“El día que amaneció sin colores”, de Jean-Gabriel Causse |
Portada » Cultura » Libros » “El día que amaneció sin colores”, de Jean-Gabriel Causse

“El día que amaneció sin colores”, de Jean-Gabriel Causse

Por Begoña Caballero , 14 marzo, 2019

El día que amaneció sin colores” de Jean-Gabriel Causse es una novela original, sencilla y agradable de leer que aporta algunas dosis de optimismo y en la que los colores, en todo su esplendor, son los grandes protagonistas. Y es que, según Charlotte, la protagonista, el rosa, el rojo o el verde, entre otros, no son solo una tonalidad o un matiz, sino que son mucho más. Simplemente, hay que leer esta ficción para darnos cuenta de lo que aportan y lo que pueden causar.

El día que amaneció sin colores, de Jean-Gabriel Causse

El día que amaneció sin colores -image vía megustaleer.com

Ficha técnica de “El día que amaneció sin colores”  

  • Autor: Jean-Gabriel Causse
  • Editorial: Grijalbo, sello de Penguin Random House
  • Género: Narrativa, novela de ficción contemporánea
  • Longitud: 274 páginas
  • Año de publicación: 7 de marzo de 2019
  • Formato: versión impresa y versión digital
  • ISBN: 978-84-253-5754-1

Argumento de “El día que amaneció sin colores

Un día los colores empiezan a desaparecer y en ninguna parte del mundo se perciben. Los únicos que existen son el negro, el blanco y las tonalidades que de ellos pueden derivarse. Los niños ya no quieren comer porque ya no ven los colores de las verduras o las frutas e, incluso, se quejan insistiendo que no les sabe igual, los clientes tampoco pueden distinguir bien las etiquetas de sus productos favoritos en los supermercados y los ánimos de las personas ya no son los mismos, pues aparecen la tristeza o el aburrimiento, entre muchos otros sentimientos. Parece que toda la humanidad se ha sumido en un bicolor que a muchos les hace recordar la época en la que nació la televisión y todo se veía en estos blanco y negro.

En este momento es cuando Arthur, un comercial de una fábrica de lápices de colores, conoce más de cerca a Charlotte, su vecina de enfrente. Una mujer bella, con una voz preciosa y que, curiosamente, a pesar de ser ciega de nacimiento, es una reconocida investigadora del color y habla de ello en la radio. No tardarán en darse cuenta de que Louise, la hija de Charlotte, tiene un don especial para devolver el color a las cosas y deciden ponerse manos a la obra para que todo vuelva a ser como antes. Sin embargo, no les va a resultar tan fácil como imaginan, pues hay personas que, ansiosas por hacerse ricas, son capaces de cualquier cosa.

Sobre el autor: Jean-Gabriel Causse

Jean-Gabriel Causse, autor de “El día que amaneció sin colores” – image vía megustaleer.com

(Rodez, 1969) es un escritor francés, publicista y diseñador especializado en los colores. Sus estudios abordan el color no solo desde el punto de vista estético o de la moda, sino también la influencia que este tiene sobre nuestras percepciones y comportamientos. Miembro del Comité francés del color desde 2007, Causse goza de gran prestigio profesional e internacional como especialista cromático trabajando para importantes marcas de moda y multinacionales como Ikea. Asimismo, Causse es autor del exitoso ensayo “El asombroso poder de los colores” (El Ateneo, 2015), traducido en dieciocho países. Ahora presenta su primera novela “El día que amaneció sin colores“, que se traducirá a quince idiomas y cuyos derechos audiovisuales ya se han vendido para una gran producción internacional.

Opinión personal sobre esta novela de Jean-Gabriel Causse

Quien nada sabe sobre los efectos universales y el simbolismo de los colores, jamás podrá emplearlos adecuadamente” es una de las numerosas frases que se desprende de “Psicología del color” de Eva Heller. Y es este fantástico libro (en el que se analiza de forma exhaustiva y científica, además de una forma muy estructurada, cómo influyen los colores en nuestra psicología) el que viene al recuerdo, una y otra vez, mientras la lectura de “El día que amaneció sin colores”  absorbe al lector. Y es que la historia que se cuenta, aunque aparentemente sea sencilla, no deja de mostrarnos el verdadero significado de los colores, qué nos aportan y cómo cada uno de ellos puede afectarnos de una u otra forma.

Si se echa un vistazo a la biografía de Jean-Gabriel Causse enseguida nos damos cuenta de que es un auténtico experto en la materia y, enseguida, se comprende su forma de escribir esta ficción y todas las anécdotas curiosas que en ella se van contando de boca de Charlotte Da Fonseca (investigadora del color a pesar de su ceguera) en el programa de France Inter radio en el que colabora.

Con una ambientación bastante bien lograda y estructurada, escrita de forma sencilla y dividida en una docena de capítulos no demasiado largos, el autor nos acerca de una forma asombrosa e inteligente al mundo de color y la importancia que este tiene. Para ello, no duda en hacer pequeños guiños a los campos que él domina, como los distintos estudios que se han realizado al respecto, la publicidad o la moda (mencionando varias marcas muy conocidas e incluso al recientemente fallecido Karl Lagerfeld), y, ayudado de curiosas e interesantes anécdotas, logra que se despierte en el lector la fascinación por las diversas tonalidades, además de por la ficción que, en sí, ha ideado. Y es que, aunque, en apariencia, se tenga la sensación de que se trata de una novela para pasar el rato, posteriormente, se van vislumbrando los pequeños matices que la rodean y acaba deleitando, a la vez que haciéndonos reflexionar en toda la belleza que nos rodea y en cómo ni tan siquiera nos damos cuenta de ello.

En el sentido anteriormente mencionado, en “El día que amaneció sin colores” son muchos los párrafos en los que el autor hace gala del vasto conocimiento que tiene acerca de las diferentes tonalidades: “Al repasar todos los combates de lucha grecorromana desde el inicio de los Juegos Olímpicos modernos, observamos que los luchadores vestidos de rojo se impusieron a aquellos vestidos de azul en un sesenta y siente por cierto de los casos, lo que supone algo más de dos tercios“…”los científicos se muestran categóricos al respecto: llevar alguna prenda de color rojo hace que uno parezca más fuerte y proporciona una mayor energía“. O cuando se habla acerca del rosa: “cuando se contempla un tono color rosa se activan exactamente las mismas zonas de su cerebro que cuando se contemplan imágenes de felicidad. La expresión popular “Ver la vida color de rosa” ha sido corroborada por estudios científicos“.

Con unos personajes carismáticos, salvo en el caso de Gilbert o Doble Quintal, entre otros, bien desarrollados y perfilados, cada uno con su forma de ver y entender la vida y con sus virtudes y defectos, hace que la ficción se nos antoje algo mágica, incluso.

Por todo lo anteriormente expuesto, resta añadir que, a pesar de que no se trata de una gran obra maestra, es original y aborda el tema de forma ingeniosa haciéndonos reflexionar (como indicaba antes) sobre temas variados, por lo que no se puede hacer otra cosa que recomendarla para esos momentos en los que nos apetece desconectar de otras lecturas más densas y de esos momentos en los que percibimos que a nuestro alrededor el negro o el gris son los reinantes.

Deje un comentario