¿Destapa la felicidad? |
Portada » Marcas y Empresas » ¿Destapa la felicidad?

¿Destapa la felicidad?

Por Juliano Oscar Ortiz , 27 enero, 2014

¿Destapa la felicidad?

En la página del Instituto de la Felicidad Coca Cola, se puede leer, “Cuando se mide el grado de felicidad o de satisfacción a través de encuestas, se evalúa la percepción o juicio que tienen las personas respecto a su propia vida como un todo y como un estado duradero, no pasajero”.

¿Será duradero o pasajero el estado en que se encuentren aquellos trabajadores que serán despedidos por Coca-Cola Iberian Partners?

Bayer

Bayer

La multinacional anunció, la semana pasada, que cerrará cuatro de sus once plantas de producción en España, por lo que 750 personas dejarán de pertenecer seguramente a los millones de integrantes del Instituto de la Felicidad Coca Cola.

Ironías al margen, creo que lo peor es leer el Expediente de Regulación de Empleo (qué brillante uso del eufemismo) de la empresa, en donde se especifica que el servicio de atención al cliente, se centrará en Madrid, Barcelona y Sevilla para “potenciar su rapidez, eficacia y funcionamiento integrado en todas las áreas de contacto directo con el cliente”, ¿quiere decir entonces que antes esto no ocurría? ¿O que se hacía en forma equivocada para dar trabajo a cientos de familias?

Ante estas medidas el creativo publicitario debe escarbar profundamente en su cerebro para encontrar la manera de seguir mostrando a la empresa como un símbolo de felicidad. El despido de cientos de trabajadores por una razón de “búsqueda de mayor eficiencia” es menos que risueño y no quisiera estar en los pantalones del responsable de comunicación para explicar tal utilización monstruosa del diccionario.

Coca Cola siempre ha sido un ejemplo de comunicación publicitaria y sus spots son muy recordados, sobre todo lo que se emiten en vísperas de Navidad. La empresa supo construir una identidad en base a una personalidad joven, atractiva, dinámica, permanentemente asociada a la idea de felicidad. A pesar de los cambios sociales, las presiones económicas y las campañas agresivas por su supuesta misteriosa composición, la compañía  creada el 5 de Mayo de 1886 por el farmacéutico estadounidense John Pemberton, es un símbolo de creatividad e ingenio a la hora de dirigirse a sus consumidores.

En las redes sociales desarrolló un intenso y marcado avance para lograr engagement y posicionarse digitalmente. Hace poco un estudio interno de la compañía aseguraba no haber encontrado una significativa relación estadística entre el ruido online generado y las ventas a corto plazo, pero que esto no revelaba la totalidad del impacto a través de internet.

Coca-Cola, es una marca que cuenta historias que son la imagen y el poder de la marca a nivel global, historias que van más allá de las personas. Su mensaje está orientado claramente a que ese contenido refleje su compromiso por hacer del mundo un lugar mejor y su esfuerzo va encauzado en ese sentido. Pero, cuidado, que cuando una empresa construye una comunicación faltando a ese compromiso, puede tener graves consecuencias.

Las cosas como son, los despidos son despidos en España y en cualquier lugar del planeta. Así se lo quiera cubrir con el velo de la eficiencia industrial o de eufemismos informativos.

 

 

Deje un comentario