Difret, de Zeresnay Bérhane Mehari |
Portada » Cultura » Cine » Difret, de Zeresnay Bérhane Mehari

Difret, de Zeresnay Bérhane Mehari

Por José Luis Muñoz , 16 mayo, 2015

DIFRETDifret, en amárico, significa violación. La película etíope dirigida por Zeresnay Bérhane Mehari, un etíope formado cinematográficamente en Estados Unidos que estudió cine en la Universidad del Sur de California y tiene una cierta experiencia como cortometrajista y es autor del documental África unida: la celebración del 60 aniversario de Bob Marley,  tiene en su haber el plus de exotismo, haber pasado, con una buena acogida, por el festival de Sundance de 2014, en donde el público le otorgó el premio al mejor largometraje internacional, premio que revalidaría también en el Festival de Berlín, y el haber sido producida por Angeline Jolie, quien más lucha desde las filas del star system por hacer causa común junto a los desfavorecidos del mundo y, en este caso, para apoyar con su nombre a cinematografías subdesarrolladas.

Pero no todo son buenas intenciones en el mundo del cine y lo cierto es que Difret, película basada en hechos reales y que sigue de cerca a la abogada Meaza Ashenafi (Meron Getnet), una bragada luchadora en pro de los derechos de la mujer en su país, que toma entre manos el caso de la joven Hirut Assefa (Tizita Hagere, actriz adolescente de extraordinaria fotogenia), una brillante escolar de 14 años acusada de matar a los bandidos que la secuestraron y violaron cuando salía de su escuela en su aldea a tres horas de Adis Abeba, siguiendo tradiciones ancestrales previas al compromiso de boda que recibe el nombre de telefa, homicidio por los que se puede enfrentar a la pena de muerte, es una película átona, kistch, sin altura dramática y que aburre de principio a fin a pesar de todas sus buenísimas intenciones que nadie discute.

La película, con algún que otro flashback que ilustra el hecho que se juzga, carente de fuerza, se centra en el procedimiento judicial y en toda la parafernalia burocrática que lo precede, que resulta kafkiana a ojos de un espectador occidental. Difret se hace larga, aunque no lo sea esta rareza cinematográfica hablada de principio a fin en amárico, la lengua etíope, bien fotografiada por Monika Lencewska, que está a años luz de otras películas rodadas en el continente africano, y a la poética Timbuktu me remito.

Título original: Difret
País: Etiopía
Año de producción: 2014
Género: drama social
Duración: 99 minutos
Director: Zeresnay Bérhane Mehari
Estreno en España: 30/04/2015

Deje un comentario