Durga Puya, el ritual de la diosa hindú que acrecienta la alegría de Calcuta |
Portada » Sin categoría » Durga Puya, el ritual de la diosa hindú que acrecienta la alegría de Calcuta

Durga Puya, el ritual de la diosa hindú que acrecienta la alegría de Calcuta

Por Mariano Velasco Escudero , 12 mayo, 2017

La ciudad de Rabindranath Tagore y de la Madre Teresa se convierte durante nueve días del otoño en un festival de arte, colorido y devoción para celebrar la victoria del bien sobre el mal

Fotografía de Meghdutam Travels

Charlando en Madrid con el muy amable matrimonio Mukherrjee, propietarios de la agencia de viajes de Calcuta (India) Meghdutam Travels, se me ocurrió contar la anécdota de cuando con diez años me cambiaron a un colegio que tenía un nombre muy raro y le pregunté a mi madre: ¿Mamá, cómo dices que se llama mi nuevo cole? Y ella me contestó: Rabindranath Tagore.

Los ojos de ambos cónyuges se iluminaron intensamente rebosantes de alegría, como solo los oscuros ojos de hombres y mujeres de aquellas tierras saben hacerlo, al oír el nombre del poeta hindú más internacional, nacido en Calcuta, el primer escritor asiático galardonado con un Premio Nobel, e inmediatamente se interesaron por saber dónde estaba ubicado mi querido colegio, que todavía hoy existe en el madrileño Barrio del Pilar.

Jaydeep Mukherjee, presidente de Meghdutam Travels

Pero Jaydeep Mukherjee, presidente de Meghdutam Travels, no había viajado hasta Madrid junto con su mujer y sus dos hijas para conocer el colegio Tagore, sino para presentar lo que ellos califican como “el mayor acontecimiento socio/cultural del mundo”, la celebración del Durga Puya (ritual de la diosa Durga). Hablamos de una fiesta  que atrae cada año en otoño a más de diez millones de personas a la ciudad hindú que acogió y dio su nombre a una Premio Nobel más: la Madre Teresa de Calcuta.

Antigua capital colonial británica, la ciudad de Calcuta sorprende por la armónica convivencia del refinamiento y riqueza propios del mayor lujo asiático con la más absoluta miseria que se respira en muchos de sus rincones y calles, contraste que tal vez solo pueda llegar a entenderse gracias al júbilo que emana de las almas y los ojos de sus habitantes y que la ha hecho ser conocida universalmente como “ciudad de la alegría”, título inmortalizado tras la popularidad de la novela de Dominique Lapierre.

El acto se celebró el pasado 4 de mayo en el restaurante Ganges, un verdadero templo de la cocina hindú en Madrid, y estuvo organizado por la citada agencia con la colaboración de Incredible India, la marca de la Oficina de Turismo de la India, y de la embajada de este “increíble” país asiático. Durante la  presentación, de la que ejerció como maestro de ceremonias el periodista Francisco López-Seivane, se proyectó un vídeo sobre la festividad realizado por Leandro Blanco (National Geographic), con guión del propio López-Seivane, antes de que la bailarina Mónica de la Fuente deleitara al público con una subyugante actuación de danza india.

López-Seivane, Jaydeep Mukherjee y la esposa de Leandro Blanco presentan el vídeo

López-Seivane recurrió en su introducción al Durga Puya a la similitud de la ceremonia hindú con otras tantas que nos son muy familiares, como la Romería del Rocío, la Semana Santa, la Feria de Abril o las Fallas de Valencia. Con la primera tendría en común el Durga Puya la explosión de devoción hacia la diosa/virgen que se produce entre la miles de almas repartidas por los rincones de Calcuta. Con la segunda, la organización en una suerte de cofradías o hermandades para la construcción de los pandals, estructuras temporales en las que se venera la imagen de la diosa que convierten a la ciudad de Calcuta por unos días en un verdadero museo al aire libre, y que guardan cierta similitud también con las casetas de la Feria de Abril, y así nos vamos ya a la tercera. Y con la cuarta, por último, que las bellas y numerosas imágenes de la diosa de diez brazos que se elaboran para la ocasión se erigen para ser, no quemadas, pero sí sumergidas en aguas del sagrado Ganges.

Fotografía de Meghdutam Travels

Pero lo que hace más personal y atrayente a la festividad hindú es la profunda devoción que se respira durante la celebración, que difícilmente puede entenderse si no es a través del tamiz de la espiritualidad que impregna el modo de vida de esta sociedad, y que no tiene parangón en el mundo. Así es como los ciudadanos de Calcuta rememoran durante nueve días la mitológica victoria de la diosa madre Durga sobre el demonio Mahisasur, una manera muy personal de celebrar el triunfo del bien sobre el mal, alegoría que, con distintos protagonistas y diferentes puestas en escenas, resulta de lo más común en la mayor parte de las religiones.

Fotografía de Meghdutam Travel

Meghdutam Travels ofrece varias opciones para asistir a esta fiesta en Calcuta, con la posibilidad añadida de aprovechar el viaje y visitar también otros muchos atractivos de la India, como Benarés, el Taj Mahal en Agra, la ciudad de Delhi y Jaipur, además de Calcuta.

Y para quienes dispongan de más tiempo y presupuesto, se ofrece completar el viaje con una extensión al increíble Parque Nacional Sudarbans, maravilla del delta del Ganges, un denso bosque de manglares donde habita quien, a pesar de no poseer el Nobel, resulta tanto o más conocido y admirado que los mencionados Rabindranath Tagore o la Madre Teresa de Calcuta: el majestuoso tigre de Bengala. Una oportunidad única para saber más de este bello y salvaje animal y de su entorno.

Fotografía de Meghdutam Travel

Según narra el propio López-Seivane en un espléndido reportaje sobre la zona,  el tigre de Bengala, animal en peligro de extinción, está aquí más protegido que los propios habitantes de las aldeas, a quienes no les está permitido portar armas para defenderse y que en más ocasiones de las deseadas – y sin que esto haga de freno para quien tenga pensado realizar un viaje que resulta de lo más seguro – sirven como alimento del felino. Una visita a las aldeas de este territorio, habitadas principalmente por quienes se conocen como “viudas del tigre”, dará testimonio de cómo es la dura vida de estas gentes y de cómo asumen con dignidad y resignación la crueldad de la ley de la naturaleza que, desafortunadamente, algunas veces les toca en suerte.

Para más información, consultar las páginas web de:

Meghdutam Travels

Oficina de Turismo de India 

 

Deje un comentario