¿Qué decidirá mañana jueves el Banco Central Europeo? |
Portada » Economía » ¿Qué decidirá mañana jueves el Banco Central Europeo?

¿Qué decidirá mañana jueves el Banco Central Europeo?

Por José Julián Martín , 2 diciembre, 2015

EuropaComentario del profesor de CUNEF, Carlos Salvador, con una previsión de las decisiones que puede adoptar el BCE en su reunión de mañana.

La reunión que celebra este jueves el Banco Central Europeo (BCE) evaluará el grado de acomodación de la política monetaria. En este contexto, debe tenerse en cuenta que el presidente de esta institución, Mario Draghi, ha reconocido que existe riesgo de no cumplir con el objetivo de estabilidad de precios en la Zona Euro, es decir, de mantener el nivel de inflación por debajo pero cercano al 2%. Un objetivo que, en diferentes comparecencias, Draghi ha calificado como irrenunciable debido a que “la credibilidad de un banco central se basa en cumplir con su mandato”.

En este sentido, según los datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), la tasa de crecimiento de los precios en términos anuales, es decir, la inflación interanual, se sitúa en un 0,4%, un 1,6% por debajo del mandato establecido por el BCE. Lo que sin duda incrementa el riesgo de que la deflación acabe siendo una realidad. La causa del reducido nivel de precios viene en parte explicada por la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro y la ralentización en el crecimiento de algunas economías emergentes como China y Brasil.

A corto plazo, si se tiene en cuenta las expectativas sobre ralentización de crecimiento de las economías emergentes, y la posible subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), lo que implicaría una mayor depreciación del euro frente al dólar, un incremento de los precios resulta cuanto menos probable.

En este sentido, lo normal es que el Banco Central Europeo anuncie nuevos estímulos para mantener el nivel de acomodación monetaria en un nivel estable. Para ello, el presidente del BCE podría rebajar aún más el tipo de interés facilidad de depósito, lo que sin duda, tendría un efecto positivo sobre las exportaciones. Pero también podría ampliar el potencial de la compra de deuda (Quantitative Easing), incrementando su cuantía actual de 60.000 millones de euros mensuales, su composición y/o su duración. Recordemos que, en un principio, este programa de compras del BCE tiene previsto mantenerse hasta septiembre del 2016.

Por lo tanto, en la última reunión del año del BCE, se espera que la institución se embarque en una travesía en rumbo contrario a la hoja de ruta prevista por la FED, marcada por la posible subida de tipos de interés de referencia de la economía americana.

Deje un comentario