precaria que están dejando a ver cómo están las arcas de las que tanto les gusta coger dinero dentro de 10 años.

Deje un comentario