Ébola, ¿Psicosis o Distracción? |
Portada » Nacional » Ébola, ¿Psicosis o Distracción?

Ébola, ¿Psicosis o Distracción?

Por Iván Trapero , 8 Octubre, 2014

Tras este brote de nerviosismo que sufrimos en nuestro país, debido al virus del Ébola, he querido hacerme eco de la noticia, y de esta manera expresar lo que pienso, de la situación caótica que vemos día a día en los medios de comunicación.

Lo primero, antes de todo, pedir disculpas a los lectores por mi, digamos, “inocente ignorancia”, por romper el protocolo, y esta vez no hablar de deporte. Pero esto es algo que nos incumbe a todos, incluso a jugadores de fútbol que tienen en sus calendarios de selecciones, encuentros en Sierra Leona sin ir más lejos, uno de los focos más importantes del Ébola, ya que algunos de los jugadores se han negado a ir a dichas citas por miedo a contraer el virus.ebola1 (1)

Últimamente se cita mucho que si la negligencia es de los médicos y enfermeros, que si el fallo estuvo a la hora de trasladar al misionero, que si por qué, debe de asumir también la culpa del segundo contagio el perro de la enfermera afectada… Ahora, es cuando vienen las hipótesis, ahora, es cuando viene el miedo, cuando prestamos atención a las noticias, y cuando buscamos la solución, y los culpables, es ahora cuando la enfermedad deja de ser de personas de raza negra, y cuando se preocupan las personas blancas.

Yo lo que me pregunto es, ¿por qué Miguel Pajares, sacerdote español repatriado desde Liberia, que finalmente fallecería el 12 de agosto de 2014 en Madrid, tiene la culpa del desconcierto de la población española? Si cuando inmediatamente se supo la noticia, el gremio de enfermeros, fue a todos los medios judiciales posibles, para hacer saber que no estaban preparados, ni tenían el material necesario, para hacer frente, y se les desestimó. Quisiera saber, ¿por qué se le traslado al hospital Carlos III si es de seguridad P3? Si dicho virus necesita una seguridad de P4, y en esta revisión publicada en PLOS Pathogens en 2013, se demuestra que sólo hay ocho centros en Europa que garanticen los niveles de bioseguridad exigidos para manejar el Ébola, siendo uno en Francia, dos en Alemania, dos en Reino Unido, uno en Suiza, otro en Italia y el último en Hungría. Ninguno en España.

Lo que me preocupa es que Excálibur, el perro de la segunda víctima del contagio, ¿puede llegar a tener el virus, o ser portador de él? Ya que es importante añadir que el contacto directo, o indirecto también puede venir a través de animales, y más concretamente de los mamíferos. Esta noticia, pronto ha sido acogida, por las asociaciones, y activistas de grupos en contra del maltrato animal, llegando a manifestarse para que el animal no fuese sacrificado. En realidad a mí esa pregunta es la que menos me quita el sueño, ya para mí, personalmente, el hecho de manifestarte, en contra de la muerte del perro, me parece la “frivolidad del siglo”, llegando a humillar la vida de su dueña, que para criterio personal, una vida humana es mucho más importante que la de un animal, si nos ponemos a pensar como especie que somos. Y hablando de especies, yo defiendo la mía y me hago una pregunta, ¿por qué, el sistema de gobierno español, permite que nuestra especie, y nuestro país, peligren de tal manera, debido a una negligencia que es totalmente suya? Es ahora cuando pienso que el actual gobierno, será trasparente con la sociedad, como cuando ellos ocupaban la oposición, y le pidieron al gobierno de entonces, debido a la famosa Gripe A, que tuvieran transparencia, que no engañases al pueblo, y que asumiesen culpas, llegando a dimitir quien fuesen los culpables. Quisiera llegar a comprender, ¿por qué, esa gente que se quejaba contra la muerte del animal, que al parecer no tiene culpa de nada, no se quejan de la posible muerte de sus familiares, amigos o vecinos, por el posible contagio que puedan sufrir por el Ébola? Sí creo que nosotros, tampoco tenemos culpa, de nada de lo que pueda hacer mal nuestro gobierno. De todas maneras, así nos olvidamos un tiempo del escándalo de las tarjetas de Bankia, de la corrupción, de los desahucios y del paro.

Pero la pregunta que más me atormenta, y la que más me preocupa es, ¿seremos imbéciles como humanos? Toleramos tanta aberración, permitimos tener una medicación prostituida, y lo peor de ello, es que, una mentira contada mil veces se convierte en verdad, y ahora que es cuando nosotros intentamos decir nuestras verdades, se convierte en mentiras.
¿Será que no tenemos ese altavoz, del que disponen esos grandes mentirosos?, pero bueno como se suele decir “el que quiera escuchar tiene oídos”.

Una vez más, perdónenme por mi “inocente ignorancia”, seguro que muchas otras personas se preguntan las mismas cosas que yo, me reitero en mis disculpas, por tener tantas preguntas, pero es que no sé quién me las puede solucionar.

ebola1

Deje un comentario