Ebrios de derechos |
Portada » Columnistas » A falta de sol » Ebrios de derechos

Ebrios de derechos

Por Oscar M. Prieto , 19 Julio, 2016

Me despiertan, puntuales, el gallo del vecino, las campanadas del reloj de la Torre, repetidas, por si a caso, y las ondas de un beso de Thelma y de su gata Helena. Es una buena manera de comenzar el día. Los días comienzan bien cuando estoy en mi pueblo, Benavides.

Los pueblos tienen más ventajas de las que muchos imaginan y no sólo este despertar romántico y ausente de otros ruidos secundarios, e incluso, en algunas ocasiones van por delante de las ciudades y grandes capitales. Me refiero ahora a que siendo yo niño presencié el milagro de los Ocho Caños –la fuente que preside Benavides– en lugar de agua manando vino. Vale, de acuerdo que se trataba de una carroza en las fiestas del Cristo, pero echaba vino por los ocho brazos.

Al parecer un belga llamado Xavier Vanneste ha construido una tubería para transportar la cerveza desde la fábrica a la embotelladora atravesando la ciudad de Brujas. Algún avispado sediento ha querido ver en esta iniciativa la posibilidad de que salga la cerveza en los grifos de las casas y me incluyo entre quienes al leer la noticia hemos sonreído libidinosamente.

No creo que pase mucho tiempo para que empiece a reclamarse como un derecho ni descarto que haya quien le otorgue la categoría de derecho humano: el derecho de todos los seres humanos, por el hecho de serlo, a recibir en sus casas la cerveza por la cañería.

La lista de derechos se ha hecho interminable, el bosque ya no nos deja ver los árboles. Qué afán, obsesión por tener derecho a todo. Ebrios de derechos, nos hemos vuelto locos, hemos olvidado el coste que supone cada uno de estos derechos nuevos que reclamamos. El coste material, también para el planeta, pero sobre todo la limitación de nuestras propias capacidades que suele implicar. Acostumbrados a tener derecho, hemos olvidado nuestra habilidad para conseguirlo por nosotros mismos, el valor de nuestro esfuerzo y la bondad del sacrificio. Sedentarios, apoltronados, mamones, incapaces. En esto nos estamos convirtiendo, borrachos de derechos.

Yo reclamo una lista de ‘Deberes Humanos’ que sean exigibles en todo tiempo y lugar a todo ser humano. Denle una vuelta al asunto.

Salud.

www.oscarmprieto.com

Deje un comentario