El final de la crisis |
Portada » Nacional » El final de la crisis

El final de la crisis

Por Gaspar Jover Polo , 21 abril, 2018

Muchos comentaristas políticos están convencidos de que nuestro presidente del gobierno dulcifica la situación real cuando nos dice que ya ha llegado el final de la crisis, que ya nos estamos recuperando, y nos explican a continuación que don Mariano tergiversa la realidad porque está preparando las próximas campañas electorales y necesita recobrar la confianza de sus electores. Yo creo, por el contrario, que el presidente del gobierno es sincero cuando se muestra tan confiado. Él cree realmente que ya hemos salido del atolladero porque las cajas y los bancos ya vuelven a caminar con paso seguro, porque la prima de riesgo ya se encuentra a un nivel aceptable, y porque las grandes multinacionales obtienen más beneficios que nunca. Y eso es el final de la crisis para Mariano Rajoy y para su equipo de gobierno.

 

La mayoría de los españoles y buena parte de los medios de comunicación pensamos que el final de la crisis tiene que suponer necesariamente una disminución seria del paro, una mejora paulatina en las condiciones de vida y de trabajo para el conjunto de la sociedad, algo así como una recuperación de las condiciones de vida que disfrutábamos en el 2007, justo antes de que se viniera abajo parte del sistema financiero tanto en España como en Europa y en Norteamérica. Pero me temo que, para Mariano Rajoy y para los sectores más poderoso de nuestra economía, superar la crisis tal vez signifique solamente ajustar el sistema capitalista: recuperar a los bancos que se encontraban al borde de la quiebra y estabilizar los parámetros macroeconómicos. Es difícil creer que, para los grandes capitales, salir de la crisis signifique devolver a los trabajadores los derechos que han perdido en los últimos años y devolver a la sanidad y a la educación todo el presupuesto del que disfrutaban. Estos grandes capitales están aumentando sus beneficios considerablemente gracias, sobre todo, a la pérdida de derechos del conjunto de la población, y es lógico suponer que no deseen perder las ventajas que han conseguido últimamente.

 

Gaspar Jover Polo

Deje un comentario