Déjà vu azul a la espera de los Apeninos |
Portada » Columnistas » Déjà vu azul a la espera de los Apeninos

Déjà vu azul a la espera de los Apeninos

Por Fermín Caballero Bojart , 16 mayo, 2014
Nacer Bohuanni celebrando su segunda victoria de etapa en el Giro de Italia.

Nacer Bohuanni celebrando su segunda victoria de etapa en el Giro de Italia.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento opcional”; la teoría que Murakami recogió en su De que hablo cuando hablo de correr, saltó por los aires en pocos segundos. Alaridos de dolor. Reventada la elegancia suprema del ciclista contra el asfalto, solo quedaba el orgullo. El ulular de las ambulancias mitigaba el motivo. Querían regresar a la carrera, despertar de una pesadilla, que en realidad era su propio destino. Así quedó grabada para los debutantes la sexta etapa del Giro disputada ayer entre Sassano y Montecassino, donde orar no sirvió de nada.

Se cumple una semana de competición en el Giro homenaje a Pantani; mañana surcará Montecopiolo donde El Pirata regateaba a la gravedad mientras entrenaba. Y todos los hombres del pelotón sufriendo en exceso. Padecen quemaduras de un asfalto vengativo, magulladuras y, en el peor de los casos, roturas; demasiados riesgos para los tiempos que corren. Bicicletas de papel, ciclistas con piel de mariposa y corazón de gigante. Frenos de diseño. Atletas contra la ira del dios destino. De un dios caprichoso que ha decidido comerles la moral a los deportistas.

Mentalmente fuerte para superar el miedo y confiar en sus posibilidades aparece Cadel Evans en el control de firmas tras un rostro acerado. Tenso por las críticas. Por el debate. Si se cae un rival, no hay que esperarle. “Yo habría hecho lo mismo” le dijo Purito desde un costillar roto que le ha arrancado el Giro de cuajo. Hay que ser consecuente con los actos y el viejo Evans, a sus 37 años y con cinco podios en las tres grandes ya sabe de que va el ciclismo. Tiró cuando había que tirar, el resto ya es historia. Y Nairo no lo olvida, es joven y esta recibiendo el legado de la montaña. Testigo de un ciclismo cada vez más calculador, donde las escapadas consentidas parecen programadas. La fuga de hoy murió a dos kms de meta.

Y si finalmente en la montaña BMC atrapa la maglia rossa a favor de Evans, será un todos contra uno. Y comenzará una carrera paralela de negociaciones, promesas e intereses, cuyas alianzas quedaran enmascaradas en breves fugas, en pelotones partidos o en traiciones que nadie será capaz de entender, salvo los propios protagonistas. Y las venganzas estarán servidas a 2000 mts de altitud, en un segundo de desfallecimiento o en un descenso mal negociado. Y entonces, cuando lleguen a meta, solo les quedará el orgullo de no haber caído. De haber sido derrotado en solitario, como si la fuerza del dios iracundo no hubiera podido con él. Ni con su bicicleta de papel. Y será la prensa quién lo enjuicie para que no pase a la historia en crónicas épicas sino vengativas. Dolorosas.

Como la caza de los cinco nombres del día. Haas, Thurau, Boem, Anacona y Chalapud eran los elegidos de hoy para probar la teoría de lo inevitable y lo opcional. Hasta que Orica puso la locomotora en marcha y sobre el mapa trazaron, con un tiralíneas recto y preciso, el punto de encuentro. Herrada (Movistar) ya se había descolgado, cuando 10 minutos le parecieron al pelotón un suma y sigue irrisorio.

Y en los 2 kms finales un déjà vu como salido de L’Avenir des sciences psychiques llegaba hasta la meta. En forma de campeón de Francia, embutido en su azul de la FDJ.fr. Nacer Bouhanni, pardal de fuerza y potencia, nacido a orillas del río Mosela, que con buena colocación se llevaba su segunda victoria de etapa, en un ring de guantes finos (en su cuenta Twitter es boxeador) y bielas templadas, de la que Francia espera algo más que una estrella fugaz.

La maglia rossa australiana, Matthews, acumula 6 jornadas de líder, con la de hoy, donde la noticia ha sido la ausencia de lluvia y montoneras (se cayó el Movistar Ventoso, aparentemente sin consecuencias graves). A la espera de los Apeninos, donde las subidas colocarán a cada uno en su sitio de una vez por todas. Mañana etapa de montaña con 179 kms entre Foligno y Montecopiolo con dos puertos de primera y final en alto.

 Clasificación etapa 7:

1 Nacer BOUHANNI 5:16:05

2 Giacomo NIZZOLO 

3 Luka MEZGEC
4 Michael MATTHEWS
5 Roberto FERRARI
6 Tyler FARRAR
7 Enrico BATTAGLIN
8 Boy VAN POPPEL
9 Ivan ROVNY RUS
10 Elia VIVIANI
 

 General:

1 Michael MATTHEWS AUS OGE 29:34:19

2 Cadel EVANS AUS BMC +21”

3 Rigoberto URAN URAN COL OPQ +1:18

4 Rafal MAJKA POL TCS +1:25

5 Steve MORABITO SUI BMC +1:25

6 Matteo RABOTTINI ITA NRI +1:25

7 Ivan SANTAROMITA ITA OGE +1:47

8 Fabio ARU ITA AST +1:51

9 Tim WELLENS BEL LTB +1:52

10 Ivan BASSO ITA CAN +2:06

2 Respuestas a Déjà vu azul a la espera de los Apeninos

  1. Manuel Pozo Responder

    17 mayo, 2014 a las 1:34 pm

    Es una verguenza la poca cobertura que televisión le da al Giro de Italia. Cualquier televisión. Gracias Fermín por acercarnos a esta carrera maravillosa.

  2. Fermín Caballero Bojart

    Fermín Caballero Bojart Responder

    17 mayo, 2014 a las 11:03 pm

    Hay dos canales autonómicos que emiten parcialmente, en directo, las etapas. Si no hay cobertura, a través de internet se puede seguir el Giro por Eitb y por RatioTelevisión del Principado de Asturias. Eurosport también emite en directo. RTVE y las privadas nacionales no. Triste sí pero, en mi opinión, no lo calificaría de vergonzoso.

Deje un comentario