Dorada a la sal |
Portada » Cocina Cotidiana » Dorada a la sal

Dorada a la sal

Por Anna Genovés , 8 Marzo, 2014

Dorada a la sal

 

Aprovechando la última receta: almejas Dionisis de Miquel Zueras, vamos a cocinar unas doradas al horno a la sal. Un plato que puede servirse como segundo tras la paladear los moluscos. Está riquísima, es fácil de cocinar, digestiva y con muchos nutrientes.

Por otro lado, no hay que olvidar que la dorada es un pescado azul rico en ácidos grasos (oleico, linoleico y omega3) ya que sus grasas son poli insaturadas. Otros pescados con propiedades similares: atún, anchoas, salmón, arenque, salmonete, anguila, jurel, pez espada, lamprea o caballa.

Estudios científicos abalan que el consumo habitual de pescado azul es positivo para la salud, reduce el índice de riesgo de contraer cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 doradas de unos 350 grs. cada una
  • 2 Kg de sal gruesa
  • Papel horno

Elaboración

1-  Enjuagar las doradas y dejar que escurran el agua mientras enciendes el horno a 200ºC (arriba y abajo).

2-  Sacar la bandeja del horno y forrarla con papel horno.

3-  Poner las dos piezas de pescado en la bandeja y cubrirlas completamente con la sal.

4-  Dejarlas hornear a 200ºC durante 35 minutos.

5-  Sacar la bandeja y retirar la sal con un tenedor. Puedes coger  las doradas con una paleta de pescado y quitarles la piel para servirlas, te resultará muy fácil.

6-  Si ves que están poco hechas, puedes dejarlas unos minutos más en el horno. Sin sal y envueltas con papel de plata (para que calienten rápido sin perder el jugo).

Mis consejos

Para que las piezas de doradas queden verdaderamente jugosas, tienes que ponerlas en el horno sin limpiar. Cuando vayas a comprarlas dile al pescadero cómo vas a cocinarlas. Él sabrá qué hacer.

Si no tienes papel horno, echa un chorrito de aceite de oliva sobre la bandeja y repártelo con una espátula. De esta forma las doradas no se pegarán.

Una guarnición perfecta son unas patatas a lo pobre cortadas en rodajas gruesas.

El vino blanco ideal para acompañar este plato es el Chardonnay canario. Afrutado y ligero.

Chardonnay blanco-2012

Chardonnay blanco 2012

Deje un comentario