DIVAGACIONES SOBRE CATALUÑA |
Portada » Nacional » DIVAGACIONES SOBRE CATALUÑA

DIVAGACIONES SOBRE CATALUÑA

Por Agustín Ramírez , 21 septiembre, 2017

Se aproxima el 1 de Octubre y el problema de Cataluña se está asemejando a esa nube negra que se acerca poco a poco y que, al final, descarga toda el agua justo encima nuestra.

Las posiciones que se mantienen son numantinas y sostenidas por argumentos meramente descriptivos, vacíos y poco analíticos, dejando a la luz las vergüenzas de demasiados políticos que solo hablan conforme al argumentario diario o semanal que les proporcionan sus dirigentes.

Hoy es el día en el que nadie habla con datos y cifras de lo que la separación de Cataluña implicaría tanto para los catalanes como para el resto de españoles. Nadie habla de lo que Cataluña aporta a España y de lo que el resto de España aporta a Cataluña; nadie habla de qué y cuanto supondría esa supuesta independencia en áreas como la Seguridad Social, las pensiones públicas, la Hacienda Pública, la marcha de grandes y pequeñas empresas de Cataluña, el impacto que para Cataluña tendría la salida de la Unión Europea, y, además, cómo se conseguiría la financiación de las cuentas públicas catalanas, teniendo en cuenta la consideración que le dan las agencias internacionales de “bono basura”.

Y ahora algunas consideraciones:

  • La Constitución de 1978 fue votada en España por un 91,81% de los votantes y en Cataluña, en cada una de sus cuatro provincias, por más del 90% de votos favorables.
  • La Constitución de 1978 es considerada, técnicamente, como una Constitución rígida por las amplias mayorías que se necesitan para su modificación; pero que esto no asuste a nadie, cuando al poder le interesó se hizo una “reforma exprés” con nocturnidad y alevosía, modificando el artículo 135 de la Constitución, para garantizar que la deuda a cobrar, primero sería la de los bancos, y de lo que sobrase se podrían beneficiar los españoles, o dicho en términos legales: “los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta”, Congreso dixit 2 de septiembre de 2011.
  • Además, tan constitucionalistas que son unos y tan detractores de ella que son otros, ¿Cuántas voces se alzaron para estudiar la aplicación del artículo 92.1 de la Constitución? que reza así: “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”. Consultivo no quiere decir vinculante.
  • El 30 de marzo de 2006 el Congreso de los Diputados aprobó una reforma del Estatuto de Cataluña, proveniente del Parlamento catalán, el cual fue recurrido por el Partido Popular ante el Tribunal Constitucional; la sentencia posterior de éste recortó y modificó el texto aprobado. Quizás fue un tren que nunca debió pararse y a partir de este momento fue cuando la “cuestión catalana” empezó a descarrilar.
  • El independentismo catalán ha brotado de forma abrupta, pero no casual, además de por la sentencia del Tribunal Constitucional, cuando ha aparecido la corrupción que invadía el comportamiento público de la Generalitat, desde el ex honorable señor Pujol hasta su sucesor, pasando por la familia del primero, sus amigos y sus colaboradores. Lo que un día dijo Pascual Maragall de que “su problema es el 3%” se quedó en una anécdota al lado de todo lo que ha ido y sigue apareciendo. Es a partir de ese momento cuando la corrupción se intenta tapar con el brochazo gordo del independentismo.
  • Cataluña, según el informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, es la autonomía que, entre 2009 y 2015, más recortes impuso en gasto social, un 26,6% y, de otra parte, el gobierno del señor Mas fue la que menos recortes hizo en las áreas no vinculadas a asuntos sociales. No olvidemos que el señor Mas fue, incluso, precursor de los recortes que luego extendió el señor Rajoy. A la vista de todo lo anterior me pregunto, ¿qué hace alguna izquierda apoyando y uniéndose con semejantes políticos? Como dijo aquel, “mí, no comprender”.
  • El actual gobierno de Cataluña ha convocado un referéndum para conocer la opinión del pueblo catalán, pero lo ha convocado vulnerando y retorciendo el Reglamento para conseguir esa convocatoria; la cual ha sido criticada en España, Cataluña incluida, y no avalada en el exterior; por consiguiente no es difícil concluir que esa convocatoria, cuando menos, es demasiado irregular. Además, los informes de los técnicos legales del propio Parlamento catalán, informaron desfavorablemente sobre la legislación a aprobar y la interpretación de la ya existente.
  • El Gobierno de España ha mantenido una postura completamente inflexible y del resto de partidos poco se ha oído respecto de unas ideas que propiciasen dar al problema una salida política, solamente hay cortedad de miras y una interpretación nacionalista de España, solo palabras vacías e ideas ausentes. Tan es así que el Congreso de los Diputados no ha celebrado debate alguno sobre el problema de Cataluña.

Estamos en un punto tal, que la discusión es sobre si los catalanes con ideas contrarias a la del gobierno de la Generalitat deberían ir a votar NO o si deberían abstenerse en esta farsa de referéndum. Hay quien defiende que se debería organizar una campaña para que todos los contrarios a los Puigdemont, Junqueras y Forcadell deberían participar para mostrar la fuerza del NO; por el contrario, otros opinan que es mejor no participar y que la abstención demuestre la fuerza de sus posiciones y la no legitimación del proceso tal y como lo han planteado.

Y en medio del fragor de la batalla sobre la independencia o no de Cataluña, no se nos debe pasar por alto que el Banco de España da por perdidos del rescate bancario de 54.353 millones de euros la cifra de 42.590 millones de euros; y quiero resaltar que de esa cifra, 11.830 millones de euros corresponden a una entidad llamada Catalunya Banc. Hay asuntos donde da igual ser catalán, español, murciano o extremeño; son otros los parámetros a manejar cuando se habla de tamañas felonías, y en temas así la nacionalidad no resuelve nada.

Deje un comentario