La crisis ha reducido el tamaño medio de las empresas españolas |
Portada » Economía » La crisis ha reducido el tamaño medio de las empresas españolas

La crisis ha reducido el tamaño medio de las empresas españolas

Por José Julián Martín , 16 julio, 2015
Apie

Apie

La crisis ha reducido el tamaño medio de las empresas españolas. No sólo ha aumentado el peso relativo de las microempresas (las de menos de diez empleados) sino que éstas han reducido su tamaño medio. Esta es una de las principales conclusiones del Informe de la Empresa Mediana Española 2015, elaborado por el Círculo de Empresarios y presentado hoy en Madrid.

Y es que, como explica Elena Pisonero, directora del proyecto y presidenta de Hispasat, “en el mundo en que vivimos para poder crecer hay que tener un cierto tamaño“.

La comparativa de nuestro tejido empresarial en el marco de la Unión Europea permite constatar la reducida dimensión media de nuestras empresas (4,6 empleados) prácticamente la mitad de la correspondiente a países como Reino Unido o Alemania.

A la vez que se reduce la dimensión de las microempresas, las empresas grandes y medianas consiguen incrementar su tamaño (en términos de empleados por empresa) pero reducen su peso relativo en el tejido empresarial. De esta forma, se polariza la dualidad del tejido empresarial español: muchas empresas de muy reducida dimensión y pocas grandes y medianas, pero de menor tamaño.

Las empresas grandes aportan más empleo que antes de la crisis ya que el ajuste de las plantillas durante la misma ha sido menor en las empresas de mayor dimensión. Estas empresas también aumentan su contribución a la producción (VAB) en dos puntos porcentuales desde 2009, hasta situarla en el 36% del total en 2015. La aportación de las empresas medianas españolas se cifra en un 17,6%, superior a la de países como Reino Unido y Francia, con una mayor presencia de este segmento en su población empresarial.

Las diferencias en la productividad agregada entre países se explican sobre todo por el tamaño de sus empresas, más que por la especialización sectorial. Por tanto, las ganancias potenciales en la productividad agregada no se encuentran tanto en la reasignación de factores entre sectores (cambio en la composición sectorial) como en el aumento de la dimensión empresarial dentro de cada sector (cambios organizativos intrasectoriales).

De hecho, el impacto en la productividad para el tejido empresarial español es de un aumento del 13% si tuviera la distribución por tamaño de las empresas alemanas y de un 4,8% si la composición por sectores fuera la misma.

Tanto es así, que según Pisonero, “las empresas medianas españolas son más productivas que la media de la Unión Europea”.

Deje un comentario