El gallo y la mujer |
Portada » Columnistas » El gallo y la mujer

El gallo y la mujer

Por David Acebes , 21 mayo, 2014

«a batallas de amor, campos de pluma»

Góngora

   En mi columna del día 10 de abril, «Nacho Vegas y la disforia postcoital», rescaté del olvido un antiguo adagio latino: Omnia animal post coitum triste.

   En aquella ocasión, omití a propósito la apostilla final, pues me parecía grosera y misógina.

  Sin embargo, tras las últimas declaraciones del ex Ministro de Agricultura, ¿señor? Arias Cañete, en las que afirmaba que “demostrar superioridad intelectual ante una mujer podía parecer machista”, me veo obligado a desempolvar, nuevamente, el mismo adagio. Esta vez, empero, me ciño a su versión completa.

   Dice así: Omnia animal post coitum triste, sive gallus et mulier, esto es, todos los animales se ponen tristes después del coito, salvo el gallo y la mujer.

   A fuer de ser sincero, confieso que en el momento de escribir mi columna sobre Nacho Vegas no sabía muy bien a qué se refería el proverbio con su mención al gallo. Ahora lo sé. Se refería a don Miguel Arias Cañete, alias «el gallito».

   Según la RAE, una de las muchas acepciones de «gallo» o «gallito» es la de hombre que se impone en un grupo con sus bravuconadas y chulerías. Y no me negaran ustedes que, de bravuconadas y chulerías, Cañete sabe mucho. ¿Cómo olvidar aquel símil agropecuario en el que comparó a las mujeres con el regadío? O cuando, haciendo alusión a su amistad con Paulino Plata, afirmó que le llamaba tantas veces que le estaba saliendo “como una novia cara”.

   No nos engañemos. Por todos es sabido que el Partido (anti)Popular ha elegido como candidato a estas elecciones europeas a un político de perfil medio-bajo, buscando, con tal proceder, el voto fácil de su electorado habitual, un electorado acostumbrado a sus salidas de tono, del tipo “yo me ducho con agua fría” o “yo veo un yogurt caducado y me lo como”.

   ¡Ojalá que se hayan equivocado! Y, con suerte, el próximo día 25 seamos testigos de un nuevo episodio de disforia postelectoral. Sí, han leído bien, «disforia postelectoral», donde el triste, por una vez, sea el gallo y no la mujer.

   Otrosí digo: Vistas las recientes imputaciones a jóvenes que arremeten contra políticos, a través de tuits y redes sociales, consulté con mi abogado si podía meterme en un lío por escribir esta columna en la que cuestiono el comentario machista de todo un señor ex ministro. Afortunadamente, mi abogado me ha dicho que no me preocupe, pues, según su experiencia, los políticos de hoy en día no son capaces de leer un escrito que contenga más de 140 caracteres, por lo que difícilmente podrán leer esta columna, por muy breve que esta sea.

4 Respuestas a El gallo y la mujer

  1. Karyn Huberman Responder

    21 mayo, 2014 a las 7:51 pm

    Me agradó tu artículo David, no creo que te metan preso por él ya que para eso tendrías que haber difamado y solamente estás diciendo cosas ciertas que para mal del señor??? Cañete, se han escuchado en directo por toda España y en el exterior. Fíjate que lo que más me molesta fuera de su comentario machista es que dentro del PP, solamente la alcaldesa de Valencia dijera que era un “comentario poco afortunado”… ¿Cómo es posible que después de semejantes palabras salga la señora Cospedal o la señora Saenz de Santamaría sonriendo al lado de él? En fin, un saludo amigo.

  2. isi Responder

    22 mayo, 2014 a las 9:19 am

    Lo que dices es cierto pero…no es menos cierto que la pobre contrapartida (retórica hormonal hasta que te duelen los oídos)-se lo puso a huevo-que ofrece la sra. Valenciano (uníglota reconocida para su desgracia y únicamente con méritos provenientes de su militancia política ) tampoco lleva a ninguna parte.

  3. greogorio. Responder

    23 mayo, 2014 a las 6:31 pm

    Muy acertado con el comentario David, está claro que cuando se han dado las condiciones en que la mujer ha podido demostrar lo que tiene en su mente, igual que el hombre lo viene haciendo durante siglos, o sea la formación hay algunos que no lo soportan y con las camaras delante tratan de salir lo mejor que pueden. Un saludo.

  4. lorenzo Responder

    30 mayo, 2014 a las 11:27 am

    David, muy incisivo, con razón

Deje un comentario