El avance en las encuestas de Ciudadanos |
Portada » Columnistas » El avance en las encuestas de Ciudadanos

El avance en las encuestas de Ciudadanos

Por Carlos Almira , 19 noviembre, 2017

Las últimas encuestas del CIS pronostican un avance considerable en la intención de voto, si hubiera unas elecciones generales en España, para el partido de Albert Rivera, Ciudadanos. Como es más que probable que el plan B del Gobierno de España sea convocar esas elecciones, dependiendo de los resultados de las Catalanas del próximo 21 de diciembre y del culebrón judicial del Partido Popular, me parece pertinente analizar la coherencia de la opción de Ciudadanos, a partir de unas declaraciones programáticas de su líder, que considero suficientes y pertinentes: un artículo de Albert Rivera, publicado por el País el 11 de Mayo de 2017, tras la victoria de Emmanuel Macron en Francia. Cito textualmente el comienzo para analizar esta coherencia:

La victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de Francia ha demostrado que el liberalismo progresista gana terreno en Europa y empieza a dibujarse como la única opción política de futuro para poder afrontar los retos que nos plantea el Siglo XXI. Este joven economista de 39 años ha sido capaz de llevar a cabo una gesta electoral sin precedentes, a una velocidad de vértigo, apoyándose en un movimiento civil, En Marche!,y prescindiendo de las obsoletas estructuras de los viejos partidos. Además, ha logrado que en Francia se vote con ilusión y esperanza y no solo con miedo, al proponer a los franceses un programa liberal, moderno, reformista, progresista y europeísta.”

Parto de la buena fe del autor y de su intención de expresar sinceramente su pensamiento, sin suponer en él ninguna intención de manipulación, para analizar lógicamente en este párrafo, su argumentación. Ésta puede reconstruirse como sigue:

-El liberalismo progresista gana terreno en Europa y, por eso también, en Francia, como lo acaba de poner de manifiesto la victoria de Macron.

-La razón por la que el liberalismo progresista gana terreno en Europa es que es la única opción de futuro frente a los nuevos retos que nos plantea el siglo XXI.

-Ahora bien: si el liberalismo progresista gana terreno en Europa (y en Francia), es porque antes no lo tenía.

-Pues el liberalismo progresista es anterior a los nuevos retos que nos plantea el siglo XXI.

-Pero los electores ahora comienzan a verlo como la única opción para hacer frente a esos nuevos retos (frente a los partidos tradicionales, obsoletos, y frente al nuevo populismo -ver el resto del artículo citado, que nos sirve de co-texto-).

-Por lo tanto ahora empiezan a apoyarlo en las urnas, y de ahí que sea la única opción de futuro en Europa.

-En conclusión: La razón por la que el liberalismo progresista es la única opción de futuro frente a los nuevos retos que nos plantea el siglo XXI, es que gana terreno (como acaba de poner de manifiesto la victoria de Macron en Francia), en Europa. Y la razón por la que gana terreno en Europa es que es la única opción de futuro frente a esos nuevos retos, y los electores han empezado a darse cuenta de ello.

En pura lógica, la estructura de este argumento se corresponde con la de la equivalencia (o bicondicional), del tipo: “Si estoy vivo, entonces respiro; y si respiro, entonces estoy vivo. Luego estoy vivo y respiro”.

Según la regla de verdad de la equivalencia (bicondicional), ésta es una fórmula verdadera cuando sus dos miembros son, simultáneamente, o bien verdaderos o bien falsos.

Por ejemplo, en nuestra analogía, también sería verdadera la fórmula, si yo dijera: “Si no estoy vivo, entonces no respiro; y si no respiro, entonces no estoy vivo. Luego (dado el caso), ni estoy vivo ni respiro”.

Lo que, trasladado a nuestro ejemplo (artículo de Albert Rivera), se podría expresar así también con dos posibilidades:

a) “Si el liberalismo progresista gana terreno (electoralmente) en Europa, es porque es la única opción de futuro para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI; y si es la única opción de futuro para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI, es porque gana terreno electoralmente en Europa. Luego, gana terreno en Europa y es la única opción de futuro para hacer frente a los retos del siglo XXI”.

Pero también sería verdadero, en pura lógica del bicondicional, decir: b) “Si el liberalismo progresista no gana terreno (electoralmente) en Europa, es porque no es la única opción de futuro para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI; y si no es la única opción de futuro para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI es porque no gana terreno electoralmente en Europa. Luego, ni gana terreno en Europa, ni es la única opción de futuro para hacer frente a los nuevos retos del siglo XXI”.

Son pues los hechos (los resultados electorales) y no la Razón, los que tienen aquí la última palabra.

Deje un comentario