DEL CASO GÜRTEL Y SUS CONSECUENCIAS |
Portada » Nacional » DEL CASO GÜRTEL Y SUS CONSECUENCIAS

DEL CASO GÜRTEL Y SUS CONSECUENCIAS

Por Agustín Ramírez , 3 junio, 2018

La sentencia del caso Gürtel ha precipitado un cambio de gobierno. Las condenas derivadas de la sentencia, aunque recurribles, han puesto de manifiesto un grado de corrupción institucional tan elevado que sus consecuencias no se han hecho esperar en el plano político; en otro plano más social ha dejado la evidencia de que ante la Justicia todos no son iguales. Las personas condenadas y con posibilidades de eludir la prisión preventiva mediante aportaciones dinerarias, han encontrado el dinero en unas horas o días, a pesar de que algunos de ellos reclamaron un desbloqueo de sus cuentas para los gastos diarios, conclusión: si no tienes dinero a la cárcel, y si lo tienes, a la calle; pero dejemos esta historia que enrabieta y alcemos la mirada.

No olvido que el recién elegido Presidente de Gobierno era diputado del Grupo Parlamentario Socialista y que votó a favor de la modificación del artículo 135 de la Constitución en el año 2011:”…Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta …”, condición impuesta por Bruselas, por todos conocida pero no explicitada a la opinión pública hasta unos años después. Esta actuación, al principio del rescate de la economía española, fue una continuación de la ya iniciada en el año 2010 con la reforma laboral que supuso un endurecimiento de las condiciones y derechos laborales, llegándose al punto de originar una huelga general y una manifestación en la que uno de sus miembros de cabecera, un mes después fue designado Ministro de Trabajo, don Valeriano Gómez. Esta reforma laboral fue el preludio de la que en el año 2012 impulsó el partido Popular, encabezado por el señor Rajoy, ahondando más en la restricción de derechos laborales, condiciones laborales y niveles salariales que junto con otras medidas encaminadas a laminar el débil Estado del Bienestar, ha supuesto para la sociedad española una fractura en la que se han salvado los poderosos y el resto se ha empobrecido, haciendo de España uno de los países que encabeza la desigualdad por renta en la Unión Europea,  pero de esto ya hemos hablado en artículos anteriores y así como conviene no repetirse, tampoco conviene olvidar. No quiero aburrir con más situaciones de este tipo, solamente explicar, someramente, los motivos de mi desconfianza.

Y en este panorama de desigualdad y recortes sociales, empiezan a aparecer noticias que hablan de un nivel de corrupción que abruma; una corrupción que afecta a Cataluña, Andalucía, Levante, Baleares, Madrid, Murcia, Extremadura, que afecta al gobierno de esas comunidades autónomas, de ayuntamientos y hasta de instituciones como la Corona, llegando, incluso a provocar la abdicación del rey Juan Carlos I; todo ese nivel de corrupción origina el surgimiento del movimiento 15M, origina que comiencen los procesos judiciales ante tamañas felonías, origina la conversión de algunos al independentismo radical y, entretanto, el gobierno del Partido Popular avanza en su política de recortes en todos los ámbitos, afectando desde la sanidad, la educación, el empleo público, las pensiones, las ayudas al desempleo hasta los recortes en materia de libertad de expresión y manifestación;  la férrea coraza de la derecha política más radical avanza por todos los campos donde puede expandirse.

Y todo este caldo de cultivo estalla con la sentencia del caso Gürtel que provoca una reacción para quitar del gobierno a quienes les han mantenido a pesar de sus continuas pérdidas de votantes. No solo son las elevadas condenas, también se cuestiona la verosimilitud de la declaración como testigo del Presidente de Gobierno, el primero de la democracia incluido en semejante situación, así como se hace un reconocimiento del comportamiento en todo el proceso del Partido Popular, lo más explícito es aquel SMS de Rajoy a Bárcenas: “Luis, se fuerte” y la constatación de la existencia de una caja B para usos “diversos”.

Y no se debe olvidar, ni mucho menos, que la corrupción en Cataluña ha devenido en que el nacionalismo se transformase en independentismo radical  y en este punto, junto a la actuación de determinados líderes catalanes, la actuación del gobierno central ha sido, solamente, la de buscar una salida judicial, dando lugar a que la situación se encallase cada día más y el enfrentamiento social ha quedado servido. No obstante, debo reconocer mi estupor ante la reacción de buena parte de los catalanes que han seguido a pies juntillas las ideas inverosímiles de determinados líderes, les han aupado y mantenido con una fe, ciega a mi parecer, digna de mejor causa; se han tragado por igual el comportamiento de quienes han salido por pies de Cataluña como el de quienes han asumido sus responsabilidades pagando con la cárcel sus ideas. Para mí son políticos presos, no presos políticos y pienso que la prisión preventiva no es, ni de lejos, la mejor de las soluciones. Y me apena sobremanera que ante una situación de equilibrio electoral, unos quieran imponer sus ideas a los otros; es el mismo talante autoritario que critican a los del gobierno central.

Y llegamos al día de ayer en el que se produce la aprobación de una moción de censura que posibilita un cambio de gobierno; una moción de censura solo rechazada por el propio partido Popular y por Ciudadanos, partido del mismo espectro social en lo económico y que en lo social adormecen su lucha contra la corrupción manteniendo su apoyo al señor Rajoy.

Sí, es muy difícil la situación del nuevo gobierno que ha sido apoyado por un espectro tan heterogéneo que solo tiene en común el desalojo del gobierno de un partido corrupto, veremos como transcurren los acontecimientos. De momento hay que recordar al Partido Popular que la moción de censura es constitucionalmente una opción plenamente válida, aunque no les falta un punto de razón al declarar que esa moción se ha ganado sin un plan de gobierno, punto en el que deberían pensar que habremos hecho tan mal como para que sin ese programa los demás se hayan puesto de acuerdo. Ciudadanos, entre tanto, se ha quedado mirando los resultados de las encuestas, que les daban como ganadores aparentes, y se han quedado inmóviles con su propuesta de elecciones inmediatas, -si ganamos en las encuestas pidamos elecciones ya y lleguemos al gobierno, han pensado- , pero como les pasó en Cataluña la cintura política la han tenido tan rígida que fueron incapaces de proponer un gobierno, a sabiendas de que no saldrían elegidos pero sí favorecerían el que corriesen los plazos para formar gobierno y no dilatar en el tiempo las idas y venidas de los independentistas advenedizos.

Al nuevo gobierno del señor Sánchez se le pide que derogue medidas tomadas por el Partido Popular, que desbloquee medidas que están paralizadas en el Congreso, que  tome medidas políticas que desbloqueen la situación en Cataluña; veremos lo que nos deparan los días pero junto al escepticismo de las primeras líneas de este escrito albergo la esperanza de que algunas medidas se puedan tomar en favor de la ciudadanía, aunque como dijo aquel  la esperanza solo existe para los desesperados.

Una respuesta para DEL CASO GÜRTEL Y SUS CONSECUENCIAS

  1. Andres Algar Diaz Responder

    4 junio, 2018 a las 6:44 pm

    Buenas tardes señor Ramirez , su articulo como siempre es mas que correcto , yo no !o hubiera escrito mejor ni mas acertado , pero le confieso que ciertos pasejes parece como si me hubiese leido el pensamiento . Un cordial saludo .h

Deje un comentario